Friday, November 21, 2014

PUERTO RICO, EL DENGUE Y LA CHIKUNGUÑA COMO EPIDEMIAS

Boletín Informativo de la Sanidad Pública


 </p>
<p> <span class="cutline_leadin">El dengue</span> ha alcanzado en Puerto Rico niveles epidémicos, con 3,150 casos en lo que va de año.</p>
<p>
El dengue ha alcanzado en Puerto Rico niveles epidémicos, con 3,150 casos en lo que va de año.
AGENCIAS
Aunque la chikunguña está atrayendo más atención mediática y sanitaria, en parte debido a que es la novedad, el dengue ha alcanzado en Puerto Rico niveles epidémicos, con 3,150 casos en lo que va de año y a punto de iniciarse la temporada tradicionalmente más alta de contagios.
Ambos virus son transmitidos por la picadura de los mismos mosquitos y para ninguno de ellos existe una vacuna que ofrezca garantías, como tampoco un tratamiento específico que lo neutralice.
Sin embargo, mientras el virus de la chikunguña es nuevo en América, donde se detectó por primera vez hace ocho meses, el del dengue lleva muchos años en el Caribe, donde todos los años infecta a miles de personas.
Según datos difundidos el jueves, en Puerto Rico en lo que va de año y hasta el 22 de julio (las cifras más recientes publicadas por el Departamento de Salud) las autoridades locales han detectado 3,147 casos, aunque sólo 397 (13 por ciento) han sido validados por laboratorios estadounidenses. Dos de ellos fueron casos de dengue hemorrágico, la variante más grave.
Estas cifras no están tan lejos de los casos contabilizados de chikunguña también en lo que va de año, pese a que estos datos del Departamento de Salud están tres semanas más actualizados que los del dengue.
Así, hasta el 12 de agosto las autoridades locales detectaron 4,841 casos de chikunguña y 1,411 han sido confirmados por los centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en EE.UU.
Pese a la escasa diferencia en el ritmo de propagación entre ambos, la chikunguña está atrayendo más atención y vigilancia por parte de las autoridades locales, que el pasado 16 de julio ya declararon una epidemia de este virus.
En el caso del dengue no se ha declarado epidemia alguna, pero en su último boletín (correspondiente a la semana del 16 al 22 de julio), el Departamento de Salud advierte de que el número de casos acumulados en lo que va de año “está por encima del umbral epidémico”.
Las autoridades locales esperan ahora a disponer de datos más recientes para ver si el ritmo de propagación se mantiene o aumenta y, en tal caso, decretar la epidemia.
Los datos recogidos durante el año muestran que hasta el momento las semanas en las que se registró un mayor ritmo de propagación fueron las de julio, coincidiendo con la época de más lluvias.
El gran temor ahora es que está a punto de comenzar la temporada que se considera más intensa para la propagación del dengue, y previsiblemente de la chikunguña, ya que es cuando más suele llover, según explicó a Efe la epidemióloga Brenda Rivera, del Departamento de Salud.
Sin embargo el año pasado, el mayor número de contagios de dengue se registró durante agosto, debido a que el patrón de lluvias cambió ligeramente con respecto a otros años.
También se observa que mientras la chikunguña está muy contenida geográficamente dentro de la isla y afecta principalmente al área metropolitana de San Juan, el dengue está muy extendido y en casi la totalidad de los municipios se han registrado casos.
En opinión de la doctora este fenómeno es sólo una cuestión de tiempo y es previsible que en unos meses u años su presencia sea generalizada en toda la isla.
Por el momento no se tiene noticia de que ninguno de estos virus haya provocado la muerte de algún infectado, aunque las autoridades sanitarias puertorriqueñas analizan las muestras tomadas a dos fallecidos ante el temor de que sus muertes estuvieran relacionadas con la chikunguña.
La mortandad relacionada con este último virus es muy rara: sólo se da en casos muy atípicos, normalmente de personas mayores o recién nacidos, mientras que en el dengue es algo más común.
El Nuevo Herald

No comments:

Post a Comment