Saturday, November 23, 2013

EL PAPA PIDE AYUDA DIGNA PARA LOS ANCIANOS: OJALÁ LE HAGA CASO EL GOBIERNO DE CUBA

El Hogar Provincial de Ancianos, Marina Azcuy, Pinar del Rio.

 Ciudad del Vaticano
24 de noviembre, 2013
El papa Francisco pidió este sábado que la asistencia a los ancianos respete su dignidad, identidad y necesidades, en el discurso que dirigió a los participantes en la Conferencia Internacional promovida por el Pontificio Consejo para los agentes sanitarios que se ha celebrado en estos días.“Es importante el apoyo de ayudas y de servicios adecuados, con el objetivo de respetar la dignidad, la identidad y las necesidades del paciente, pero también de los que asisten al enfermo, familiares y agentes profesionales”, afirmó el pontífice argentino.
Por ello, agregó, es necesario que el modelo biomédico tradicional “se enriquezca de espacios de dignidad y de libertad, lejos de la cerrazón y del silencio que muy a menudo rodean a las personas asistidas”.
Este encuentro sirvió al papa para reiterar el mensaje que ha lanzado en varias ocasiones sobre la importancia en la sociedad de los ancianos.
“Las personas mayores siempre han sido protagonistas en la Iglesia, y todavía lo son. Y hoy, más que nunca, la Iglesia debe dar ejemplo a toda la sociedad del hecho de que los ancianos, a pesar de los achaques inevitables, a veces graves, son siempre importantes, es más, son de hecho indispensables”, dijo.
La conferencia internacional celebrada estos días llevaba el título de “Iglesia al servicio de los enfermos de edad avanzada: la atención a las personas que padecen enfermedades neurodegenerativas”.
Ante ello, el papa indicó que hay que poner en práctica “una pastoral especial para acompañar la vida religiosa de las personas mayores con enfermedades degenerativas graves, con formas y contenidos diversificados, para que, a pesar de ello, sus mentes y sus corazones no interrumpan el diálogo y la relación con Dios”.

