Saturday, June 18, 2016

COLOMBIA: PILOTO VENZOLANO Y EL CARTEL DE LOS SOLES


Piloto del cartel de los Soles habría buscado negocios con bandas de crimen organizado en Colombia
Un vuelo ilegal que salió en noviembre del año pasado del estado Apure , en Venezuela, hasta Honduras con 1.600 kilos de cocaína, aparece entre los cargos de Estados Unidos contra el capitán de las Fuerzas Militares venezolanas Yazenky Antonio Lamas Rondón, capturado el pasado jueves en Bogotá, cuando pretendía regresar a su país, publica El Tiempo de Colombia.

A este hombre, de 36 años, lo señalan los agentes de la DEA por más de un centenar de vuelos del narcotráfico que al menos en la última década salieron de territorio venezolano hacia Centroamérica y Estados Unidos.

Lamas Rondón había llegado a Bogotá el 7 de junio y de inmediato las autoridades norteamericanas solicitaron a Interpol la emisión de una circular roja para lograr su captura.

Este militar venezolano es considerado por Estados Unidos uno de los pilotos del ‘cartel de los Soles’, la mafia enquistada en los altos mandos venezolanos que, según Washington, maneja decenas de toneladas de cocaína colombiana que sale a través del vecino país rumbo a Norteamérica y Europa.

Lamas, según la Corte del distrito de Columbia, es el “enlace aeronáutico” de los narcos que usan ese país como plataforma de envíos.

“La solicitud de Circular Roja a Interpol la hicimos cuando estuvimos seguros de que había salido de Venezuela y que lo podíamos capturar en cualquier país de los 190 que mantienen el convenio. Haberla solicitado antes era ponerlo en alerta y nunca habría salido de Venezuela”, le dijo a El Tiempo una fuente cercana a la investigación.

Lamas concentró su actividad en el estado Apure, que limita con Colombia por Arauca y Norte de Santander. “Los aviones salían sin carga desde México y llegaban al estado de Apure. Allí los recibía Lamas Rondón, los cargaba con cocaína y salían hacia Haití, Honduras, República Dominicana y las Bahamas”, se lee en un documento de Estados Unidos al que tuvo acceso este diario y que hace referencia a vuelos entre los años 2014 y 2015.

El capitán había pedido la baja en el 2008, pero, según las fuentes del caso, mantenía sus contactos con las Fuerzas Militares venezolanas.

Siga leyendo en  El Tiempo

No comments:

Post a Comment