Tuesday, June 14, 2016

VENEZUELA RECHAZA AYUDA, PESE A QUE EL PUEBLO SE ESTÁ MURIENDO DE HAMBRE


El Tribunal Supremo declara inconstitucional una ley para el ingreso de ayuda humanitaria


Protesta por la falta de medicamentos. Caracas, 31 de marzo de 2016. (AFP)
El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela declaró inconstitucional la ley de salud que aprobó la mayoría opositora en el Parlamento para exigir al Gobierno del presidente Nicolás Maduro que autorice el ingreso de ayuda humanitaria al país, reporta la AFP.
"La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia del 9 de junio del año en curso, declaró la inconstitucionalidad de la Ley Especial para Atender la Crisis Nacional de Salud, sancionada por la Asamblea Nacional en sesión del 3 de mayo de 2016", informó la instancia este lunes.
El Ejecutivo demandó a la directiva del Legislativo por "usurpación de funciones" por haber pedido a la Organización de Estados Americanos (OEA) debatir la severa crisis del país.
Este lunes arrancó la Asamblea General de la OEA con la crisis venezolana como telón de fondo, aunque su secretario general, Luis Almagro, aseguró que no impondrá el tema en la agenda de discusiones.
El TSJ vetó la normativa de salud "por usurpar competencias atribuidas al Ejecutivo Nacional en materia de estados de excepción, así como en lo que atañe a la dirección de las relaciones exteriores".
"La sala fundamentó su decisión en el carácter exclusivo de las competencias que ejerce el presidente de la República en virtud de la vigencia del estado de excepción", que el Gobierno decretó a principios de año para combatir una supuesta "guerra económica" que atribuye a la oposición y al sector privado.
Según la máxima corte, "al pretender obligar al Ejecutivo Nacional a aceptar la cooperación internacional, incluso cuando no haya mediado una solicitud previa, (la ley) incurrió en una inconstitucional cesión de parte de la soberanía del Estado venezolano a los organizaciones internacionales y países cooperantes".
La Federación Farmacéutica de Venezuela calcula en un 85% la carestía de medicinas, pese a que el Gobierno ha anunciado en los últimos dos meses asignaciones millonarias de divisas para importar toneladas de medicamentos e insumos hospitalarios desde Cuba, India, Irán y China.
El TSJ especuló que los cooperantes internacionales "tendrían la potestad de decidir en qué va a consistir dicha cooperación y con qué calidad y condicionalidad sería entregada".
Además, advirtió que la normativa obliga "a la recepción de productos medicinales que podrían estar en etapa de investigación (pre comerciales), así como, de fármacos susceptibles de afectar la salud y de prohibida administración en seres humanos o productos que, pudiendo fabricarse en el país, su libre ingreso afecte a la industria farmacéutica nacional".
El diputado opositor José Olivares afirmó en un comunicado que, "con esta sentencia, Nicolás Maduro y el TSJ destruyen la esperanza de miles de venezolanos".
Desde que la oposición asumió la mayoría de la Asamblea Nacional, el TSJ ha fallado a favor del chavismo y recortado poderes al legislativo.
Caracas rechaza la ayuda humanitaria de la OEA
Entretanto, el embajador de Venezuela ante la OEA, Bernardo Álvarez, reiteró el rechazo de su Gobierno a instalar un canal humanitario en su país.
"Creemos en la ayuda humanitaria, pero distinto es utilizarla en el marco que se está utilizando, que esconde un deseo intervencionista que es inaceptable", dijo el embajador durante su alocución el lunes en la Asamblea General del organismo en Santo Domingo.
Álvarez respondía así al pedido de un corredor humanitario para el ingreso de medicinas que había hecho minutos antes Adolfo Flores Padrón, un venezolano de 25 años que participó en la reunión en representación de los jóvenes.
Tras el comentario del embajador, Flores Padrón dijo en rueda de prensa que "la crisis de escasez de alimentos y medicinas no espera una fecha".
"La situación de Venezuela es grave y nosotros estamos aquí para denunciar y encender las alarmas de la comunidad internacional", dijo.
"No estamos pidiendo la intervención de ningún estado extranjero", aseguró.
Venezuela se enfrenta a la escasez de la mayoría de los productos básicos, una inflación de 180,9% en 2015 y una de las tasas de crimen más altas del mundo.
Luis Almagro y los jefes de las delegaciones de los 34 países que componen la OEA conversaron el lunes con miembros de la sociedad civil previamente a la inauguración formal de la Asamblea General de la organización.

No comments:

Post a Comment