Sunday, June 12, 2016

MASACRE EN ORLANDO, FLORIDA: CINCUENTA MUERTOS Y 53 HERIDOS EN UNA DISCOTECA GAY


El atacante, identificado como Omar Mateen, tendría vínculos con el Estado Islámico.


Orlando, Florida, 12 de junio, 2016


 La masacre perpetrada en la discoteca Pulse por un hombre fuertemente armado dejó además medio centenar de heridos. El atacante, identificado como Omar Mateen, tendría vínculos con el Estado Islámico.
Un hombre armado mató a tiros a al menos 50 personas e hirió a otras 53en la madrugada del domingo en la discoteca Pulse, un club nocturno gay en Orlando, Florida, antes de ser abatido por la policía, en lo que autoridades describieron como un "acto de terrorismo interno".
Esta es la peor de la historia de EEUU provocada por tiroteos masivos, según el sitio web Shootingtracker.com, que registra eventos similares ocurridos en el país.
El atacante fue identificado como Omar Mateen, y según un oficial del FBI podría tener vínculos con el Estado Islámico, aunque aclaró que su identidad sería confirmada en las próximas horas, al igual que sus nexos con el grupo extremista.
Reportes de prensa señalan que el Mateen, nacido en Estados Unidos, era un padre de familia que vivía con su esposa y un hijo en Port Saint Lucie, una comunidad floridana cercana a Orlando.
El tiroteo comenzó cuando un oficial de la policía que trabajaba como guardia de Seguridad en el interior del club intercambió disparos con el sospechoso, a eso de las dos de la madrugada, según un informe policial citado por la agencia Reuters.
Rápidamente se produjo una situación con rehenes y tres horas más tarde entró en el local un escuadrón policial que abatió mortalmente al atacante. Cerca de 320 personas se encontraban en el interior del club en el momento del tiroteo.
Un video colgado en YouTube captó el momento del enfrentamiento del atacacante con la policía desde el exterior del club nocturno.
"A las cinco de la mañana se tomó la decisión de rescatar a los rehenes. Nuestros agentes intercambiaron disparos con el sospechoso, que murió", dijo el jefe de policía de Orlando, John Mina, en una conferencia de prensa.
El funcionario dijo que al menos un agente resultó herido en el tiroteo, pero añadió que la intervención policial salvó al menos 30 vidas.
El senador por Florida, Marco Rubio, llamó a los ciudadanos a donar sangre para asistir a los heridos en el tiroteo en un mensaje publicado en la red social Twitter:
Mina añadió que el sospechoso estaba armado con un rifle de asalto y una pistola, así como también un "dispositivo" no identificado.
La policía no facilitó de forma inmediata la identidad del atacante, ni tampoco dio detalles sobre posibles motivaciones, pero la masacre fue considerada "terrorismo" por las autoridades locales.
"¿Si lo consideramos un acto de terrorismo? Absolutamente, lo estamos investigando desde todos los ángulos como un acto de terrorismo", dijo Danny Banks, agente especial del departamento de seguridad de Florida.
"Si se trata de terrorismo local o internacional, es algo que claramente dilucidaremos", añadió.
Cuando se le preguntó si el atacante pudo haber tenido inclinaciones extremistas o simpatía por Estado Islámico, Ronald Hopper, asistente del agente a cargo del FBI, dijo: "Tenemos indicios de que el sujeto pudo haber tenido inclinación hacia esa ideología en particular. Pero por ahora no lo podemos afirmar".
Javer Antonetti, un hombre de 53 años, declaró al diario local Orlando Sentinel que estaba cerca de la parte trasera de la discoteca cuando escuchó los disparos.
"Hubo muchos disparos, al menos cuarenta", dijo.
La policía dijo que había llevado a cabo una "explosión controlada" después de que se inició el tiroteo, pero no explicó los motivos.
El tiroteo ocurre un día después de que un hombre disparó fatalmente el viernes por la noche a la cantante Christina Grimmie, mientras firmaba autógrafos tras un concierto en Orlando. La artista de 22 años saltó a la fama a través de YouTube y por su participación en el programa "The Voice".
Las víctimas mortales de la matanza en el club homosexual en Orlando (EE.UU) ascienden a 50 personas, a los que hay que sumar 53 heridos, informaron hoy las autoridades en una conferencia de prensa.
El jefe de la Policía de Orlando, John Mina, explicó, en una rueda de prensa, que el número de víctimas mortales dentro del club es de “aproximadamente 20”, si bien no aportó un dato más concreto porque la gravedad de algunos heridos podría elevar la cifra.
El tiroteo, que empezó en torno a las 02:00 hora local (06:00 GMT), está siendo investigado como un “acto de terrorismo”.
