Peggy Knobloch tenía 9 años cuando el 5 de mayo de 2001 desapareció cuando regresaba a su casa luego de una jornada escolar. En ese entonces, el caso conmovió a la opinión pública alemana y la policía y el ejército se movilizaron para encontrarla, incluso en otros países. Quince años después, parece que las autoridades están a punto de resolver parte del misterio del caso: sus restos habrían sido hallados cerca de la casa donde vivía en Thueringen, Bavaria.
Durante años los investigadores se movilizaron a Turquía, República Checa, entre otros puntos insólitos, en busca de supuestas pistas falsas que llevaban hasta esos países, lejos de donde la pequeña vivía. Luego de su presunto secuestro, no hubo pistas que pudieran orientar a las autoridades en algún sentido. Todas las versiones podían ser ciertas. O falsas.
El caso de Peggy Knobloch trascendió las fronteras de Alemania. Los investigadores llegaron hasta Turquía buscando pistas que pudieran determinar qué ocurrió con la pequeña de 9 años
El caso de Peggy Knobloch trascendió las fronteras de Alemania. Los investigadores llegaron hasta Turquía buscando pistas que pudieran determinar qué ocurrió con la pequeña de 9 años
El macabro hallazgo fue por casualidad. Se dio mientras un habitante de la zona estaba buscando hongos en un bosque cercano a Thueringen el sábado pasado y dio aviso a la policía de Bavaria, sin saber que quizás estaba ayudando a dilucidar un misterio de 15 años. Allí pudo ver algunos huesos que estaban enterrados superficialmente, lo que llamó su atención. El lugar está situado entre Nordhalben y Rodacherbrunn, a unos 14 kilómetros de la propiedad de los Knobloch.
Hoy, en diálogo con la BBC, el fiscal del caso, Herbert Potzel, confirmó que lo "más probable" es que los restos hallados en cercanías de la propiedad de la familia de Peggy pertenezcan a ella, aunque todavía se deben esperar a las pruebas de ADN para determinar con certeza del 100 por ciento si se trata de ella.
El caso avanzó en 2002, cuando un hombre con dificultades de aprendizaje confesó haber asesinado a Peggy luego de abusar sexualmente de ella. El hombre fue condenado de por vida, pero por su estado mental fue internado en una unidad psiquiátrica. Nunca señaló dónde estaba el cuerpo de la niña. En 2014 su sentencia fue revocada y fue liberado.
Además de los restos de la niña, en el operativo –en el que participaron 100 oficiales y agentes especializados– la policía pudo recoger pertenencias que se cree que la menor tenía al momento de su rapto. Cuando llegaron sólo podían verse unos cuantos huesos, pero al excavar hallaron más.
El caso es comparado en el Reino Unido con el de Madeleine McCann, la niña desaparecida en una playa de Portugal el 3 de mayo de 2007. Todavía no se sabe qué pasó con la pequeña y por el caso no hay detenidos.
El caso de Peggy Knobloch recuerda al de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida en Portugal en 2007 (AP)
El caso de Peggy Knobloch recuerda al de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida en Portugal en 2007 (AP)