Thursday, April 14, 2016

EL “CHE” GUEVARA Y LA RELIGIÓN. PRIMERA PARTE. Del libro “ERNESTO GUEVARA de la SERNA

Aristócrata, Aventurero y Comunista”. Mendoza, Año 2008. Por sus padres, por su cuna, CELIA DE LA SERNA debió haber sido católica, y piadosa, además


ELCHEARISTOCRATAAVENTUREROYCOMUNISTA 
14 de abril, 2016
Por, Lic. Gabriel Pautasso
Sus progenitores la enviaron al colegio de las monjas del Sagrado Corazón – Sacre Coeur, en realidad, pues se trataba de un colegio francés – en Buenos Aires, donde cursó el secundario, dando muestras de ascetismo.
Pero, una serie de circunstancias la fueron apartando de su fe, volviéndola una anticlerical neta y hasta dura irreligiosa. “Si bien de su madre CELIA recibió una clásica educación católica en la escuela del Sagrado Corazón, pronto el ambiente librepensador, radical o francamente de izquierda del hogar de su hermana la transformaría en un personaje aparte: feminista, socialista, anticlerical, en Castañeda, Jorge G. op. Cit., 24. La familia Llosa era muy católica.
El primero de esos accidentes, sin duda, estuvo en su casamiento y en el modo en que éste se apuró, con ERNESTO GUEVARA LYNCH, individuo cuando menos agnóstico, sino “un ateo convencido, criado de esa manera”.
Luego, vino en influjo de quien suplantó a su madre, su hermana CARMEN, la cual al casarse con el escritor comunista CAYETANO CÓRDOBA ITURBURU, “policho”, se afilió también al PCA y catequizó en el marxismo a toda su parentela.
En tal círculo familiar, con tendencia al matriarcado, el que las madres se tornaron impías, no sería para nada irrelevante.
Peleas con un sacristán en Alta Gracia, apartaron definitivamente a CELIA de las prácticas del culto. Uno, en 1956, CELIA ha escrito a su hijo ERNESTO. El 15 de julio de ese año EG le contesta. Entre otras apreciaciones le dice: “Otra cosa rara que te noto es la repetida cita de Tata Dios, espero que no vuelvas a tu redil juvenil”. Singular. La siguiente es que al llegar a Buenos Aires HILDITA GUEVARA GADEA, acompañada de su madre, en 1956, se produjo este hecho: “Antes del regreso de su nuera a Lima, decidieron bautizar a HILDITA, sus padrinos fueron Don ERNESTO y la joven CELIA”.
Otra influencia coadyuvante en ese mismo sentido fue la de la abuela ANA LYNCH ORTIZ, atea a la manera radical irlandesa (típica de los pueblos cristianos; por reacción desmedida al modo de ser nacional, tal como los españoles de baja condición cultural se cuentan entre la gente más blasfema de la tierra. ¿En qué otra parte de la tierra se pueden oír las palabrotas contra la Virgen o la Hostia que se oyen en el bajo pueblo español…? Escucharlos causa un escalofrío horripilante y una indignación sin límites. 
“PEPE” GONZÁLEZ AGUILAR, fue ella quien se ocupó específicamente de alejar a su familia de la religión. Esto se tradujo en el indiferentismo que él apreció en el contexto familiar de los GUEVARA en Alta Gracia:
YO era religioso en aquella época; iba a misa llevado por mi madre, y no recuerdo haber visto a los GUEVARAS. Las dos chicas sí: hicieron la primera comunión, pero los hombres no. Los padres tampoco. Eran de familia católica, tenían los chicos bautizados, tenían los ritos, hábitos católicos, pero no los practicaban”. 
Dato que confirma el mismo ROBERTO GUEVARA DE LA SERNA:
LAQUIEBRADELARELIGIONSEGUNKARLMARX“La formación que tuvimos de un anticlericalismo total. La mamá más. Era muy anticlerical… Nosotros jamás fuimos a misa.
ANA MARÍA (o ISABEL, según varios autores) LYNCH, dice JORGE G. CASTAÑEDA, era “liberal e iconoclasta”, y “sería la única abuela que conociera EL CHE y la relación con ella lo marcaría profundamente”.
