Wednesday, April 13, 2016

AYER FUERON LOS CINCO ESPÍAS, HOY ES ANA BELEN

 
 Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
14 de abril, 2016
El gobierno de Cuba está empeñado en lograr la libertad de Ana Belen la puertorriqueña que espió a favor de la Habana en la década de los 90.
Pero ¿quién es Ana Belén?
Ana Belén Montes, la analista del Pentágono que durante 17 años pasó información secreta  a La Habana, está considerada uno de los espías “más dañinos” en la historia de los Estados Unidos, superando al famoso Aldrich Ames que trabajó para Moscú.
De película
Su historia, según sus biógrafos, es de película y así se está gestando gracias a los amigos del regimen en Hollywood, que están pensando en un film, aunque no hay noticias oficiales al respecto todavía.
Ana Belen Montes nació en Alemania Occidental el 28 de febrero de 1957 y fue detenida y acusada de espionaje cuando era analista de alto rango sobre temas cubanos en la Agencia de Inteligencia del Pentágono.
Fue arrestada el 21 de septiembre de 2001 acusada del delito de “conspiración para cometer espionaje” a favor del gobierno cubano, después de que Cuba descubriera la existencia de una cierta red norteamericana secreta de espionaje electrónico.
En octubre del mismo año, se declaró culpable y en 2002 fue condenada a 25 años de cárcel y 5 de libertad vigilada. El Gobierno de los Estados Unidos la considera responsable de la muerte de al menos uno de sus agentes en Centroamérica.
Burló detectores de mentiras
Belen Montes estaba preparada para los análisis que se le hicieron, donde superó varias pruebas de detectores de mentiras durante su periodo de servicio y al caer bajo sospecha, sin ser detectada, tal como ocurrió con el espía Aldrich Ames.
Finalmente las pruebas fueron superiores a su capacidad de mentir y reconoció ser culpable del delito de espionaje. En octubre de 2002 fue sentenciada a 25 años de prisión más cinco años adicionales de eventual libertad condicional
Belen Montes nació en la entonces Alemania Occidental  donde su padre prestaba sus servicios como médico para el Ejército de los Estados Unidos. Su familia posteriormente se mudó a Topeka, capital del estado de Kansas y posteriormente a Towson, Maryland, donde se graduó en la escuela secundaria de Loch Raven 1975.
En 1979 obtuvo en diploma en relaciones internacionales en la Universidad de Virginia y en 1988 obtuvo un master en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins.
Ideas izquierdistas y disgusto en la familia
Su padre, de origen puertorriqueño, tenía posiciones fuertemente conservadoras que chocaban y lo hacían tener una relación tirante con ella y sus ideas radicales.
En septiembre de 1985, Montes dejó sus funciones en el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, para unirse al Ministerio de  Defensa. Su primera asignación fue en la Base de la Fuerza Aérea (AFB) de Bolling, en Washington DC, donde trabajaba como investigadora especialista en tareas de inteligencia.
Cuba: Cuándo fue reclutada es un misterio.
En 1992, Belen Montes fue seleccionada para un Programa especial de Analisis y fue enviada a la Isla como oficial encubierta para estudiar el funcionamiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba. Los fiscales federales encargados de su acusación posteriormente alegarían que ella ya había comenzado a trabajar para el régimen comunista cubano poco tiempo después de haberse unido al Pentágono en 1985.
Belen Montes era la analista de inteligencia especializada en Cuba de más alta jerarquía dentro del escalafón del Ministerio y logró avanzar rápidamente a través de los rangos de dicha organización, en la que sus colegas la consideraban como una persona responsable y confiable, sin que nadie notara en esos días que era espía para los servicios del gobierno cubano
Códigos con Cuba
  En los documentos donde se especifican los cargos levantados contra Belen Montes, los fiscales federales que la acusaron alegaron que: “(...) Montes se comunicaba con el Servicio de Inteligencia Cubano a través de mensajes codificados y recibía instrucciones vía transmisiones cifradas de onda corta desde Cuba”. Además, Belen Montes se comunicaba con sus controladores cubanos mediante mensajes numéricos codificados escritos en papeles, los que luego transmitía a sus controladores cubanos a través de teléfonos públicos ubicados en el área del propio Distrito de Columbia o en el vecino estado de Maryland. Los códigos que usaba solían incluir las frases “Recibí mensaje” o “Peligro”.
