Friday, March 4, 2016

ACTUALIZADO: BRASIL, DETIENEN E INTERROGAN A LULA DURANTE TRES HORAS


4 marzo 2016 
Lula detenido
El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva abandonó la comisaría de la Policía Federal a la que fue conducido hoy a declarar, tras un interrogatorio que se prolongó por más de tres horas ante los responsables por la investigación del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras. Lula, que había sido detenido y llevado a la comisaría de la Policía Federal en el aeropuerto de Congonhas de Sao Paulo a las 8.00 hora local.

La Policía Federal detiene a Lula y registra su casa

Agencias | Brasilia | 4 Mar 2016


El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva. (AFP)
La Policía Federal de Brasil detuvo al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva para interrogarlo el viernes en una operación contra la corrupción y blanqueo de dinero, y dijo que beneficios ilegales habían financiado campañas y gastos del gobernante Partido de los Trabajadores, informa Reuters.
La policía dijo en un comunicado tener pruebas de que Lula recibió beneficios ilícitos de un esquema de soborno de la estatal Petroleo Brasileiro S.A. (Petrobras) en la forma de pagos y bienes raíces de lujo.
"El expresidente Lula, además de ser el líder del partido, fue el responsable final de la decisión sobre quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de estos delitos", dijo la policía en el comunicado.
"Hay evidencia de que los delitos lo enriquecieron y financió campañas electorales y al tesoro de su grupo político", agregó.
Según la prensa brasileña, las autoridades también se llevaron de manera coercitiva a la esposa de Lula, Marisa, y a sus tres hijos, así como al presidente del Instituto Lula, Paulo Okamoto, para tomarles testimonio.
Por su parte, la Fiscalía de Paraná, a cargo de la investigación del megafraude en Petrobras, dijo que "hay evidencias de que el expresidente Lula recibió valores oriundos del esquema Petrobras por medio del envío y reforma de un apartamento tríplex y de una finca en Atibaia, de entrega de muebles de lujo en las dos propiedades y de almacenaje de los bienes por una empresa de transporte", reportó la AFP.
Lula niega ser propietario del tríplex en un balneario del estado de Sao Paulo y de la finca. La fiscalía sospecha que los predios fueron reformados por grandes constructoras brasileñas, que a cambio obtenían contratos en la estatal Petrobras.
"También son investigados pagos al expresidente realizados por empresas investigadas en la 'Operación Lava Jato', a título de supuestas donaciones y conferencias", añadió la Fiscalía en un comunicado.
La Policía dijo que, en la última fase de la investigación sobre la Operación Lava Jato (lavadero de autos), ejecutó 33 órdenes de registro y 11 de detención en distintas ciudades, entre las que se incluyeron dos en Sao Bernardo do Campo, donde vive Lula. Unos 200 policías y 30 auditores de la oficina de impuestos federales participaron en la operación del viernes.
La fundación de Lula dijo en un comunicado el jueves que el expresidente no cometió actos ilegales antes, durante o después de su período presidencial.
Su detención podría ser el mayor evento hasta ahora en una investigación sobre presunta corrupción en Petrobras, que ha involucrado a legisladores y a algunos de los más poderosos ejecutivos de negocios de Brasil.
Decenas de manifestantes se agolparon frente a la residencia allanada de Lula, algunos para apoyarlo y otros para repudiarlo, y varios se enfrentaron a golpes, constataron periodistas de la AFP.
Lula, que gobernó Brasil desde 2003 hasta 2010, continúa siendo una de las figuras políticas más influyentes de Brasil y su destino está estrechamente ligado al de su sucesora, la presidenta Dilma Rousseff, y al del partido que fundó, el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).
La Operación Lava Jato es considerada la mayor investigación anticorrupción de la historia de Brasil y ya ha enviado a prisión o amenaza con hacerlo a parlamentarios, gobernadores, exfuncionarios y algunos de los principales empresarios del país.
Los allanamientos se producen un día después de un vendaval político en Brasil tras la filtración de supuestas declaraciones de un senador oficialista, Delcidio Amaral, acusando a Rousseff de interferir en la investigación del escándalo en Petrobras y a Lula de estar al tanto del esquema de corrupción.
El artículo con supuestas declaraciones de Amaral publicado por la revista IstoÉ encendió la ira del Gobierno y la propia Rousseff advirtió indignada que las filtraciones a la prensa no pueden ser usadas como un arma política, y que el combate a la corrupción es y seguirá siendo la prioridad de su Gabinete.

No comments:

Post a Comment