Friday, February 26, 2016

SEGÚN CUBA, LOS ACERCAMIENTOS COMENZARON MUCHO ANTES QUE CON OBAMA

Una historia secreta entre Cuba y EEUU: Lo que no dice la película “El puente de los espías” 

Fidel Castro y James Donovan en Playa Girón.  Fidel usa el reloj de buceo que le regalara Donovan.

Fidel Castro y James Donovan en Playa Girón. Fidel usa el reloj de buceo que le regalara Donovan.
26 febrero 2016 

Cubadebate
Publicado National Security Archive Briefing Book No. 542
Editado por Peter Kornbluh
El “Meta-Diplomático” estadounidense James Donovan (Tom Hanks) es el protagonista de la película nominada al Oscar, “El puente de los espías”, y en la vida real el principal artífice de la liberación de cientos de presos en Cuba. Archivos secretos de la CIA y de la Casa Blanca revelan la misión de Donovan para negociar el restablecimiento de las relaciones con el gobierno de Fidel Castro, que proporcionan el telón de fondo histórico del próximo viaje de Obama a Cuba. La CIA estableció grupo de trabajo secreto para apoyar las negociaciones Donovan-Castro- “¿Sabe usted cómo los puercoespines hacen el amor?”, le preguntó Donovan a Fidel. (Véase más abajo la respuesta)
Washington DC, 26 de Febrero, 2016 – Con el apoyo encubierto de la CIA, James Donovan, la figura central en la película nominada al Oscar, “El puente de los espías”, llevó a cabo las primeras negociaciones secretas con Fidel Castro, según archivos de la Casa Blanca y de la CIA publicados hoy por el Archivo de Seguridad Nacional – que proporcionan un fundamento histórico poco conocido para el próximo viaje del presidente Obama a Cuba.
Los documentos muestran que tras la Crisis de Octubre, Donovan compartió con Fidel Castro propuestas para la mejora de las relaciones de Estados Unidos y Cuba y predijo que, con el tiempo, “se podría llegar a un acuerdo de puntos de vista”.
Dirigida por Steven Spielberg y nominada a la mejor película, mejor actor de reparto, mejor guión original y otros tres premios Oscar, que se darán a conocer el 28 de febrero, “El puente de los espías” representa en la historia de la Guerra Fría los esfuerzos tenaces de un abogado de Nueva York, James Donovan, para negociar el famoso intercambio entre el piloto Francis Gary Powers, capturado en un U-2 estadounidense en la URSS, y agente de inteligencia soviético Rudolf Abel, preso en EEUU.  El dramático intercambio de febrero de 1962, en el puente berlinés de Glienicke (sito en la localidad de Potsdam, Alemania) le valió a Donovan -interpretado por el actor Tom Hanks en la película- el apelativo de “meta-diplomático”.
Sin embargo, sólo unas pocas semanas más tarde, el Fiscal General Robert Kennedy en secreto reclutó a Donovan para llevar a cabo una misión aún más dramática e igualmente digna de una película de espías de Hollywood: la negociación con Fidel Castro de la liberación de más de 1100 prisioneros tras el fracaso de la invasión de Playa Girón, apoyada por la CIA; y a partir de entonces, la liberación de unas dos docenas de ciudadanos estadounidenses encarcelados en Cuba por delitos contrarrevolucionarios, entre ellos tres miembros de la División de Servicios Técnicos de la CIA, capturados tras la instalación de dispositivos de escucha en La Habana.

Proyecto Misericordia

La historia de la misión secreta de Donovan a Cuba se codificó en el llamado “Proyecto Mercy”, y sus extensas deliberaciones con Castro se cuenta en el libro recientemente publicado, Diplomacia encubierta con Cuba: Historia de las negociaciones secretas entre Washington y La Habana. “En la naturaleza respetuosa de sus conversaciones”, según el libro, “Castro encontró el primer representante confiable de Estados Unidos con quien podría hablar seriamente de cómo La Habana y Washington podrían moverse hacia la restauración de la civilidad y la normalidad en medio de las ondas oscuras de Playa Girón y la crisis de los misiles cubanos.”
Después que Donovan negoció, en vísperas de la Navidad 1962, el retorno de 1113 prisioneros de Playa Girón -también obtuvo permiso de Castro para que más de 5000 miembros abandonaran la Isla-, oficiales de la CIA lo presionaron para obtener la liberación de los tres agentes encubiertos que habían sido detenidos en 1960, mientras plantaban micrófonos en el techo del edificio del servicio de noticias de China. Durante el transcurso de varias reuniones en La Habana entre enero y abril de 1963, Castro expresó un claro interés de utilizar la liberación de los prisioneros para abrir la puerta a las conversaciones para la normalización de las relaciones. Después de una reunión a finales de enero, Donovan informó a la Casa Blanca y a la CIA que el principal ayudante de Fidel “abordó el tema de restablecer las relaciones diplomáticas con los Estados Unidos”.
La CIA, el Departamento de Estado y The National Security Council (NSC) trataron de influir en el presidente Kennedy sobre la respuesta que daría EE.UU. al interés de Castro en un acercamiento. Funcionarios del Departamento de Estado sugirieron que Donovan “debía ir a dar un paseo de una semana en la playa con Castro” y establecer unas no-negociables precondiciones para las conversaciones sobre la mejora de las relaciones: cortar los lazos de Cuba con la URSS, y poner fin a la interferencia cubana en otras partes de América Latina. Un memorando de la CIA titulado “Instrucciones para James Donovan” (citado en Diplomacia encubierta con Cuba) añadió que Castro “debe ser persuadido de expulsar a los comunistas de su gobierno”.
SIGUE

No comments:

Post a Comment