Thursday, June 25, 2015

APOCALIPSIS VENEZOLANO

Francamente, Venezuela clama por una intervención, ya sea divina, papal, imperial, de la ONU, de la OEA, de la Unión Europea, de sus mismos ciudadanos , del mismo partido de Maduro, para que termine esta trágica fantochada.


 
Gustavo Coronel  

25 de junio de 2015

Las noticias sobre el colapso de este maldito régimen nos llegan de forma aluvional: conflicto con Guyana, conflicto con Colombia, quiebra financiera, insultos a Brasil, reclamos a Maduro desde la ONU, reclamos desde todo el planeta sobre las violaciones del régimen hampón a los Derechos Humanos, gansterismo  activo en el trato a visitantes, robos, asesinatos y  secuestros incontrolables.  Ya se conoce algo más sobre la reunión del investigado por narco, Diosdado Cabello, con las autoridades de los Estados Unidos. Se trata de un intento de negociación poco ético entre el gobierno de los Estados Unidos y Cabello ( el que tiene el poder en el país) para acelerar la libertad de los presos políticos, fijar la fecha de las elecciones parlamentarias, buscar una salida “elegante” a la cleptocracia madurista/cabellista, a cambio de algunas concesiones para el narco Cabello.

Por supuesto, no hay tal salida elegante, pero algo está pasando. La jinetera moral Tibisay, de manera desabrida, se vio obligada a anunciar  la fecha de las elecciones. Sin embargo, aún se aferran a la sola  observación electoral  de los mercenarios de UNASUR, lo cual es inadmisible. A Venezuela deben venir los observadores realmente independientes, no solo  la manada de hienas que nos envíe UNASUR.

Mientras estas miserias se desarrollan la victoria moral de Leopoldo López, desde su celda, ha sido gigantesca. Promovió una gran marcha, logró que se fijara la fecha de las elecciones, logró la libertad de algunos presos políticos, sacó a Cabello de su madriguera, obligándolo a negociar con la justicia estadounidense ( lo cual no le va a resultar) y puso a Maduro a pelear en contra del mundo entero, a fin de disfrazar su fracaso doméstico. Leopoldo ha puesto al régimen contra la pared. Tanto es así que ya parece existir una desbandada general del mundo civilizado (y hasta del no-civilizado) en abandono del régimen del payaso Nicolás.
 Maduro ha intentado implantar un verdadero “apartheid” en Venezuela, al bloquear la entrada a cualquiera persona catalogada como amiga de la oposición y reducir a prisión a sus adversarios . Bloquearon a Felipe González, a Andrés Pastrana, a los senadores brasileños y, ahora, se niegan a dejar entrar a observadores no comprados por el dinero petrolero que le queda al payaso.  Mientras todos los días este despreciable payaso inventa chismes llenos de odio en contra de quienes lo adversan, el país se ve cada vez más cerca del colapso financiero. Hoy las reservas están a poco más de $16000 millones, casi la mitad del nivel de hace un año. Montan las deudas, se liquidan activos petroleros a precios de gallina flaca y  se vende el oro.

Y los militares cómplices o no directamente cómplices, permanecen en total silencio. Nunca habíamos visto tanta irresponsabilidad, tanta cobardía en una sociedad como la que veo hoy en esta triste miedocracia que es Venezuela. 

El desastre es general. Nunca antes visto. Un país arruinado, de rodillas ante China en materia financiera y ante Cuba en materia política. Sus militares de alta graduación envueltos en tráfico de drogas. Un tipo con perfil de sargento a lo Batista a cargo del poder efectivo del país ( Diosdado Cabello), enjambres de parásitos venezolanos y extranjeros (lista elaborada ya)  empeñados en quitarle el último dólar petrolero al país.

 Francamente, Venezuela clama por una intervención, ya sea divina, papal, imperial, de la ONU, de la OEA, de la Unión Europea, de sus mismos ciudadanos , del mismo partido de Maduro, para que termine esta trágica fantochada.

Les digo,  entre otros a :  Monseñor Moronta,  Alfredo Toro Hardy,  Dilma Roussef,  José Mujica,  Noam Chomsky ,  Sean Penn .  Ya nadie medianamente honesto está apoyando a este maldito régimen.  Cuando harán ustedes un acto de honestidad, largamente pospuesto? Es casi seguro que ya sea demasiado tarde para ustedes pero, al menos den una señal de dignidad! 

Venezolanos adentro y afuera de nuestra patria: el régimen de Maduro es un excremento que debe ser expulsado  de la sociedad venezolana, como pre-requisito indispensable para la recuperación de la democracia, la libertad y la dignidad de los venezolanos.  Después que eso ocurra la tarea es inmensa.

No comments:

Post a Comment