Monday, October 27, 2014

BRASIL: REELECTA DILMA ROUSSEFF

El Partido de los Trabajadores gobernará otros cuatro años y completaría 16 en el poder.

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff ganó este domingo las elecciones presidenciales con el 51,59% de los votos válidos frente a su rival, el socialdemocráta Aecio Neves, con 48,41%, escrutadas el 99,52% de las urnas en el balotaje, según cifras oficiales.
El Partido de los Trabajadores gobernará otros cuatro años y completaría 16 en el poder.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, inmediatamente felicitó a Rousseff por su reelección, destacando que, según él, ha vencido la "guerra sucia".
"Victoria de Dilma en Brasil. Victoria del pueblo. Victoria de Lula y su legado. Victoria de los pueblos de América Latina y el Caribe", escribió Maduro en su cuenta oficial en la red social Twitter, según Europa Press.
Mientras tanto, el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezão, apoyado por Rousseff, fue elegido para un mandato de cuatro años.
El candidato del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) derrotó al pastor evangélico Marcelo Crivella, del Partido Republicano Brasileño (PRB). El aspirante del PT, Lindbergh Farias, había perdido en la primera vuelta.
El senador Rodrigo Rollemberg, apoyado por Aécio Neves y la ecologista Marina Silva, fue elegido nuevo gobernador de Brasilia. Rollemberg, del Partido Socialista Brasileño (PSB), el mismo de Silva, se impuso en la segunda vuelta de las elecciones regionales al conservador Jofran Freijat.
"Algunas veces en la historia, los resultados apretados produjeron cambios mayores y más rápidos que las victorias amplias", dijo Rousseff a sus seguidores tras su triunfo por estrecho margen.
La mandataria prometió ser una presidenta "mucho mejor", abierta al diálogo y se dijo convencida de que fue reelecta para realizar "grandes cambios". Además, propuso un plebiscito para una reforma política, informó Reuters.
Neves admitió la derrota y felicitó a la mandataria en una llamada telefónica. "Le resalté a la presidenta que la mayor de sus prioridades debe ser unir a Brasil en torno de un proyecto honrado que dignifique a todos los brasileños", sostuvo Neves.
El PSDB enfrenta un futuro incierto después de perder tres elecciones presidenciales seguidas.
Desde 2003, el PT ha logrado reducir la pobreza y el desempleo. Pero en los últimos tiempos la imagen del partido ha cambiado. La economía se desaceleró bajo la dirección de Rousseff por sus políticas duras y a menudo impredecibles que, combinadas con un entorno global menos favorable, hicieron ver a los días de robusto crecimiento de la década pasada como un recuerdo distante.
Numerosos escándalos de corrupción, una inflación elevada y la frustración por lo precario de los servicios públicos llevaron a muchos a dar su voto a Neves, cuya agenda era más amigable con el sector privado.
La campaña de Rousseff respondió con advertencias a los votantes, principalmente a los más pobres, de que un voto por el PSDB implicaría volver al Brasil más desigual y menos compasivo de los años noventa, argumento que Neves negó, pero que terminó por prevalecer.
Rousseff le debe su victoria al abrumador apoyo de casi el 40 por ciento de brasileños que vive en hogares con un ingreso mensual inferior a los 700 dólares.
Ese sector se ha beneficiado de un programa impulsado por el PT, que entrega un pequeño monto mensual a una de cada cuatro familias brasileñas. Los sectores más pobres además reciben la ayuda de programas federales para la vivienda, de escuelas auspiciadas por el Gobierno y de crédito a la clase trabajadora.
Ante sus seguidores, el domingo, la mandataria prometió inyectar vitaminas a la alicaída economía y combatir la corrupción.
Las recientes acusaciones de corrupción en la petrolera estatal Petrobras empañaron los últimos días de su campaña y es probable que se conviertan en un fuerte dolor de cabeza en los próximos meses mientras la justicia persigue a los responsables.
La economía sufrió una leve recesión este año, y las agencias calificadoras han advertido que podrían aplicar una rebaja en la calificación de crédito soberano de Brasil a menos que Rousseff realice fuertes recortes al gasto público para corregir los déficits que han proliferado en los últimos meses.
Con 200 millones de personas y un Producto Interno Bruto (PIB) cercano a los 2 billones de dólares, Brasil es la mayor economía de América Latina y el país más poblado de la región.
Con la reelección de Rousseff, Brasil se mantendría a medio camino entre gobiernos de corte "socialista", como Venezuela y Argentina, y países con un comercio más libre y un crecimiento más acelerado, como Colombia y Chile.
La Constitución brasileña no permite a los presidentes competir por un tercer período consecutivo.

No comments:

Post a Comment