Sunday, January 17, 2016

CUENTO DESDE LA CRIPTA CUBANA: EL ÚLTIMO AÑO





Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
El Jefe estaba parado sobre la tribuna que había mandado construir en su propia mansión, para verse por sobre encima de los integrantes de la cúpula gobernante.
Recientemente había hecho renovar el sofisticado sistema de circuito cerrado de televisión y por eso sabía cada uno de los movimientos de los miembros más cercanos de su gobierno, desde que ingresaban al camino que conducía a la casa.
Les veía las caras y sabía que las cambiaban por forzadas sonrisas, apenas entraban al salón donde se llevaban a cabo las reuniones extras del fin de semana.
Este no era una excepción, ya que como muchos, había sido arruinado por la convocatoria.
-Hay mucho que analizar, dijo el Jefe desde su plataforma.
-Sí Presidente, hay que acelerar los acuerdos con el Enemigo, porque nos queda solo un año para lograrlos y estos últimos 360 días son vitales para lograrlos, antes que llegue una nueva administración, dijo el Jefe de Relaciones Públicas y el que tenía más contacto con la Nación del Norte.
-Hay que rematar e insistir en el acuerdo de devuelta de  Guantánamo, a ver si nos dejan Gitmo y ahí podemos trasladar nuestros presos, dijo el Encargado de Detener a los Opositores.
-Hay que seguir insistiendo con el levantamineto del Embargo... que diga, Bloqueo, expresó el más Analítico. -El bloqueo no nos importa, pero es más para embromar que por beneficios...
-Lo que nos interesa es concretar los acuerdos económicos y esos están muy avanzados, dijo El que Estaba a Cargo de los Contactos con los Empresarios Enemigos. -Vamos a tener "de un cuanto hay" en nuestras despensas y en nuestros bolsillos.
-Supe que colamos "de todo un poco" entre los que partieron a la Tierra del Enemigo,  dijo el Jefe.
- Sí, mi Presidente, Ud. sabe, seguimos pensando que es una buena manera de sembrar a nuestro Hombre Nuevo en la Diáspora, dijo el más Guataca.
.Además, Presidente, agregó el más Agudo.  -Es bueno el relevo para que los que han estado por años cumpliendo nuestras órdenes de infiltración descansen... y así se renueve con fuerza  la "bullanga".
-Bien, entonces a seguir pa' delante, dijo el Jefe, bajándose de la plataforma con cuidado, para que no le fuera a pasar lo del Hermano, quien tropezó en Santa Clara y hasta ahí no más llegó gobernando.

No comments:

Post a Comment