Friday, October 31, 2014

VENEZUELA: UN GOBIERNO TUTURATO

El significado de turulato tiene que ver con lo inesperado y la reacción de sorpresa de la persona. Del diccionario: “persona que está sorprendida y aturdida” p.e. “Se quedó turulato cuando le robaron”.
Eugenio Montoro   
miércoles , 10/09/14 - 13: 58 h 
Caracas, 31 de oct, 2014   

El significado de turulato tiene que ver con lo inesperado y la reacción de sorpresa de la persona. Del diccionario: “persona que está sorprendida y aturdida” p.e. “Se quedó turulato cuando le robaron”.

Miles de cuentos tiene este gobierno como para hacerse merecedor de ese casi remoquete que suena realmente feo y burlón, pero valga para empezar dos anécdotas recientes.
       
Maduro va entrando al cementerio acompañando al difunto Robert Serra, cuando una mujer se le acerca lo abraza y le grita desesperada “Maduro hasta cuándo?”. (refiriéndose a la violencia y a la inseguridad cada día peor) y Maduro, turulato le contesta “Y qué quieres tú que yo haga?”. Carajo, dice uno, si el que finge de presidente no sabe qué hacer pues mejor sería cambiarlo.
De paso es difícil entender como la mujer rompió la protección de seguridad del turulato.

Otro ejemplo. El protagonista valentón del programa “Con el mazo dando”, se confiesa desde su presidencia de la Asamblea Nacional que él se siente amenazado y que pedirá apoyo de la Fiscalía. Carajo, volvemos a decir, salió otro turulato al que le sorprende y atemoriza la violencia que él mismo ha incentivado.

Para los mejores de memoria va este. Chávez en su famosa incontinencia verbal discutía ácidamente y sin descanso en una asamblea con el jefe de gobierno español Rodríguez Zapatero. El mismo Rey Juan Carlos se cansó, por lo inútil del asunto, y le gritó a Chávez su ya famoso “Porque no te callas?” que lo dejó turulato. Y no solo ese día sino por la mundial mamazón de gallo que generó la ocurrencia real.

Pero no crean somos ajenos a que también los ciudadanos quedamos turulatos con las decisiones del gobierno. Por ejemplo, la reacción de inesperado asombro la podemos apreciar en el país que se jacta de ser dueño de las mayores reservas de petróleo y sin aviso ni protesta importamos desde Argelia millones de barriles de petróleo que nos dejan turulatos. Y para rematar no son para fabricar lubricantes que buena falta nos hacen sino para mezclarlo con el petróleo melcocha de la faja del Orinoco y poder entonces venderlo bien barato a los chinos (?).

Turulatos quedamos cuando un grupo de irregulares llamados colectivos le ordenan a Maduro que saque al Ministro Rodríguez Torres de su puesto y así lo hace asustado y rapidito dejando al gobierno y a las Fuerzas Armadas como unos pendejos faraónicos.

Turulatos quedamos cuando después de pasar por la humillación de un capta huellas no encontramos papel higiénico, ni aceite, ni leche ni los supuestos productos regulados.

La única forma de terminar con este bochinche descomunal que causa la locura comunista es cambiar al régimen. Hasta las encuestas que paga el gobierno dicen que la salida es próxima y contundente.

Prepararse para ese cambio ya deja de ser una utopía y es una realidad. Quizás sean tiempos especiales y duros pero el final es inevitable.

La reconstrucción económica será prioritaria pero sin olvidar la moral. Viva Venezuela.

Eugenio Montoro
                     montoroe@yahoo.es

No comments:

Post a Comment