Saturday, June 18, 2016

HAMBRE: AUMENTAN LOS SAQUEOS VIOLENTOS EN TODA VENEZUELA. HABLA LA IGLESIA




La escasez de alimentos llega al 83% y se han registrado 250 asaltos a comercios en 5 meses
 
Destrozos en una tienda de Cumaná, que se libró de ser saqueada
AFPLUDMILA VINOGRADOFFCorresponsal En Caracas -abc internacional
18 de junio, 2016
Cuando un kilo de lentejas alcanza los 6.900 bolívares, la mitad del salario mínimo (15.000 bolívares, 25 dólares), y el hambre aprieta porque no hay dinero para comprar, es cuando los venezolanos salen a la calle desesperados a saquear comercios con el riesgo de ser detenido o, en el peor de los casos, perder la vida. El único grito que se oye en las calles es «tenemos hambre». Los saqueos han continuado de manera intermitente, pero en ascenso. Los saqueadores no avisan. Desvalijan los comercios de noche y de día, a cualquier hora, y se benefician del terror que producen las turbas, el desorden, llantos y gritos de los propietarios o clientes que pierden en minutos el dinero de muchos días de trabajo. «Todos mis ahorros, el esfuerzo de mi vida entera y el de mi familia invertidos en esta panadería y ahora todo destruido», decía entre lágrimas Joaquín Márques, un pequeño empresario de origen portugués que se había establecido en Cumaná, estado de Sucre.
En Cumaná y sus alrededores se han registrado en los últimos días numerosos saqueos con el saldo de más de 400 detenidos, la mayoría menores de edad. Unas 150 tiendas fueron desvalijadas, entre ellas muchas que no vendían alimentos ni medicinas, porque el vandalismo se aprovecha del hambre existente.

Comercios desvalijados

Rubén Saud, presidente de la Cámara de Comercio de Cumaná, aseguró que los comercios han sido desvalijados y destruidos. En el estado Anzoátegui, los saqueos se han extendido a Puerto La Cruz y Barcelona y las autoridades han detenido a ocho personas, según el gobernador regional, Nelson Moreno. El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social ha registrado más de 250 saqueos en los primeros cinco meses del año. La escasez de alimentos y medicamentos se ha disparado a más del 83%.
«El país es una bomba a punto de explotar y el revocatorio es la válvula de escape», afirma Capriles
Por su parte, el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, sostiene que «en Venezuela ya hay un estallido social, lo que no queremos es que sea generalizado e incontenible, por eso insistimos en una solución pacífica, que es el referéndum revocatorio. ¿Qué pasaría en el país si se cierra la vía democrática? Eso sería echarle gasolina al fuego, aumentaría la conflictividad y acabaría con la paciencia del pueblo, que es lo que estamos empezando a ver en la calle. El país es una bomba a punto de explotar y el revocatorio es la válvula de escape».
Capriles negó la tesis chavista de que existe una guerra económica contra el Gobierno. «Aquí lo que hay es una guerra del gobierno contra el pueblo. El Gobierno acabó con la producción nacional y ahora pretende ser el único proveedor de alimentos con los Clap («soviets» de alimentación). ¡Eso es una bomba de relojería!».

Iglesia Católica: Gobierno no busca soluciones a causas de protestas en Cumaná (comunicado)


Un grupo de personas busca comida en la basura en la avenida Bermúdez de Cumaná. Foto: Miguel González
Un grupo de personas busca comida en la basura en la avenida Bermúdez de Cumaná. Foto: Miguel González
 La Patilla
El Arzobispo de Cumaná y los sacerdotes emitieron un comunicado en rechazo a los hechos ocurridos en Cumaná, en el que hubo un muerto y varios heridos.
En el comunicado dicen que “vemos con honda preocupación la situación dramática que está sufriendo toda la ciudad de Cumaná y poblaciones circunvecinas. Tenemos muy presente lo sucedido en Cerezal (Municipio Ribero), y lamentamos los graves hechos acaecidos; nos solidarizamos con la familia del joven fallecido y los once heridos que aún permanecen bajo atención médica”.
Expresa el comunicado que “la situación vivida el pasado martes catorce (14) del presente mes en nuestra ciudad capital, que debería estar en paz celebrando los quinientos años de su fundación, tiene su causa en múltiples factores, siendo el más inmediato el desabastecimiento de los insumos básicos, alimentos y medicinas. Pero a ello se suman la creciente delincuencia, la inseguridad habitual y el crecimiento de la pobreza crítica. La gravedad de los recientes acontecimientos ha conmovido a toda la ciudad y la mantiene con temor al punto de que los comercios no han abierto del todo sus puertas. Nos deja con insatisfacción la actitud de los entes gubernamentales, al no enfrentar con soluciones reales esta situación y atribuirla sólo a factores políticos”.
Comunicado
A los fieles católicos y a la ciudadanía del Estado Sucre
Misericordia, solidaridad y paz en el Señor.
En vista de los acontecimientos de violencia y saqueo suscitados en estos días en contra de las personas y sus bienes, el Arzobispo y los sacerdotes vemos con honda preocupación la situación dramática que está sufriendo toda la ciudad de Cumaná y poblaciones circunvecinas. Tenemos muy presente lo sucedido en Cerezal (Municipio Ribero), y lamentamos los graves hechos acaecidos; nos solidarizamos con la familia del joven fallecido y los once heridos que aún permanecen bajo atención médica.
La situación vivida el pasado martes catorce (14) del presente mes en nuestra ciudad capital, que debería estar en paz celebrando los quinientos años de su fundación, tiene su causa en múltiples factores, siendo el más inmediato el desabastecimiento de los insumos básicos, alimentos y medicinas. Pero a ello se suman la creciente delincuencia, la inseguridad habitual y el crecimiento de la pobreza crítica. La gravedad de los recientes acontecimientos ha conmovido a toda la ciudad y la mantiene con temor al punto de que los comercios no han abierto del todo sus puertas. Nos deja con insatisfacción la actitud de los entes gubernamentales, al no enfrentar con soluciones reales esta situación y atribuirla sólo a factores políticos.
El Presbiterio Arquidiocesano comparte los sufrimientos con todos los habitantes de esta ciudad y llama a la solidaridad, al respeto por las personas y los bienes ajenos, y a compartir cristianamente lo poco que tenemos con los más necesitados. Rechaza categóricamente las acciones vandálicas, los destrozos de los comercios y bienes de consumo, ya que dificultan la vida y no favorecen en nada a la sociedad. Insistimos en que nuestras autoridades cumplan y garanticen de manera eficaz los derechos de los ciudadanos, particularmente la salud, la alimentación, la seguridad y la tranquilidad.
Pedimos a Nuestra Señora de Altagracia, Patrona de la Arquidiócesis, que bendiga y acompañe a nuestro pueblo de Cumaná.
Cumaná a los dieciséis días del mes de junio de 2016.
Por el Presbiterio.
+ Diego Rafael Padrón Sánchez
Arzobispo de Cumaná
Pbro. Aníbal Aquino Flores
Vicario General
Pbro. César Acuña
Vicario Episcopal de Pastoral

No comments:

Post a Comment