Saturday, January 23, 2016

LA "ELITE" ATACA A TRUMP

...es hasta divertido ver como todo un grupo de políticos-intelectuales ataca al hombre que ocupa el primer lugar en todas las encuestas del país.

Foto: ja.wikipendia.org 
Por Herman Beals
Nueva York, 23 de enero, 2016
No hay peor sordo que quien no quiere oir. Indudablemente la elite del Partido Republicano sufre de pronunciada sordera.
 La revista National Review, que en el pasado fue una especie de orgulloso portavoz del partido conocido como GOP (El Viejo Gran Partido) por sus siglas en inglés, reunió a una veintena de “intelectuales conservadores” para que escribieran toda una edición de la publicación pidiendo a los propios militantes del partido que cesen de apoyar la candidatura presidencial del billonario Donald J. Trump.
Y lo hicieron con deleite, sin importarles que con ello hacían aún más amplia la brecha existente entre la elite o “establecimiento” atrincherado en Washington y un amplio sector de la base que vive en el resto de los Estados Unidos.
Además de que Trump no es considerado lo suficientemente caballero, el establecimiento pone en duda las credenciales conservadoras de Trump, lo cual --según los llamados intelectuales-- podría destruir el partido si es que gana las elecciones primarias, es declarado candidato presidencial y -Dios nos libre- llega a la Casa Blanca.
Quizás esto no deja de ser irónico. Quizás no todos los que escribieron sus artículos para National Review escribieron loas para Mitt Romney en las pasadas elecciones, pero muchos de ellos pasaron por alto el hecho de que ese candidato no era suficientemente conservador para millones de votantes que prefirieron quedarse en sus casas antes que ir a sufragar, lo cual contribuyó a la reelección del demócrata Barack Obama.
Una de las muchas objeciones del establecimiento es que la candidatura de Trump haría difícil que los republicanos mantengan las mayorías que tienen actualmente en la Cámara de Representantes y el Senado porque el billonario tornado político “espantaría “ a los votantes.
Quizás esa teoría pueda tener algo de cierto, pero quienes la rechazan hacen notar un hecho indudable: la actual mayoría republicana no ha hecho nada para contrarrestar las iniciativas de Obama y ha permitido que el país siga sumiéndose en deuda lo cual es un “no no” para una inmensa proporción de la base republicana.
Trump no perdió tiempo en reaccionar diciendo que la revista tiene pocos lectores y ha perdido su pasada influencia.
Algunos articulistas opinaron que los ataques aparecidos en la revista más bien podrían beneficiar a Trump y, al mismo tiempo, hacer más profunda el divorcio entre el establecimiento y la base que vota. Sólo el tiempo lo dirá, pero es hasta divertido ver como todo un grupo de políticos-intelectuales ataca al hombre que ocupa el primer lugar en todas las encuestas del país.

No comments:

Post a Comment