El supuesto responsable del tiroteo, que portaba un fusil de asalto y una pistola y se atrincheró con rehenes en el local, murió en un enfrentamiento con las fuerzas del orden, indicó Mina.
“Nuestros agentes dispararon al sospechoso”, afirmó.
“Al menos nueve agentes estuvieron implicados en el tiroteo del sospechoso. Un agente resultó herido, pero parece que el casco (de fibra sintética) salvó su vida”, explicó Mina, al recalcar que el supuesto tirador estaba “organizado y bien preparado”.
Apuntó también que el sospechoso llevaba un “artefacto” y “posiblemente” tenía otro “en su automóvil”.
Mina agregó que el suceso no guarda relación con el tiroteo que el pasado viernes acabó con la vida de la cantante Christina Grimmie, conocida por su intervención en el popular programa de televisión “The Voice”, al finalizar un concierto en Orlando.
Por su parte, el alcalde de la ciudad, Buddy Dyer, expresó su pesar por el “muy horroroso crimen” e instó a la población a “ser fuerte”.
“Somos una comunidad fuerte y resiliente”, afirmó el alcalde en la rueda de prensa.
Numerosos vehículos de emergencia acudieron a la discoteca y varias víctimas fueron evacuadas en ambulancias, mientras otras yacían fuera del local en el suelo ensangrentadas y atendidas por policías, según las imágenes emitidas por los medios locales.
La Policía de Orlando confirmó que efectuó una “explosión controlada” cerca del club, pero no aportó más detalles, mientras el Cuerpo de Bomberos también desplegó un equipo de desactivación de artefactos explosivos, indicó el diario local “Orlando Sentinel”.
El club Pulse, situado en el centro de Orlando, publicó en su página de Facebook un mensaje en el que pedía que todo el mundo saliera del local y corriese.
“Tan pronto tengamos información, actualizaremos a todo el mundo. Por favor, tengan a todo el mundo en sus oraciones mientras afrontamos este trágico evento. Gracias por sus pensamientos y amor”, agregó el club en Facebook.
Un testigo citado por la televisión local WESH aseguró haber oído unos 40 disparos y otro testigo dijo que un amigo suyo resultó herido y se encerró en un aseo de la discoteca.
La testigo Rosie Feba, que logró escapar del local junto a su novia, indicó que el tiroteo comenzó cerca de la hora del cierre.
“Ella me dijo que alguien estaba disparando. Todo el mundo se tiró al suelo”, relató Feba, que al principio pensó que “no era real”, sino que “era parte de la música, hasta que vi el fuego de su pistola”. EFE
---
Más de 50 muertos y 53 heridos en una discoteca en Orlando, Florida.
Las autoridades investigan si se trat[o de un acto de terrorismo. El autor de la masacre murió.
Un hombre portando un rifle y una pistola tomó como rehenes y abrió fuego en una discoteca a las 2 de la mañana del domingo, matando aproximadamente 20 personas e hiriendo otras 42 ante de morir en una balacera con miembros de la SWAT que llegaron al rescate alrededor de las 5 de la mañana.
El hecho está siendo investigado como un acto de terrorismo, informó la Policía. El supuesto responsable del tiroteo, que portaba un fusil de asalto y una pistola, fue abatido en un enfrentamiento con agentes de las fuerzas del orden, afirmó el jefe de la Policía de Orlando, John Mina, en una rueda de prensa.
No precisó si hay más atacantes, como han asegurado algunos testigos del suceso.
Numerosos vehículos de emergencia han acudido a la discoteca y varias víctimas han sido evacuadas en ambulancias, informaron los medios locales. La televisión local WFTV apuntó que los heridos fueron trasladadas al Centro Médico Regional de Orlando, si bien se desconoce su estado. Sí se sabe que entre los heridos hay un policía.
El tiroteo ocurrió en torno a las 02:00 hora local (06:00 GMT), cuando el atacante se atrincheró con rehenes en el club, donde la Policía sospechó en un principio que podía haber un artefacto explosivo. La situación es todavía “muy confusa”, señaló un reportero de la cadena local de televisión WESH.
El club Pulse, situado en el centro de Orlando, publicó en su página de Facebook un mensaje en el que pedía a todo el mundo que saliera del local y corriese, tras conocerse el tiroteo.
Un testigo citado por WESH aseguró haber oído unos 40 disparos, si bien las fuerzas del orden no lo han corroborado, y otro testigo dijo que un amigo suyo resultó herido y que se encontraba encerrado en un aseo de la discoteca.
La testigo Rosie Feba, que logró escapar del local junto a su novia, indicó que el tiroteo comenzó cerca de la hora del cierre. “Ella me dijo que alguien estaba disparando. Todo el mundo se tiró al suelo”, dijo y añadió que al principio pensó que “no era real”. “Pensaba que era parte de la música hasta que vi el fuego de su pistola”, agregó la testigo.
(EFE)

No comments:

Post a Comment