Los fiscales más tarde afirmaron que toda la información que transmitía estaba escrita en papel soluble al agua, lo que le permitía destruirlos fácilmente
En el transcurso de la investigación judicial se determinó que Belen Montes pasó una “considerable cantidad” de información clasificada al gobierno de Cuba, incluyendo las identidades reales de cuatro espías, información que aparentemente contribuyó a la muerte de un soldado estadounidense de operaciones especiales en América Central.6
Arresto
Ana Belen fue finalmente arrestada el 20 de septiembre de 2001, mientras se encontraba en su oficina, por agentes del FBI
Los fiscales afirmaron que la espía había tenido acceso privado a información clasificada sobre las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, relacionada a la entonces inminente invasión estadounidense de Afganistán en octubre de 2001 (poco después de los ataques terroristas del 11 de septiembre) de ese año, y naturalmente ellos no querían revelar esta información a enemigos potenciales.
 En 2002, Belen Montes se declaró culpable de los cargos que se habían levantado contra ella, los cuales le podrían haber valido la pena de muerte.
Finalmente fue sentenciada a 25 años de prisión en octubre de ese año, luego de haber llegado a un acuerdo con la fiscalía, especificando el tipo de información que había efectivamente pasado a los servicios de inteligencia cubanos.
Según su abogado defensor, Plato Cacheris, Belen Montes cometió actos de espionaje debido a razones morales, como que “ella sentía que los cubanos eran tratados injustamente por el EE.UU.”.
Prisión 
 Ana Belen se encuentra encarcelada en la prisión del Federal Medical Center Carswell, Texas en una unidad reservada para las veinte reclusas más peligrosas de EE.UU. Según consta en el listado elaborado por el Oficina Federal de Prisiones de los Estados Unidos, las instalaciones de esa cárcel están ubicadas en la base aeronaval en Fort Worth y proveen servicios médicos y de salud mental a delincuentes del sexo femenino.  Entre sus compañeras de prisión ha estado Lynette Squeaky Fromme, una simpatizante de Charles Manson que trató de asesinar al presidente Gerald Ford.
La fecha tentativa de liberación es el 1 de julio de 2023
 Alegatos específicos
 En 2007, el agente de contrainteligencia del Ministerio de Defensa Scott W. Carmichael, declaró  que fue Ana Belen Montes quien alertó a los agentes cubanos de inteligencia acerca de un campamento clandestino del Ejército estadounidense en El Salvador, durante la guerra civil que asoló a esa nación centroamericana durante la década de 1980.
Carmichael afirmó que Ana Belen sabía acerca de la existencia de ese campamento de las Fuerzas Especiales, justamente porque ella lo había visitado tan sólo unas semanas antes de haber sido atacado por las guerrilleros izquierdistas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), entonces organización armada marxista aliada a la Cuba de Fidel Castro.
Carmichael, quien encabezó la investigación contra Belen, la acusó de ser directamente responsable por la muerte del sargento boina verde Gregory A. Fronius, quien resultó muerto el 31 de marzo de 1987 en la localidad salvadoreña de El Paraíso,en el departamento de Chalatenango, durante un ataque guerrillero.
 Carmichael caracterizó el daño causado por la espía, al Pentágono y a otras agencias de inteligencia estadounidenses como “excepcionalmente grave” y afirmó que ella comprometió un “programa de acceso especial” al cual él mismo no tenía acceso, a pesar de que era el principal investigador del caso de espionaje en contra de Belen.
También alegó que muchos dentro de la comunidad estadounidense de inteligencia creían que la infiltración por parte de Montes no era la excepción, sino más bien la regla, y que el servicio de inteligencia cubano tenía numerosos espías y agentes encubiertos o topos dentro de las agencias de inteligencia estadounidenses.
Daños 
Las agencias militares y de inteligencia estadounidenses estuvieron durante años evaluando los efectos ocasionados por los delitos de Montes, y en una audiencia en el Congreso una agente a cargo de la investigación dijo que Ana Belen había sido “uno de los espías más dañinos en la historia de EE.UU.”
La oficial de contrainteligencia Michelle Van Cleave dijo al Congreso que Belen comprometió “todos los programas de recopilación de inteligencia enfocados en Cuba”, y también es probable “que la información que pasó a La Habana contribuyó a causar la muerte y daños a estadounidenses y a fuerzas pro EE.UU. en América Latina”.

