Friday, June 19, 2015

ABANDONA EL ESTADO CUBANO A LOS MÁS NECESITADOS

ICLEP- PANORAMA PINAREÑO: Parapléjico en silla de ruedas sufre abandono. “Cada día que pasa me doy cuenta que me he quedado solo con Dios".


Elier Valle Martínez
Texto y foto de Eduardo Díaz Fleitas
Periodista ciudadano
Herradura, Pinar del Río, 19 de junio, 2015
Elier Valle Martínez,de 30 años de edad , a pesar de ser un joven parapléjico desde los 7 años, causado por un accidente en pleno cumplimiento de su labor agrícola, en la etapa de escuela al campo, amanece cada día tratándose de explicar el por qué su caso ha estado condenado al olvido de las autoridades gubernamentales desde entonces.
“Sufro este mal desde hace 23 años, para colmo el impacto de mi accidente afectó gravemente a mi madre, quien desde entonces padece de serios trastornos psiquiátricos, que han agravado su salud. De manera que, en vez de ella cuidarme totalmente, he tenido yo que figurar de enfermero apoyándola hasta donde he podido. Para colmo no trabajamos ninguno de los dos, y el Estado me había facilitado anteriormente una pensión equivalente a un valor de 180.00 pesos, que aunque no era suficiente, al menos alcanzaba para comprarle los medicamentos a mami; pero hace tres años me la retiraron sin justificación alguna“, declaró Elier.
El problema de Elier es de conocimiento de todas las autoridades gubernamentales, quienes parecen también ensañarse con este muchacho, como si lo que le preparó el destino hubiese sido poco.Lo cierto es que de las tantas promesas que le han hecho, aún no ha asistido a la realidad de ninguna.
“Cada día que pasa me doy cuenta que me he quedado solo con Dios. Aquellos respresentantes gubernamentales que han proclamado tanto para las naciones de afuera, que son tan humanos en la tierra por su buen comportamiento, hoy manchan su honor al hacer lo contrario. He tenido que ingeniármelas muy duro en esta silla de ruedas, que hasta me la cobraron, para poder alimentarnos mi madre y yo. No ha sido facil, porque si me quedo de brazos cruzados, entonces si nos traga la tierra. En las hermosas promesas revolucionarias ya no creo, solo en mí, que he sido capaz de sobreponerme a los fatídicos golpes con los que me ha sorprendido la vida“, fueron las palabras finales de Elier Valle Martínez.

No comments:

Post a Comment