Wednesday, July 27, 2016

EL PAPA VISITARÁ CAMPO DE CONCENTRACIÓN


Papa Francisco anuncia visita a Auschwitz


auschwitz
Entrada al campo de concentración de Auschwitz. Foto: Archivo.
El Papa Francisco visitará el próximo día 29 de julio al antiguo campo de concentración nazi Auschwitz. El líder religioso, en su vuelo de regreso a Roma procedente de Armenia, anunció que no dará discursos en esos lugares símbolos del horror.
“No viví la experiencia de Juan Pablo II, cuyos compañeros de clase eran la mitad judíos, pero tuve y tengo amigos judíos”, recordó Francisco.
“Se nos ha preguntado dónde estaba Dios cuando se produjo el Holocausto, pero dónde estaba el hombre: esta pregunta es la desmentida más clamorosa de la solidaridad humana en nuestra época”, afirmó. Jorge Bergoglio dijo que “cada judío muerto es una bofetada a Dios en nombre de los ídolos”.
auschwitz-museo1
Uniforme de las víctimas. Foto: Archivo.
En su visita prevista a Auschwitz, en Polonia, el próximo 29 de julio el Papa, eligió el silencio, y pide el don del llanto ante el horror. No habrá discursos en los lugares donde los nazis exterminaron de modo planificado y sistemático a millones de personas, en su mayoría judíos.
Podría ayudar a sintonizar con el silencio y el llanto su reflexión, referida en escritos anteriores, de cuando era el arzobispo de Buenos Aires, y entabla un diálogo con su amigo el rabino Abraham Skorka.
El papa latinoamericano eligió un camino distinto del de Juan Pablo II, que en su primer viaje a Polonia en 1979 celebró una misa cerca de Auschwitz y habló del Holocausto en la homilía, y de Benedicto XVI, en 2006, hizo lo propio en Auschwitz1 y Auschwitz dos, además de hacer “un grande discurso que no estaba en el contexto litúrgico”, como destacó el padre Federico Lombardi.
El ceremonial de la visita prevé que el pontífice se ubique cerca del tristemente célebre arco, ingrese a pie pasando debajo, se detenga en oración en la “plaza del llamado”, el lugar donde el franciscano Maximiliano Kolbe se ofreció en lugar de un padre de familia que había sido elegido para ser asesinado.
photo1
Zapatos pertenecientes a las víctimas. Foto: Archivo.
Recibida por la primer ministra, Beata Szydlo, Francisco encontrará en forma individual a 10 sobrevivientes, el último de los cuales le entrega una vela en el muro de la muerte, donde se ejecutaban prisioneros. Luego encenderá una lámpara que ofrece como donación al campo.
En el edificio donde está la celda de Kolbe, se recogerá en oración. El 29 de julio es el día de la condena a muerte del franciscano, hace 75 años, y la celda es el lugar de su muerte por hambre, varios días más tarde.
A la salida el Papa firmará el libro de honor. Bergoglio se trasladará a Birkenau-Auschwitz2, en el cual se perpetraron la mayor cantidad de los exterminios, y donde se seleccionaban las personas de los trenes de deportación.
El Papa continuará en el monumento a las víctimas, una serie de grandes lápidas que recuerdan las distintas naciones, en las 23 lenguas de los prisioneros.
El Papa será recibido por el primer ministro y el director del museo, prosigue a pie frente a las lápidas conmemorativas, y encuentra a 25 justos de las naciones.
Luego entonarán el canto del salmo 130, “De profundis”, escrito por un rabino en hebreo, una invocación de angustia desde el alma profunda, hacia Dios, que conserva un sentido de esperanza y que, en la melodía, es absolutamente conmovedor.
Poco después, el párroco de un pueblo donde vivía una familia católica que fue exterminada por haber albergado a judíos, leerá en polaco el texto del salmo. Entre los sobrevivientes que encontrará el Papa, hay una señora judía de 101 años, que alberga en su casa a un joven que llegó a Polonia para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud.
En el coloquio con el rabino Skorka, el entonces arzobispo Bergoglio cuenta haber “leído hace poco, con mucho esfuerzo porque me repugnaba, un libro prologado por Primo Levi, titulado ‘Comandante en Auschwitz'”.
El autor es Rudolf Hoss, ex comandante de ese campo de concentración que, una vez encarcelado, decidió escribir sus memorias.
(Con información de ANSA).

No comments:

Post a Comment