Thursday, September 25, 2014

VENEZUELA: CRISIS AFECTA LA CAPACIDAD DEL PAIS PARA COMBATIR LA EPIDEMIA DE CHIKUNGUNYA

Médicos consultados advirtieron el jueves que cientos de miles de venezolanos podrían caer víctimas del virus antes de que termine su ciclo.

  ALERTA! 12 personas ya tienen el virus Chikungunya en Venezuela
Antonio Maria Delgado
 adelgado@elnuevoherald.com

 La crisis de desabastecimiento está afectando la capacidad de Venezuela para enfrentar la epidemia de chikungunya en el país, mientras médicos consultados advirtieron el jueves que cientos de miles de venezolanos podrían caer víctimas del virus antes de que termine su ciclo.
La chikungunya, que en algunos casos puede llegar a ser mortal, llega al país sudamericano en momentos en que escasean los medicamentos y en que los retrasos en las labores de fumigación han dejado a Venezuela con una tasas muy alta de mosquitos, el transmisor de la enfermedad.
 La ministra de Salud de Venezuela, Nancy Pérez, dijo esta semana que el organismo ha contabilizado 1,700 los casos de la fiebre. Pero que el número real de casos en este momento podrían superar los 100,000, dijo Angel Rafael Orihuela, una de las principales autoridades en epidemiología en el país.
 “Los casos que están anunciando son los confirmados, pero esa es una manera equivocada de informar sobre una epidemia que ya está en evolución. La chikungunya ya se encuentra en una etapa de expansión rápida”, dijo en Caracas Orihuela, un ex ministro de Saludo con amplios estudios en medicina tropical.
 La rapidez de la expansión de la enfermedad supera con creces la capacidad de las autoridades sanitarias de confirmar los casos, lo que le resta toda relevancia a los datos obtenidos durante el proceso, explicó. “Normalmente, en los primeros días, tú vas relatando los casos que confirmas”, dijo el medico. “Pero cuando comienza la expansión rápida, los casos se guían por los síntomas clínicos principales que están sufriendo los pacientes”.
En esta etapa de la enfermedad, lo que se debería estar haciendo es totalizar el número de pacientes que van a los centros de atención con síntomas de fiebre y de dolores en las articulaciones, y calculas que un 90 por ciento de esos casos son atribuibles al virus. Y el número de pacientes que presentan esos síntomas ya supera los 120,000 y podría alcanzar los 140,000 al cierre de este mes.
 “Esa gente tiene algo, y ese algo es en un 90 por ciento chikungunya”, expresó Orihuela. El problema es agravado por la escasez de medicamentos.
Douglas León Natera, presidente Federación Médica Venezolana, dijo que los medicamentos básicos para controlar la fiebre son sumamente difíciles de conseguir en el país, lo que podría exponer a mayores riesgos a los pacientes más vulnerables a la enfermedad.
 “Lo que más se utiliza en este tipo de enfermedades virales es el acetaminofen, que está escaseando en hospitales y ambulatorios”, señaló León Natera desde Caracas.
 “La ministra anunció que iba a distribuir unas 428,000 tabletas, que suena como una gran cantidad, pero que cuando tú sacas la cuenta te das cuenta que no lo es tanto, porque el tratamiento requiere de cuatro tabletas diarias por cinco días”, comentó.
Ese total ese el medicamento que requerirían unas 21,000 personas para una población de enfermos que pronto podría sumar varios cientos de miles de personas.
 El medicamento tampoco se consigue en las farmacias y sólo está siendo adquirido en la calle, vendido por buhoneros a un precio 10 veces mayor, dijo. “En Venezuela es una calamidad enfermarse porque no podemos acceder a los medicamentos con facilidad”, enfatizó.
 El chikungunya se suma a la ya extensa epidemia de dengue que también atormenta a los venezolanos y a la aparición de una desconocida y muy agresiva enfermedad que dejó al menos ocho personas muertas este mes en la ciudad de Maracay.
El régimen de Nicolas Maduro desmintió la existencia de esas muertes, atribuyéndolas a maniobras propagandista de la oposición en confabulación con los medios internacionales, pero luego solicitó a Cuba que enviara un equipo de expertos para que examinara los acontecimientos registrados en el Hospital Central de Maracay.
Aunque las autoridades sanitarias no han revelado las conclusiones de los exámenes realizados a las víctimas, algunos médicos que han analizado el cuadro que presentaban opinan que pudo haberse tratado de una variante muy virulenta del chikungunya, o una combinación de esa enfermedad con otras dolencias. El virus del chikungunya, que llegó a América Latina hace menos de un año, ya se tornó en un agudo dolor de cabeza para la región.
 “Se trata de una enfermedad que, a pesar de tener una tasa de mortalidad muy baja, va a entrar en un proceso endémico en la región, definitivamente”, dijo Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en declaraciones transmitidas por la agencia AFP.
 El virus fue identificado por primera vez en Tanzania en 1952 y hasta diciembre del año pasado era desconocido en América Latina. Sin embargo, el número de casos confirmados en América ya ascendía a 9,537 hace apenas una semana, con 113 muertos, al tiempo que el número de episodios bajo sospecha ya llega a los 729,178, en su mayoría en países del Caribe.
El virus es trasmitido por el mismo mosquito que transmite el dengue, Aedes aegypti, y por la variante Aedes albopictusaunque, pero como enfermedad posee signos y síntomas diferentes.
Al fin de un proceso de incubación de tres días, el virus chikungunya genera bruscamente fiebre alta y manchas en la piel, pero luego causa fuertes dolores en las articulaciones que pueden tardar meses y hasta años en ser superados.
Y el virus está encontrando condiciones idóneas para expandirse en Venezuela, dadas las deficiencias en las labores de fumigación, explicó Orihuela. “Debería haberse iniciado ya el combate de las poblaciones de mosquitos adultos y larvas”, agregó Orihuela. “El famoso Patas Blanca y el Mosquito Tigre.
Los dos están en Venezuela”. Según datos brindados por el gobierno en cumplimiento de la normativa internacional, los venezolanos también están padeciendo por una sobrepoblación de mosquitos, cuya presencia se disparó radicalmente entre marzo y agosto.
Orihuela dijo que la presencia de mosquitos ha subido desde ocho a 28 por ciento por cada diez viviendas. “Ya cuando se tienen más de diez mosquitos se considera que estás frente a una situación de epidemia”, dijo. La alta relación entre los mosquitos y las casas venezolanas también significa que están presentes en los grandes centros urbanos y la enfermedad podría propagarse con facilidad en ciudades como Caracas, Valencia, Maracay y al región de los Valles del Tuy.
ste artículo fue complementado con los servicios cablegráficos de el Nuevo Herald.
http://www.elnuevoherald.com/ 

No comments:

Post a Comment