Sunday, January 17, 2016

ARGENTINA: GRAVISIMA REVELACION

  •   Télam


 
 Buenos Aires, 17 de enero, 2016
Cosme Beccar Varela 
Quienes no tenemos poder ni relación con el poder, somos como convidados de piedra en un país en el que los que verdaderamente deciden no son los que ostentan los cargos oficiales sino quienes les ordenan lo que tienen que hacer. Y por supuesto, no tenemos ninguna información directa sobre los objetivos de ese sistema ni sobre la forma cómo se practica.

Sin embargo, "La Nación" de hoy, al dar la noticia de que Macri pasó a retiro a 23 generales, 3 almirantes y 7 brigadieres, inserta una frase de la que surge una revelación gravísima. La frase es la siguiente: "Una fuente cercana al ministro (N: de Defensa) Martinez admitió a LA  NACIÓN, incluso, que, posiblemente se revise en el futuro la modalidad de enviar las propuestas de ascensos al Centro de Estudio Legales y Sociales, (CELS) que conduce el periodista Horacio Verbitsky” ( LN, 15/1/16, pag. 10)

Que pase a retiro ese número de oficiales superiores, no tiene casi ninguna importancia porque ninguno de ellos vale nada, como lo prueba su total sumisión al kirchnerismo durante doce años, sino la gravísima noticia de que quien en realidad maneja las FFAA, los retiros y los ascensos, es el ex-montonero y actual cerebro neo-comunista Horacio Verbitzky, con el auxilio del CELS en el que actúa un número indeterminado de expertos en subversión formados en el extranjero, de la misma ideología, anónimos, pero enormemente influyentes.

Es decir, las FFAA han sido metódicamente destruidas por ese grupo y transformadas en un instrumento de sus planes de sometimiento de nuestro país al neo-comunismo. Todos los oficiales superiores retirados ahora, más los nuevos, son creaturas del CELS o sea del neo-comunismo, porque comparten esa ideología o porque son servidores de Verbitzky y de los planes del CELS, no de la Patria ni de la Constitución y menos aún de la verdadera Justicia. El CELS hace el papel de los Comisarios políticos del bolchevismo y la oficialidad se traga el sapo con un servilismo abyecto. Por eso nunca exigieron durante estos doce años ni ahora la libertad de los secuestrados ni se opusieron al crecimiento del poder neo-comunista en la argentina.

Es evidente que se está creando un ejército del cual puede surgir el militar de izquierda que asumirá poderes dictatoriales, a lo Chavez de Venezuela, cuando Kerensky-Macri haya arrojado al país en el caos social. Y si eso ocurre, será la culminación del proceso iniciado en el 2003 y el final de nuestra Patria.

Cosme Beccar Varela

No comments:

Post a Comment