Wednesday, August 19, 2015

VENEZUELA Y EL PRINCIPIO DE TODO

Muchos se preguntan hoy qué habría pasado en Venezuela si Hugo Chávez no hubiera fallecido
chavez_jura_ante_moribunda1-540x3731
Toma de posesión de Hugo Chávez en 1999 (foto tomada de Internet)
 
Angélica Mora
Nueva York, 19 de agosto , 2015
Fue una mañana otoñal, en Washington en 1999. Hugo Chávez Frías, el flamante nuevo Presidente de Venezuela, era recibido con todos los honores por la Organización de los Estados Americanos OEA.
Chávez Frías había ganado las elecciones presidenciales en Venezuela del 6 de diciembre de 1998 y había resultado elegido con el 56,2% de los votos. Era el comienzo del chavismo y el principio del fin de una era de alegría y prosperidad para el pueblo de Venezuela.
El dos de febrero de 1999 Hugo Chávez se había juramentado como Presidente y poco después partiría hacia Estados Unidos, donde pronunciaría un polémico discurso ante la Organización de los Estados Americanos en el que atacaba a sus anfitriones, EEUU y la OEA, que le estaban dando la bienvenida.
El discurso del flamante nuevo Presidente de Venezuela en la OEA fue triunfalista y beligerante, con ataques al imperialismo calcados de los que pronunciaba Fidel Castro, en esos años de lucha contra el Enemigo del Norte.
“Voy a parafrasear, porque es la idea, es la dignidad de nuestro padre Bolívar lo que se impone. Dice Bolívar: 1819, ya iba casi una década de guerra a muerte— o casi la mitad de los venezolanos y venezolanas ha muerto en la lucha contra el imperio español, la otra mitad de los que aquí quedamos estamos ansiosos de seguir ese mismo camino si Venezuela tuviese que enfrentar al mundo entero por su independencia, por su dignidad. Ese era, ese es Bolívar, y aquí estamos sus hijos dispuestos a lo mismo. Sépalo el mundo, estamos dispuestos a lo mismo. Si el imperio yanki, con todo su poderío, decide agredir, seguir agrediendo y agredir abiertamente a Venezuela para tratar de frenar esta revolución, aquístamos dispuestos, sépalo, señor imperio y sus personificaciones, que aquí estamos dispuestos a lo mismito:¡a morir todos por esta patria y su dignidad”.
Fue el comienzo de la tónica de los discursos de Chávez, aprendidos con el dictador de La Habana.
Luego, en otras disertaciones seguirían los ataques que eran alegremente reproducidos por el Comandante cubano en sus Reflexiones de aquel tiempo:
“Ese imperio, ese Estado fallido que es Estados Unidos, a pesar de su inmenso poder, de sus amenazas, va a terminar siendo un gigantesco tigre de papel y nosotros estamos obligados a convertirnos en verdaderos tigres de acero, pequeños tigres de acero, invencibles, indomables”.
Chávez, asimismo, en una fecha tan lejana como 1999, ya daba a entender que su programa de gobierno era “histórico y llegó para quedarse”.
Y así fue: El Primer Período Presidencial fue de 1999 hasta el 2001. El Segundo desde 2001 hasta 2007 (sucedió el golpe de estado de abril del 2002) y luego el Tercer Período presidencial de 2007 al 2013. El cuarto mandato quedó en el aire, con la muerte de Chávez.
Durante esos años el Presidente de Venezuela atacaría ferozmente a la OEA, tratando de reemplazarla por un organismo similar latinoamericano.
“Si la mayoría de nuestros países exigen cambios y no lo hacen hay que acabar con la OEA” , le declaraba a la cadena estatal Venezolana de Televisión desde el Palacio de Miraflores.
También el mandatario venezolano atacaba a Canadá y Estados Unidos y quería a ambos países fuera de la OEA. Asimismo, declaraba la guerra abierta a Washington en las tribunas internacionales llegando a declarar, irónicamernte en las Naciones Unidas, que el podio ocupado anteriormente por el Presidente de los Estados Unidos, George Bush “olía a azufre”.
Hugo Chávez cumplía a la perfección y al pie de la letra el sueño dorado de Fidel Castro, como el mejor instrumento internacional del Dictador caribeño en el desarrollo de los ataques contra “el odiado enemigo”, los Estados Unidos.
En el plano nacional Chávez sembró armas y odio entre sus compatriotas, que hoy están dando sus terribles frutos.
En lo material, fue el comienzo del fin para la prosperidad económica de Venezuela con expropiaciones y otras medidas financieras catastróficas y el fin de la prensa libre con el cierre de órganos informativos.
Muchos se preguntan hoy, en medio del caos iniciado en 1999, qué habría pasado en Venezuela -y el mundo- si Hugo Chávez no hubiera fallecido. ¿Sería todo aún peor?

No comments:

Post a Comment