Saturday, August 15, 2015

Y AHORA QUÉ

Aumentará aún más la represión contra la disidencia y los presos políticos, con largas sentencias, seguirán en las cárceles de Cuba.


salida01
foto cubadebate
Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York
15 de agosto, 2015
La bandera de EstadosUunidos fue izada en la embajada en Cuba.
Los platos y copas de la recepción fueron retirados. No estuvieron todos los que son, pero sí hubo cupo para los invitados castristas, entre ellos el empresario Hugo Cancio.
Así que, para La Habana, todo estuvo  bien. El régimen dejó bien claro, en este viaje de John Kerry, que en el tema de los derechos humanos nadie de afuera se debe inmiscuir en los asuntos internos de Cuba.
"Las decisiones de carácter interno no son negociables y nunca van a estar en una agenda de conversación con Estados Unidos para negociar", dijo Josefina Vidal, jefa de la delegación de Cuba que negoció el restablecimiento formal de las relaciones diplomáticas.
Así que. la represión va a seguir igual, con los golpes y atropellos habituales a los opositores cuando le venga en gana a los esbirros del régimen. Quedó bien especificado que Cuba es feudo castrista y nadie se debe meter para nada en sus asuntos.
El sitio que le corresponde a la disidencia quedó también bien demostrado en la lista de invitados a la ceremonia de apertura de la embajada de los Estados Unidos, por parte del gobierno de Obama. Así que el régimen de la Habana se siente ahora tranquilo, ya que que nadie va a molestarlo cuando encarcele, apalee y quiebre las narices de los activistas.
El Secretario de Estado John Kerry subrayó que Estados Unidos sigue condenando los arrestos temporales de disidentes y que "no hay ninguna excusa" que pueda justificarlos, pero opinó que "ya no son las sentencias de 20 años de cárcel que había antes".
Lo que Kerry  no dijo es qué se va a hacer con los presos históricos que están cumpliendo esas largas condenas y no ha sido incluidos en ninguna lista de amnistía elaborada luego del deshielo, que se inició el 17 de diciembre pasado.
Nueve de los 24 presos políticos con más tiempo en las prisiones del gobierno de Cuba, llevan más de 20 años tras las rejas.
Ellos son Pedro de la Caridad Álvarez (23 años en prisión), Daniel Candelario Santovenia (23), Elías Pérez (23), Erik Salmerón (23), Raúl Manuel Cornel (22), José David Herman (22), Miguel Díaz (21), Armando Sosa (21) y Humberto Eladio Real Suárez (21).
Los restantes 15 de este grupo de 24 presos políticos, llevan entre 12 y 19 años en las cárceles cubanas.

¿Qué va a pasar con el caso de Armando Sosa Fortuny? ¿Va morir en prisión?
¿Habrá que seguir viendo al padre enfermo de Humberto Eladio Real Suárez siendo golpeado en las marchas, donde solicita libertad para su hijo?
Los presos políticos con largas sentencias seguirán en las cárceles, muchos de ellos enfermos, sin medicamentos, sometidos a amenazas y golpizas propinadas por los guardias o por los presos comunes, víctimas tras las rejas de un constante y despiadado hostigamiento.
Hasta ahora este tipo de demandas para ellos en el futuro no ha tenido respuesta.

No comments:

Post a Comment