Saturday, November 30, 2013

CUENTO DESDE MI CRIPTA: ¿POR DÓNDE COMENZAMOS?


Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York

Es tal el lío -o "zaperoco" como diría un venezolano- en este mundo que, tengo múltiples temas que podría tratar, pero me quedaría corta de espacio:
Podría hablar del aumento de la represión en Cuba.
Podría comentar sobre Nicolás Maduro, madurando nuevos planes y desapariciones para implantar la dictadura total en Venezuela.
Podría tocar el tema del sombrerudo  Mel Zelaya de Honduras, que no puede creer que su mujer haya perdido las elecciones.
Y podría seguir analizando el tema de los chilenos, a punto de iniciar un nuevo embarque en el Caleuche *.
Lo que pasa es que la  gente no sabe vivir en paz y por eso crecen los problemas... especialmente los creados por los gobiernos.
Es el gusto de ser malo, porque tienen ese bichito dentro, que carcome el alma y está presente en todas partes.
Hay almas buenas, no me mal interpreten, que hacen obras de caridad y respetan a los demás. Pero desgraciadamente van quedando pocos, rodeados de  mandamases que abusan de su poder.
Y volvemos a medir esas fuerzas del mal, desde los dinosaurios de Cuba, hasta el loco que usurpó el poder en Miraflores.
Si fueramos peces, diría que no tenemos agallas y nos dormimos mecidos por la corriente, sin querer oir el estrépito creado por las cadenas de los que abusan, encaramados en trono de sempiternos tiranos.
Finalizando el presente año solo nos queda suspirar hondo, muy hondo  y esperar que los dormidos despierten en el 2014 o se los coma definitivamente el comején rojo del comunismo. 
---

* CALEUCHE

Cuenta la leyenda que el Caleuche es un buque fantasma que navega por los mares de Chiloé y los múltiples canales del sur. Poderosos brujos conforman su tripulación, la que sólo navega por las noches, jamás con luz de día. Según la creencia popular las personas que han muerto ahogadas son recogidas por este misterioso barco desde las profundidades del mar para ser acogidas en la vida eterna. Si bien la embarcación brinda hogar a aquellos que han naufragado, no es igual de gentil con aquellos que se han atrevido a dirigirle la mirada de frente. Los tripulantes castigan a los “osados” torciéndoles la boca o la espalda, e incluso en ocasiones, dándoles la muerte. Para ocultarse de las miradas no deseadas, El Caleuche tiene las facilidad de transformarse en un simple madero flotante o simplemente hacerse invisible. Otros lo identifican como el barco que se oculta en la neblina que él mismo genera para esconderse de las personas. No obstante, el Caleuche también puede ser compasivo. Cuando navega cerca de las costas y se apodera de ciertas personas, las lleva a visitar ciudades instaladas en el fondo del mar, revelándoles las ubicaciones de las grandes fortunas ocultas en el mar y permitiéndoles gozar de ellas con la amenazante condición de que mantengan esos secretos hasta la muerte. Si no lo hacen se exponen a ser severamente castigados por los “brujos” tripulantes. Las malas lenguas dicen que cuando un comerciante logra hacerse de una rápida fortuna, es debido a que ha tenido contactos ocultos con el barco “fantasma”.
AMEN

No comments:

Post a Comment