La aspirante a la Casa Blanca, Hillary Clinton, y el senador por Vermont, Bernie Sanders (Reuters)
La aspirante a la Casa Blanca, Hillary Clinton, y el senador por Vermont, Bernie Sanders (Reuters)
 
"La Secretaria ganó el proceso de nominación. La felicito por esa victoria. Ella será la candidata demócrata para la presidencia", afirmó Bernie Sanders quien, por primera vez este martes, se unió a Hillary Clinton en un acto de campaña celebrado en un liceo de Portsmouth, en New Hampshire, en el noreste de Estados Unidos.
"Voy a ser todo lo posible para asegurarme que ella sea la siguiente presidente de los Estados Unidos", insistió el senador por Vermont, que a finales de junio admitió que votaría por Clinton y se comprometió a impedir la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre.
Durante este último año, "la lección profunda que he aprendido es que no se trata de Hillary Clinton o de Bernie Sanders (…). Se trata de las necesidades del pueblo estadounidense de resolver la crisis gravísima que enfrentamos", dijo Sanders, quien agregó: "No me cabe la menor duda de que Clinton es la mejor candidata".
El senador agradeció al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y al vicepresidente, Joe Biden, por su "liderazgo" y por haber "sacado al país de una terrible recesión". "Es fácil olvidarse, y los republicanos quieren que nos olvidemos de donde estábamos siete años atrás cuando Obama asumió la presidencia", dijo Sanders, quien añadió: "Hemos avanzado muchísimo".
"No es un secreto que Hillary Clinton y yo discrepamos en numerosos asuntos. Pero estoy feliz de anunciar que (…) ha habido un importante acercamiento entre ambas campañas y produjimos, por lejos, la plataforma más progresista de la historia del Partido Demócrata", concluyó Sanders.
En un repaso de los ejes centrales de su programa de campaña, la aspirante demócrata a la Casa Blanca se refirió al tema de las armas, en relación directa con los dos hombres afroamericanos muertos a manos de uniformados la semana pasada. Clinton llamó a sacar "las armas de guerra" de las calles y acabar con "el racismo sistemático".
Estados Unidos tiene que "reconstruir la confianza y el respeto entre nuestras fuerzas de seguridad y nuestras comunidades, a las que ellos sirven". Este proceso "va a requerir el esfuerzo de todos", indicó la ex secretaria de Estado.
"Juntos somos más fuertes", afirmó Clinton, quien agradeció el apoyo del senador y reconoció su labor en la campaña al "crear un movimiento que ha logrado motivar a los más jóvenes del país para involucrarse en la vida política". La aspirante demócrata aseguró que junto a Sanders, vencerá a Trump, y construirá el "futuro de Estados Unidos".