Wednesday, March 2, 2016

UN SIMBÓLICO MARZO PARA CUBA


La visita de Obama a Cuba está envuelta en un simbolismo extraordinario
 |   |


Barack Obama (AP)
Angélica Mora
NUEVA YORK, Estados Unidos.- Primero, visitará Cuba Barack Obama. Llegará el 21 de marzo, envuelto en un simbolismo extraordinario que pareciera preparado para decir que el presidente de los Estados Unidos arriba junto a la primavera, en el día que se inicia esa floreciente estación en el hemisferio norte.
La visita de Obama a Cuba coincide con el juego del equipo de Tampa Bay Rays y peloteros cubanos. ¿Lanzará el visitante la primera bola en el histórico juego? Muy posible esto…  y mucho más.
En el juego político, Obama cumplirá su sueño de pasar a la historia como el primer mandatario de EE.UU. que visita la Isla en 88 años y luego de casi medio siglo de una Guerra Fría entre La Habana y Washington.
Sin embargo, no todo tiene el color de los cerezos en flor. El Mandatario estadounidense arribará a Cuba sin que se hayan establecido bases de cambios democráticos, en una nación sometida a una férrea dictadura por más de 57 años
Habrá, en las 48 horas que permanezca en la Habana, muchas promesas de parte y parte, pero sin nada concreto que pueda cambiar y otorgar una mejor vida a sus habitantes, que seguirán buscando su futuro en tierras extranjeras.
Obama llega también en el momento en que los cubanos recuerdan otra primavera, pero ésta de color negro, que demostró la ferocidad del régimen frente a una oposición pacífica.
En las páginas de consulta se dice muy escuetamente que “se conoce como la Primavera Negra de Cuba a la serie de arrestos contra detractores del gobierno de Fidel Castro ocurridos durante la primavera de 2003”.
Sin embargo, no se describe el trasfondo de lo que fue la persecución, casa por casa, de sus 75 integrantes, que se limitaban a pedir cambios en sus voces y escritos.
También se olvidan decir que en esa primavera del 2003, el 20 de marzo para ser precisos,  Orlando Zapata Tamayo fue arrestado y en mayo de 2004 condenado a 3 años por “desacato”, “desórdenes públicos” y “resistencia”.  Tampoco se recuerda que ese joven negro, sometido a varios juicios adicionales, murió en huelga de hambre en febrero de 2010, pidiendo por otros presos, ante la indiferencia del gobierno cubano.
Asimismo, también por esa época, fueron rechazados internacionalmente los pedidos de clemencia, y fueron ejecutados sumariamente tres procesados por secuestrar un ferry en La Habana, intentando escapar de Cuba. Hoy hay todavía integrantes de este grupo, que cumplen condenas en cárceles de la Isla
En este mes, también llegan los Rolling Stones con su cargamento de música, que hace algunos años fue prohibida y perseguida por Fidel Castro.
La banda británica tocará sus bulliciosos temas un Viernes Santo, día de profundo recogimiento en la Iglesia Católica.
Quizás eso mismo está demostrando el tono de lo que puede ser la nueva Cuba, la que quiere presentar Raúl Castro a los ojos maravillados y ciegos del mundo: una Isla, con una monolítica dictadura, que no respeta religiones ni concede espacios, abierta a recibir, pero no a dar nada a cambio.

No comments:

Post a Comment