La vejez, un gran desafío


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/11/23/v-print/1621429/el-papa-pide-una-asistencia-a.html#storylink=cpy
Aimée Cabrera
Periodista independiente
Las quejas y malestares de los ancianos cubanos se dejan entrever en vivencias familiares, o al observarlos y escucharlos en el vecindario o en centros de servicio a la población.
 La mayoría dan lástima. No todos son acompañados a sus gestiones. Llegan extenuados de luchar por mantener el equilibrio con el bastón en una mano y los documentos en la otra.
A veces, cuesta trabajo que los más fuertes se levanten y les cedan el asiento, o les permitan pasar primero. “Son muchos viejitos, si los dejo pasar a todos más nunca me voy, cuando termine aquí tengo que ir a trabajar”- comenta un joven en la fila del banco del Focsa en el municipio Plaza. Otros se encuentran ubicados en las Casas del Abuelo. En las mismas están desde la mañana hasta la tarde. Muchos tienen que ir solos.
 Las personas se compadecen y los ayudan a cruzar las calles de mucho tránsito como San Lázaro con semáforos muy distantes y una avalancha de vehículos que doblan, bajan y suben a toda velocidad. Los hay que viven internos en los pocos asilos existentes. Los más confortables son los que pertenecen a las iglesias, los estatales apenas tienen que brindar a los que necesitan todo tipo de ayuda y que fueron capaces de darla mientras tuvieron fuerzas.
 La prensa oficial realiza reportajes para comparar las bondades de la sociedad cubana con el abandono a que son sometidos en otros países. Según datos estadísticos Cuba tiene 2 millones 41 mil 392 adultos mayores de 60 años que representan el 18,3% de la población conocida también como de la Tercera Edad. Expertos en la materia argumentan que el envejecimiento actual conlleva a que los familiares que están en activo tengan que dejar de trabajar para cuidar a los ancianos como sucede por regla general con las mujeres. Otros no pueden prescindir de la vía de sustento del hogar y toman medidas drásticas que deprimen a los ancianos como dejarlos encerrados mientras están en su jornada laboral.
 El cuidado de estos por personas particulares puede acarrear situaciones tales como el maltrato, el robo con, o sin fuerza y otras conductas negativas que pueden atemorizar a los ancianos o desencadenar en ellos un recrudecimiento de sus enfermedades.
Los casos que son atendidos por trabajadores sociales son porque no tienen familia. Aún si esta es disfuncional se les niega la atención que necesitan. Por eso se dan casos de ancianos defecados, deshidratados y con enfermedades pulmonares o en la piel porque los vecinos se niegan a afrontar todo el cuidado que requieren. “Me da pena y le tengo lástima. El hijo viene y le coge la chequera y los mandados.
Entre algunos vecinos le damos algo de comer pero se pone majadera y no quiere bañarse ni que le cambien la ropa, a veces hay que pensarlo para entrar y llevarle algo, por qué no se la llevan para un asilo”- dice una mujer residente en el municipio Cerro a propósito de una vecina anciana, abandonada por la familia. Las modalidades de instituciones para cuidar a los ancianos son menores que las necesidades existentes. Y qué hacen los gobiernos de los municipios y de las provincias al respecto: ¡muy poco! Las pensiones y jubilaciones son ínfimas. La mayoría de los ancianos tienen que comprar varias medicinas y los precios en ocasiones no son subsidiados como no lo son tampoco los de los artículos de primera necesidad así puedan ser adquiridos en pesos, la alimentación es precaria.
 En el Granma del 15 de noviembre un hombre que se supone sea un anciano escribió una misiva criticando la que envió otro lector que expuso la mala calidad del cereal conocido como Lactosoy. El anciano suplicó que no fuera a ser abolido este alimento de la canasta familiar. “Parece una arena, no cuaja, hay que revolverlo hasta el último trago, prefiero tomarme una tizana de cualquier yerba que probar esa basura”- opina una anciana que no recibe leche en polvo asignada a quienes padecen ciertas enfermedades como la diabetes. Los cereales que pueden adquirirse en las tiendas recaudadoras de divisas tienen precios superiores a los tres y cuatro CUC, y las cajas de hojuelas superan los cinco. En Cuba solo hay 230 casas de abuelos, que hacen 7 mil 398 plazas y se estima 20 mil 144 adultos demanden este servicio.
Por otra parte existen 127 hogares de ancianos con cerca de 9 287 camas, mientras que otras muchas están rotas y urge recuperarlas. Reparar esas instituciones y lograr poner en uso todo lo inservible es un reto difícil de lograr. Se celebrará por primera vez el Día del Trabajador Social de la Salud en Villa Clara por ser seleccionada la provincia más estable en esta labor en la que se desempeñan unos doscientos especialistas, lo que ha permitido de forma sistemática la atención a quienes presentan problemas económicos o proceden de hogares disfuncionales. El papel de estos trabajadores es “educar, promover salubridad y resolver algunas de las problemáticas que presentan los pacientes”.
No se menciona que otras provincias mantienen esta estabilidad, La Habana debe estar en los últimos lugares. Otra noticia y no tan buena es que en Pinar del Río se producirán alimentos fortificados como cereales de arroz y otros para niños hasta los cinco años, embarazadas, mujeres que están lactando, bebés que no pueden ser amamantados y gestantes con problemas de desnutrición. Y los viejos qué, para ellos no habrá cereales por el momento.
Los espacios de socialización diaria para los adultos mayores, y otras estrategias que se les sugieren solo a la familia no son suficientes, quienes dirigen el país deben ganar en “solidaridad gerontológica” pues ellos son los únicos ancianos que tiene satisfechas todas sus necesidades, por qué no, quiénes fueron el soporte que mantuvo a flote el sistema.
Fuentes consultadas: Villa Clara, sede del Día del Trabajador Social de la Salud, Luz María Martínez y AIN, Granma, 19 de noviembre del 2013, P.2. Producirá Pinar del Río alimentos fortificados en polvo, Ronald Suárez Rivas, Granma, 19 de noviembre del 2013, P.2. Los retos de envejecer, Lisandra Fariñas Acosta, Granma, 14 de noviembre del 2013, P.8. En defensa del Lactosoy, S. L. Velázquez, Granma, Sección Cartas a la dirección, 15 de noviembre del 2013, P.11.

No comments:

Post a Comment