Thursday, May 5, 2016

DIJIMOS "NUNCA MÁS" A LOS HORRORES DEL HOLOCAUSTO, PERO...

Se conmemora un nuevo Día del Holocausto y el Heroísmo

Ariel Gelblung Por: Ariel Gelblung
Ariel Gelblung, representante del Centro Simon Wiesenthal para América Latina, recuerda a los seis millones de judíos víctimas del nazismo


 5 de mayo, 2016
Mi mamá nació en Buenos Aires en 1943.
Ama a sus nietos con el alma, como cualquier abuela.
Pero esa tarea la aprendió sola.
Ella nunca conoció a un abuelo o abuela que le enseñara cómo se quiere a un nieto.
Ellos y sus tíos y sus primos forman parte de los seis millones que los nazis se empeñaron en borrar de la faz de la Tierra.
Nunca olvidaremos a las víctimas, a los seis millones entre los que había un millón y medio de niños Para recordarlos, hoy el calendario prevé el llamado IOM HASHOA VE HAGVURÁ. En hebreo, día del holocausto y el heroísmo.
Porque de todas las efemérides posibles, elegimos la del Día del Levantamiento del Ghetto de Varsovia. Un hito que indica un punto de inflexión en la historia judía. Cuando los ya condenados a traslados a campos de exterminio decidieron resistir y pasar de ser ganado que remitían en trenes al matadero a una fuerza de oposición que durante semanas les demandó a los nazis el uso de tanques y artillería.
Fue una declaración de principios. Se trató de decir "acá estamos" y seguiremos estando.
Nunca olvidaremos a las víctimas, a los seis millones entre los que había un millón y medio de niños. A esos bisabuelos que jamás conocí.

Pero también rendimos homenaje a los que nos enseñaron que debemos hacer valer nuestro derecho a la vida, a la existencia y a enfrentar a los nuevos odios con firmeza.
Nuestra tarea es aprender de las lecciones que este día nos deja, para construir un mundo sin racismo, xenofobia ni discriminación. Nuestra tarea es aprender de las lecciones que este día nos deja, para construir un mundo sin racismo, xenofobia ni discriminación.
El campo de concentración de Auschwitz

Nuestro mentor Simon Wiesenthal soñaba con encontrarse luego de su muerte en el más allá con las víctimas que no pudieron, como él, sobrevivir a los campos de exterminio, y poder decirles: "Yo nunca los olvidé".
Nosotros tampoco lo haremos. Ese es nuestro compromiso.

Ariel Gelblung, representante del Centro Simon Wiesenthal para América Latina
infobae

No comments:

Post a Comment