Tuesday, August 27, 2013

ACTUALIZADO EEUU PODRIA ATACAR SIRIA

... con misiles este jueves y operación duraría tres días

Según fuentes militares consignadas por la cadena "NBC", la acción buscará ser un mensaje de advertencia para el Presidente sirio Bashar al-Assad.

WASHINGTON.- Los primeros ataques con misiles en Siria, liderados por Estados Unidos, podrían comenzar "tan pronto como el jueves", según informaron hoy altos funcionarios de la Casa Blanca a la cadena NBC.

Las acciones militares se ejecutarían durante un periodo limitado de tres días, y serían un mensaje de advertencia para el Presidente sirio, Bashar al-Assad, después de los supuestos ataques con armas químicas ocurridos la semana pasada.

El Presidente estadounidense, Barack Obama, comenzó una ronda de contactos con sus principales aliados internacionales para discutir las posibles acciones militares en el país islámico tras las informaciones sobre el uso de armas químicas por parte del régimen.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, condenó este lunes el uso "indiscriminado a gran escala" de armas químicas contra civiles, tachándolo de "obscenidad moral", aunque no precisó si Estados Unidos se decantará por una intervención militar.

Según líderes de la oposición en Damasco, el uso de armas químicas contra civiles dejó alrededor de 1.300 muertos el pasado 21 de agosto.

Los "Amigos de Siria", que agrupa a los países que apoyan a la oposición al régimen de Al- Assad, han confirmado a la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS) que habrá una intervención militar en ese país, según informó hoy a Efe un portavoz de esta alianza, Mohamed Sarmini.

Sarmini aseguró que esta confirmación fue transmitida el lunes a la mayor coalición opositora durante una reunión mantenida en Estambul, aunque señaló que no hay detalles sobre cuándo se podría producir esta acción militar.

Detalles de la operaciónPor su parte, el diario "The Washington Post" ya había informado en su edición online, citando a funcionarios de alto rango, que la Casa Blanca estaba considerando un ataque militar de duración y alcance limitados, que duraría entre uno y dos días.

La operación se llevaría cabo con misiles de crucero o bombarderos de largo alcance disparados desde buques de guerra y estaría dirigido contra objetivos militares no relacionados directamente con el programa de armas químicas del país. La idea es destruir su defensa aérea, aviación, tierra, misiles y fuerzas navales.

El momento del ataque dependería de tres factores: que se completen las informaciones de los servicios secretos sobre la implicación de la cúpula siria en el supuesto ataque con gas venenosos de la semana pasada, las deliberaciones con los aliados y el Congreso y el análisis del marco legal internacional.
---

Occidente podría atacar en días, avisan enviados de EEUU y sus aliados a los rebeldes

El régimen de Al Assad asegura que se defenderá con 'todos los medios disponibles' en caso de una intervención militar internacional.

