Friday, November 9, 2012

ARGENTINA: ANALISIS DE LA MARCHA

Probably you. (Photo/Wikipedia)

LA MARCHA FUE UN ÉXITO, FUÉ INOFENSIVA Y LA TIRANÍA SIGUE


Cosme Beccar Varela 
 
"...Vió Jesús la gran muchedumbre y enterneciéronsele las entrañas porque andaban como ovejas sin pastor". (S. Marcos 6,34).

Era imposible no acordarse de esta escena del Evangelio y esta frase de Nuestro Señor Jesucristo cuando me encontraba en medio de aquella inmensa multitud que ocupaba Buenos Aires. Todos iban movidos por una misma idea y un mismo sentimiento de Justicia.

La s injusticias en concreto contra las cuales reclamaban eran varias, pero todas tenía un denominador común: “este no es un gobierno, es una tiranía que oprime al pueblo y lo seguirá oprimiendo mientras no sea removida”.

Cada una de esas quejas es un capítulo de la gran acusación del juicio político que debe deponer a la usurpadora presidencial, a sus ministros, a los miembros de la Corte Suprema , a los jueces parciales o venales y demás cómplices del régimen.

Sin embargo, los diputados, supuestos "representantes del pueblo" pero que no representan sino a sus partidos ni sirven sino a sus ambiciones espúreas, no se dan por enterados. Aferrados a sus bancas, fuente incesante de satisfacciones personales que nada tienen que ver con el servicio de la Patria, esperan que pase el embarazoso momento en que el pueblo se hace presente en las calles para recordarles su traición, y dentro de pocos días seguirán haciendo lo mismo que hasta ahora o sea, colaborar por activa o por pasiva con la tiranía.

En cuanto a la usurpadora y los demás detentores de cargos que la opinión pública acusa de delitos o de incumplimiento de sus deberes, se ríen cínicamente de la gigantesca protesta desesperada porque saben que así como la hacen, no tienen posibilidad alguna de darles a ella y a ellos su merecido.

Tanto más como que cuentan con la complicidad de la "oposición" en todas sus ramas y con una prensa que oculta sistemáticamente la verdad.

Inclusive los supuestos diarios "no oficialistas", como " La Nación" y "Clarín". Los otros, por supuesto, se regodean contemplando la impotencia de los sometidos y se gozan en la eficiencia de sus planes, siempre exitosos, para asaltar el poder, mantenerlo y aumentarlo sin que importe cuántos son los que se oponen ni cuán numerosas e indignadas son sus protestas.

No comments:

Post a Comment