Friday, January 2, 2015

QUIEN ES EL PADRE DE TANIA BRUGUERA

MIGUELBRUGUERADELVALLEJUNTOALCHEGUEVARA 
Miguel Bruguera del Valle, junto al Che Guevara
Por Aldo Rosado-Tuero
Si nuestros lectores averiguan un poco se podrán dar cuenta como cada familia de las que integran la alta nomenclatura de la tiranía castrista tiene al menos uno o dos representantes en este país, como apoderado y cuidador de las voluminosas fortunas que esas familias poseen en bancos extranjeros fuera de Cuba. No hace falta enumerarlos a todos. Sería demasiado larga la lista. Solo piense en cualquiera de los altos oficiales de la tiranía y averigüe y verá como no miento.
Desde la familia de Raúl Castro por la rama de su yerno López  Callejas, hasta Ramiro Valdés, pasando por Guillermo García, todos, sin excepción tienen aquí a sus queridos hijitos, nietos o hermano(a)s.
En la edición del pasado domingo 17, descubrimos los inquietantes nexos entre Tania Bruguera—la hija de Miguel Bruguera, uno de los hombres de más confianza de Fidel Castro, Manuel Piñeiro “Barbarroja y Ramiro Valdés—y Yoani Sánchez, el aparato cultural de la tiranía, y los peligrosos agentes de la tiranía y amigos íntimos de Barack Obama, Bill Ayers y su esposa Gerardine Dohrn.
Hoy vamos a explicarles a nuestros lectores quien fue Miguel Bruguera y su cercanía a Fidel Castro y como sirvió hasta el último día de su vida a la dictadura castrista y sus planes de expansión sobre América Latina.
Miguel Brugueras del Valle (foto grande de arriba, junto al Che Guevara) perteneció al Movimiento 26 de Julio, formando parte del grupo de acción y sabotaje del barrio de Los Pinos. Durante la insurrección participó en el asalto a la armería de la calle Mercaderes.
Estuvo exilado en México y regresó a La Habana en 1959, siendo destacado en el palacio Presidencial, con el grado de primer teniente. En agosto de ese año pasa al DIER (Departamento de Investigaciones del Ejército Rebelde) bajo las órdenes del Comandante René de Los Santos Ponce designado jefe de ese Cuerpo, con el Comandante Abelardo Colomé Ibarra como jefe de Operaciones. El Cuartel de Operaciones estaba en 5ta y 14 en Miramar, en La Habana.
Su primer trabajo en el DIER fue el de interrogador, siendo destacado más tarde en los llamados Puntos X, o las “casitas del Country Club” que eran centros de tortura, donde oficiales soviéticos de la KGB impartían seminarios de tortura sicológica.
Bruguera fue por bastante tiempo el oficial  que aplicaba la tortura del paredón con balas de salva. Esto se hacía en la antigua finca “Horas Felices”, finca de una caballería que estaba ubicada al final del Country Club y que había pertenecido al Presidente Gerardo Machado.
El Che Guevara lo recomendó para ser ascendido a capitán y pasó a servir en el Minrex (Ministerio de Relaciones Exteriores) bajo Osmany Cienfuegos, quien se desempeñaba en una célula secreta que en esa época existía en ese Ministerio.
Su primer trabajo subversivo como “diplomático” fue en Yemén del Sur, siendo luego designado Embajador en Libia, cuando Manuel Piñeiro lo escoge como enlace del Departamento América en África del Norte.
Luego de cumplir misiones “diplomáticas” en el continente africano es llamado a La Habana por el propio Fidel Castro, quien lo pone al tanto de todo lo que se hace en la embajada cubana de Panamá, las Corporaciones del régimen, los contrabandos y el enlace con la droga y los carteles de Colombia. Eso le da oportunidad de poseer una cuenta bancaria propia y recibir comisiones aprobadas por Fidel Castro que lo valora mucho. Al morir en la Habana, según la revista Forbes, poseía una fortuna calculada en diez millones de dólares.
Miguelito como le llamaban sus amigos íntimos Homero Sacker, “Barbarroja”, Osmany Cienfuegos y el propio Fidel, llegó a tener tanta influencia en el “Departamento América” que hubo una época en que no se nombraba en América Latina ningún Embajador de Cuba sin que Miguel Bruguera lo aprobara.
Miguel Bruguera jugó una parte importantísima en la operación que introdujo al Che Guevara en Bolivia y fue el que facilitó la entrada a Tamara Bunker Bider alias “Tania La Guerrillera”, en Bolivia y en las altas esferas del Gobierno boliviano de aquella época. De ahí es seguramente donde nace su admiración por la alemana-argentina, hasta el grado de ponerle el nombre de Tania a la hija que tuvo con Argelia Fernández, también una furibunda fidelista que formó parte del 26 de Julio en la Ciudad de New York y que regresó a Cuba al triunfo fidelista.
Otro importante encargo que cumplió a cabalidad, fue el traslado vía Panamá de las armas norteamericanas ocupadas en Viet Nam hacia la FARC de Colombia.
Más tarde su gran amigo y socio Osmani Cienfuegos lo nombró Vice Ministro de Turismo, cobertura que le permitía vijar el mundo entero. Tenía el rango de Coronel del Ministerio del Interior, En Cuba era reconocido como oficial de Inteligencia de altísimo nivel. Él, Ramón Cuenca y Homero Sacker, tenían acceso directo a Fidel.
Bruguera poseía un piso entero en el Edificio Someillán (Piso 14) que posiblemente haya sido heredado por su hija Tania que reside en Chicago pero que viaja a Cuba. Esto no nos consta, pero no sería de extrañar, pues otro “opositor” también con amplia prosapia familiar castrista a pesar de haber vivido en los EE.UU., por varios años, volvió a Cuba como “opositor” y reside en la casona que la tiranía les regaló a Los Rodiles.
Resumiendo, podemos llegar a la conclusión de que estas conexiones explican muy bien “los misterios” de la súbita ascensión de Yoani Sánchez en el exterior y la facilidad con que ella y estos visitantes como Tania Bruguera que van a Cuba, con terroristas marxistas, agentes castristas y al mismo tiempo amigos íntimos del Presidente Obama, del que fueron mentores e iniciadores de su rápida, meteórica e increíble carrera política, pueden hacer tantas cosas que ningún opositor verdadero pudiera hacer nunca. Quien tenga ojos para ver que vea y oidos para oir que oiga.-
 (Publicado en la edición del 11-19-2013)

No comments:

Post a Comment