Las potencias occidentales podrían atacar Siria en los próximos días, dijeron enviados de Estados Unidos y sus aliados a los rebeldes que luchan contra el presidente Bashar al-Assad, informó Reuters citando fuentes que asistieron a una reunión entre las partes.
Las fuerzas estadounidenses en la región están "listas para ir", dijo el secretario de Defensa Chuck Hagel, mientras Washington y sus aliados europeos y de Oriente Medio hacían planes para castigar a Al Assad por un ataque con gas letal que causó la muerte de cientos de civiles la semana pasada.
Varias fuentes que asistieron a una reunión en Estambul el lunes entre líderes de la oposición siria, diplomáticos de Washington y otros gobiernos informaron a Reuters que señalaron a los rebeldes que esperen una acción militar y se preparen para negociar la paz.
"Le dijeron a la oposición en términos claros que una acción para impedir que el régimen de Al Assad vuelva a usar armas químicas podría darse en los próximos días y que, de todos modos, ellos deberían prepararse para conversaciones de paz en Ginebra", dijo a Reuters una de las fuentes que participó en la reunión.
Ahmad Jarba, presidente de la Coalición Nacional Siria, se reunió con enviados de 11 países del grupo Amigos de Siria, incluyendo a Robert Ford, el embajador estadounidense en Damasco, en un hotel de Estambul.
Los investigadores de armas químicas de la ONU, quienes finalmente pudieron llegar a un lugar afectado y tomar muestras el lunes, postergaron una segunda visita a suburbios de Damasco en manos rebeldes para el miércoles. Washington dijo que ya consideraba a Al Assad como responsable de una "obscenidad moral".
Pero enfrentando la desaprobación rusa y china, que probablemente complicará las esperanzas de un frente unido respaldado por la ley internacional, y deseosos de triunfar ante votantes preocupados en sus propios países, los líderes occidentales parecían no estar apurados por apretar el gatillo.
El primer ministro británico, David Cameron, convocó al Parlamento para que se reúna en una sesión sobre Siria el jueves.
El presidente estadounidense, Barack Obama, Cameron y el mandatario francés, Francois Hollande, enfrentan duras preguntas sobre cómo terminará una intervención, que probablemente esté limitada a ataques aéreos, y si se arriesgarán a entregar el poder a rebeldes islamistas en caso de que Al Assad fuera derrocado.
En Francia, que asumió un papel de liderazgo para ayudar a los rebeldes libios a derrocar a Muamar el Gadafi en 2011, Hollande tenía previsto convocar a embajadores.
Una fuente diplomática francesa dijo que París no tenía dudas de que las fuerzas de Al Assad realizaron la semana pasada el ataque con gas letal que dejó centenares de muertos y que "no eludirá sus responsabilidades" de responder.
En un indicio de que algunos países árabes podrían ayudar a las potencias occidentales a argumentar el caso de la guerra contra cualquier veto de Naciones Unidas de Moscú y Pekín, la Liga Árabe emitió un comunicado diciendo que el Gobierno de Al Assad era responsable del ataque con armas químicas.
En Arabia Saudita, el principal patrocinador regional de los rebeldes, el ministro de Relaciones Exteriores, Saud al-Faisal, pidió una "postura decisiva y seria de la comunidad internacional para detener la tragedia humanitaria del pueblo sirio".
Los temores de un conflicto internacional impactaron algunos mercados financieros, principalmente en la vecina Turquía, así como en economías emergentes que podrían verse afectadas por un enfriamiento del comercio internacional.
Obama no ha tomado una decisión
Consultado sobre si las fuerzas estadounidenses estaban listas para atacar Siria, Hagel dijo a la BBC: "Estamos listos para ir".
"Hemos movido recursos para estar disponibles para cumplir y obedecer con cualquiera que sea la opción que el presidente desee tomar", dijo Hagel durante un viaje a Brunei, de acuerdo a una transcripción parcial provista por la BBC.
Sin embargo, Obama no ha tomado la decisión de ordenar ataques militares contra el Gobierno sirio, dijo el martes un funcionario de alto rango de la Casa Blanca.
Generales de alto nivel de Estados Unidos y aliados europeos y de Oriente Medio se reunieron en Jordania para lo que podría ser un consejo de guerra.
Hagel dijo que Estados Unidos tendrá "muy pronto" información de inteligencia sobre el envenenamiento masivo de la semana pasada. Pero señaló que, después de los llamados de sus pares británicos y franceses, había pocas dudas entre aliados estadounidenses de que el "estándar humanitario internacional más básico fue violado".
Turquía, vecino de Siria e integrante del pacto militar de la OTAN liderado por Estados Unidos, lo calificó como un "crimen contra la humanidad" que exige una reacción internacional.
El Gobierno sirio, que niega haber usado gas, dijo que continuará con su ofensiva contra los rebeldes en los alrededores de la capital.
El ministro de Relaciones Exteriores Walid al-Moualem señaló que un ataque estadounidense ayudaría a los aliados de Al Qaeda y sostuvo que los líderes occidentales "se engañan a sí mismos" si esperan ayudar a los rebeldes para crear un balance de poder en Siria.
Al-Moualem aseguró que el régimen sirio se defenderá con "todos los medios disponibles" en caso de una intervención militar internacional.
"Tenemos dos opciones: rendirse o defendernos con los medios a nuestra disposición. La segunda opción es la mejor: nos defenderemos", afirmó, según la agencia Notimex. "Siria no es un caso fácil, tenemos defensas que sorprenderán al mundo", añadió.
El canciller rechazó nuevamente las acusaciones sobre el ataque químico. "Desafío a quien tenga una sola prueba sobre el uso de armas químicas por parte nuestra, que la haga ver a la opinión pública mundial", dijo.
El lunes, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry dijo que el presidente Obama "cree que se debe responsabilizar a aquellos que usan las armas más inhumanas del mundo contra las personas más vulnerables del mundo".
"Lo que vimos en Siria la semana pasada debería impactar la conciencia del mundo", añadió.
Aún está lejos de aclararse cómo afectaría el curso de la guerra civil una intervención militar. Los disturbios en Egipto, cuyo levantamiento del 2011 inspiró a los sirios a rebelarse, han subrayado cuán impredecible son las revoluciones.
Conflicto regional
Rusia, un importante proveedor de armas de Al Assad, ha dicho que los rebeldes podrían haber liberado el gas y advirtió contra un ataque a Siria.
El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Gennady Gatilov, criticó a Washington por cancelar conversaciones bilaterales sobre Siria previstas para el miércoles.
"Trabajar en los parámetros políticos para una resolución en Siria sería excepcionalmente útil ahora, cuando la amenaza de la fuerza cuelga sobre el país", escribió Gatilov en Twitter.
El conflicto sirio ha dividido Oriente Medio. Irán, un país musulmán chií, ha apoyado a Al Assad y su minoría alauita contra los rebeldes, mayormente suníes, algunos de los cuales son islamistas, que tienen respaldo de países del Golfo Pérsico.
En Teherán, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo: "Queremos advertir fuertemente contra cualquier ataque militar en Siria. Definitivamente tendrá consecuencias peligrosas para la región".
"Estas complicaciones y consecuencias no estarán restringidas a Siria. Abarcarán a toda la región", insistió.
Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Israel no estaba involucrado en la guerra civil en Siria, pero que respondería enérgicamente a cualquier intento de ataque en su contra.
"No somos parte de esta guerra civil en Siria, pero si identificamos cualquier intento de atacarnos responderemos, y responderemos enérgicamente", afirmó.

No comments:

Post a Comment