Thursday, January 3, 2013

LA DANZA DE LOS ESCORPIONES

LUCHA POR EL PODER 


Angélica Mora
Apuntes de una Periodista
Nueva York

 Los dos políticos venezolanos, que estiman que son herederos de Chávez, van y vienen como se les place de Cuba: 
Ellos son el vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro y el actual presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. 
Ambos viajan a La Habana con el doble propósito de visitar a Hugo Chávez y abogar ante el gobierno cubano, para convertirse oficialmente en los reemplazantes del mandatario enfermo, como Presidentes y como Líderes de la región.
Estos personajes "se mascan, pero no se tragan" y harían cualquier cosa por sacar al rival del camino. Maduro y Cabello saben sus ventajas y limitaciones y quisieran que se defina de una vez por todas quien será el Gran Reemplazante.
Alguien describió la actual lucha de Maduro y Cabello como la de dos escorpiones (alacranes) que se enfrentan y se miden para darse la picada mortal que desbarate al otro.
Nicolás Maduro tiene el victo bueno de la Cúpúla gobernante cubana, porque es manejable. Cuenta con el apoyo y la total confianza de Chávez por su absoluta entrega a órdenes y caprichos.
Diosdado Cabello es peligroso para los planes del gobierno de La Habana, porque no tiene el afecto que tiene el Presidente enfermo para con los hermanos Castro. Es astuto y no tiene escrúpulos de ninguna clase. No es fácil de dominar en un momento dado. Si llegara el momento propicio, negociaría  con los Estados Unidos.
El enfrentamiento está a la vista, a pesar de que Maduro y Cabello se han jurado amistad eterna. La lucha se ha extendido en la misma Venezuela entre los chavistas, quienes se han divididos en dos bandos: El grupo encabezado por Maduro —ungido como heredero por el propio Chávez— y el liderado por Cabello.
A Diosdado Cabello le molestó que hablaran sobre su visita de este miércoles a Cuba.
- "No es que fui el miércoles, yo voy y vengo. No he ido solamente una vez a La Habana (...) todos estos días voy y vengo. Cuando vamos, le transmitimos fortaleza y amor al presidente (…)
Luego, en forma amenazante agregó:
-"No se equivoquen con la revolución porque les va a costar muy, pero muy caro”. 
Con esto él y Maduro confirman que los viajes a Cuba son como ir a la esquina. En la Isla ambos juegan sus cartas en reuniones con la Cúpula gobernante cubana.
Por todo esto, las apuestas está abiertas entre estos dos candidatos. Uno llegará a la orilla.
Y en la otra orilla dicen que está el presidente  de Ecuador, Rafael Correa, con ambiciones de ser el  posible sucesor de Chávez en el liderazgo regional.
Pero esa, es otra historia.

No comments:

Post a Comment