Engaños
Ana Belen engañó en sus informes. En una entrevista con la cadena de noticias CBS News, que tuvo lugar el 6 de mayo de 2002, el ex subsecretario de Estado John Bolton afirmó que un informe oficial estadounidense de 1998, el cual Belen había tenido una contribución importante se concluyó que Cuba no representaba una amenaza militar significativa para los Estados Unidos o para la región.
 Bolton agregó que, debido a las actividades de espionaje de Ana Belen Montes, no era posible excluir la posibilidad de que el entonces gobierno del presidente Bill Clinton haya podido soslayar la potencial amenaza que supuestamente representaba Cuba, debido a la entonces influencia de Montes en el ministerio de Defensa y la forma en la que preparaba sus “blandos” informes en esa agencia federal.
La familia 
El Washington Post  pone de relieve que Belen Montes, además de traicionar a su país, también fue desleal con su hermana Lucy Montes, una agente del FBI que trabajó en el desmantelamiento en 1998 de la Red Avispa, integrada por más de una docena de agentes cubanos, y también con su hermano, Tito, igualmente agente especial del FBI, y con quien era entonces su novio, un oficial de inteligencia en el Pentágono.
El Post reseña que su hermana Lucy le escribió una carta el 6 de noviembre de 2010 en la que le confiesa que nunca le manifestó sus pensamientos antes porque como estaba presa lo creyó cruel pero que al cabo de los años había decidido decirle que ella debía saber que había arruinado la vida de su madre.
“¿Por qué hiciste realmente lo que hiciste?,le señala en la misiva, Porque te hizo sentirte poderosa. Sí, Ana, querías sentirte con poder. Tú no eres altruista, no fue ´el bien superior´ lo que te preocupaba, eras tú. Necesitabas poder por encima de otras personas (…) Tú eres una cobarde”.
No obstante, Lucy dijo al periódico que cuando su hermana salga de prisión estará esperándola tras haberle ofrecido que viva en su casa unos cuantos meses hasta que pueda establecerse en otro lugar. “No hay nada admisible en lo que ella hizo. Pero por otro lado no siento que deba volverle la espalda, porque es mi hermana”.

Sin arrepentimientos
Ana Belen Montes nunca se ha arrepentido de sus delitos.
“Las estrictas reglas de prisión le prohíben a Montes hablar con la prensa y con otras personas a excepción de unos pocos a amigos y familiares
Incluso en su correspondencia privada, rehúsa pedir perdón”. Según un articulo de The Washington Post, Belen ha dicho que estuvo justificado lo que hizo porque EE.UU. ha hecho al Gobierno cubano “algunas cosas que son terriblemente crueles e injustas”.
En una carta que escribió a un sobrino adolescente, según destaca el Post, Belen dice: “Debo lealtad a principios y no a ningún país, Gobierno o persona. No debo lealtad a EE.UU. , a Cuba, a Obama o a los hermanos Castro o a Dios”.
Hoy el gobierno de La habana la premia con la atención especial que le está dando y cuya propagandainternacional  ya se está moviendo a traves de embajadores de la Cultura como lo es el cantautor cubano Silvio Rodriguez.
El apoyo del gobierno castrista aunque es encubierto por ahora, busca a la larga pagar lealtades. Al igual que ocurrió con los cinco espías el réigmen tratará de lograr poner en libertad a la espía que tanto hizo por proporcionarle vital información y material de alta importancia desde los Estados Unidos.
 Con datos de wikipedia.org
y The Washington Post

No comments:

Post a Comment