A la luz de lo que llevamos trascrito, creemos que el cuadro que traza JON LEE ANDERSON, refleja cabalmente la cuestión:
“A diferencia de la mayoría de sus vecinos, los padres de ERNESTO sustentaban posiciones anticlericales. La madre de GUEVARA LYNCH era ATEA y le había dado una educación laica. CELIA, menos segura en sus posiciones debido a su educación  religiosa, conservó durante toda su vida una inclinación hacia el aspecto espiritual de la vida. Cuando llegaron a Alta Gracia, CELIA asistió a la misa dominical con los niños, pero su esposo asegura que lo hizo por “el espectáculo” más que por algún resto de fe religiosa”. 
“Con todo, a pesar de sus posiciones libertarias, los GUEVARA manifestaban la contradicción entre las creencia y la práctica común a muchos católicos dubitativos. Jamás abandonaron del todo los ritos tradicionales que “aseguraron su aceptación por esa sociedad conservadora. Aunque no asistieran a la Iglesia, los GUEVARA hicieron bautizar sus hijos en el rito católico. ERNESTITO ESTABA BAUTIZADO: su PADRINO ERA EL ADINERADO PEDRO LEÓN ECHAGÜE y convenido a éste que buscara fortuna en Misiones.
Sin embargo, cuando ERNESTO ingresó en la escuela, CELIA había dejado de concurrir a misa y los GUEVARA pudieron que se eximiera a sus hijos de las clases de religión- ROBERTO recuerda que en los partidos de futbol después de clase se enfrentaban equipos de creyentes y no creyentes, los “no” siempre perdían, pocos…eran tan pocos”.
Hubo, pues, una evolución negativa en las creencias y en las prácticas de la familia GUEVARA. El padre, ateo o agnóstico en teoría, de hecho permaneció indiferente. La madre –como el caso de “LA PASIONARIA” española DOLORES IBARRURI, que de la Acción Católica pasó al Partido Comunista-, EXCESIVA COMO ERA DE SUYO, DE JOVEN DEVOTA devino en antirreligiosa militante, fanática, como su suegra. Y, entre nuera y suegra se encargaron de convertir (subvertir) al bautizado ERNESTITO en un muchacho a-religioso. DOÑA CELIA DE LA SERNA cursó su secundario en un colegio para niñas de alta sociedad, el Sagrado Corazón, y era entonces una católica ferviente que “introducía trocitos de vidrios en su calzado para martirizarse y hasta pensó en convertirse en monja. Más tarde, con esa pasión, se proclamó agnóstica. Un caso parecido al de la IBARRURI lo constituye la CHILENA ,ARTA HARNECKER, quien también pasó de la Acción Católica a la categoría de agitadora de comunista-castrista, escribiendo manuales de divulgación marxista y sirviendo en el DEPARTAMENTO AMÉRICA, del PCC, presidido por su marido MANUEL “BARBARROJA” PIÑERO LOSADA. La misma MARTA HARNECKER que, según “BENIGNO” (DANIEL ALARCÓN RAMÍREZ), ha puesto a su nombre ingentes cantidades de dinero, sacadas de CUBA y colocadas en los bancos de SUIZA, en complicidad con “BARBARROJA”. Acá lo pasional no quita lo conveniente, ni lo comunista lo financiera.
Además de todo esto, algunas lecturas – pensamos en concreto, en las obras de FEDERICO NIETZSCHE- deben haber completado el ciclo de la incredulidad. Lo cierto es que ERNESTO GUEVARA, por manera alguna podía ser considerado un cristiano, o tan siquiera un DEÍSTA:
“NO ES UN CRISTO, ÉL MISMO SE LO ESCRIBIÓ A SU MADRE, NO CONTABA CON DIOS ALGUNO QUE LE ASEGURARA LA GLORIA”.
Pero hay más. Pasó del antropocentrismo racionalista al antropoteísmo marxista – “EL HOMBRE ES UN DIOS PARA EL HOMBRE” (LUDWING FEUERBACH)  y, tras ello, al odio por lo SACRO, por cualquier religación con la Causa Primera y ni que decir, con el Crucificado.
 (Continuará)

No comments:

Post a Comment