Monday, April 4, 2016

EL MALO, EL BUENO, Y EL PATITO FEO

 
ELBUENOELFEOYELMALOilustración original de “Katungo”
Por, Luis Alberto Ramírez “Katungo”- Especial para Nuevo Acción 
Hace unos días escuché un comentario de Carlos Alberto Montaner en el que aseguraba que Fidel Castro había reprimido a Raúl por haber permitido que Obama llegara tan lejos, y me dio risa, si, porque que a estas alturas del juego se aparezca Carlos Alberto Montaner asegurando que (según sus fuentes dentro de Cuba) Fidel reprimió a Raúl, me parece más un chiste que otra cosa. ¿Es que acaso no habrán entendido aun la estrategia de la “revolución”? Fidel no escribió esa carta, no pudo haberlo hecho porque Fidel esta senil y de lo único que habla es de la ley de la relatividad, la velocidad de la luz y cualquier jerigonza que le venga al zapato viejo que tiene en la cabeza. La estrategia es la del policía malo, el bueno y el patito feo. En este caso Fidel es el malo, Raúl el bueno y la población (Pueblo) el patito feo, aquel del que todos se burlan (Ver ilustración que encabeza este artículo)
Lo que pasó fue que el control se les fue de las garras y hubo que echar mano de su instinto de sobrevivencia. El gobierno de Cuba no busca acercamiento con los Estados Unidos, lo que busca es la manera de sobrevivir a la catástrofe que le espera cuando en definitiva el único sustento que le queda se vaya a bolinas. Cuba sin Venezuela (último reducto del castrismo en Hispanoamérica) no es nada, y ellos saben perfectamente bien que no pueden regresar a los tiempos de apagones y periodos especiales, porque ya los cubanos no son los mismos y ni el mismísimo policía malo los podrá detener.
A raíz de las palabras de Obama en el Gran Teatro de la Habana se atrincheraron los soldados de la revolución y la ofensiva parece no tener final. Primero, y con conocimiento previo del discurso de marras, las fauces del castrismo se congregaron en el teatro y comenzó la batalla. La prensa llegó hasta insultar al Presidente estadounidense llamándolo “negro sueco” (sueco para los cubanos en sinónimo de tonto) Luego se han apresurado a hilvanar uno por uno los cuestionamientos de Obama. Bruno Rodríguez reitera que no puede haber relaciones sin la entrega del territorio de Guantánamo, la indemnización y el fin del “bloqueo”. Malmierca dijo recientemente en Méjico que el reglamento laboral cubano estipula que no puede haber libre contratación y que las inversiones extranjeras deben ser en conjunto con el Estado cubano. Por otra parte las convocatorias a la solidaridad con la carta del policía malo son una tras otra. El llamamiento al desfile del primero de Mayo es en solidaridad con la revolución cubana, la soberanía, la independencia y en apoyo irrestricto al modelo socialista cubano.
No pudo haberle salido mejor la jugada, por eso es que cierran el juego. Raúl ha quedado como el hombre pragmático que quiere mejorar el modo de vida nacional, Fidel es el viejo ortodoxo, opuesto a cualquier acercamiento con el Imperialismo y el Pueblo o más bien la “población” como ellos llaman a las masas en Cuba, queda de nuevo como el imbécil del que siempre se han burlado.
Lo que hizo Obama ya no tiene retroceso, ahora ellos se encargarán de aceptar o no las aperturas a su manera. Los cruceros van pero restricciones aplican, las inversiones, Google; todo lo que ellos puedan manipular va, lo que no, no. No habrá acercamiento libre entre familias, irá a Cuba el que a ellos les dé la gana; nada de entrar un cubano con un pasaporte que no sea expedido por ellos, nada de inversionistas cubanos radicados en el exterior, todo se hará a su modo. Y de nuevo el enemigo del norte los saca del atolladero, una vez más se burlan del Pueblo, el exilio y de los mismos idiotas que se creen cubanólogos.
El malo no es Fidel porque ya no le queda espíritu ni para eso, el bueno no es Raúl porque su historia no lo respalda y el pato feo sigue siendo el pueblo cubano… hasta un día.

No comments:

Post a Comment