Tuesday, October 30, 2012

BOLIVIA: PELIGRA LA LIBERTAD DE PRENSA

ANP insta a congresistas de la república defender Libertad de Prensa

 

Medios privados bolivianos ante la justicia acusados por gobierno de Morales

Raul Burgoa

Directores de medios privados bolivianos comparecen desde el lunes ante la justicia acusados de incitación al racismo y discriminación, al haber supuestamente distorsionado un discurso del presidente Evo Morales, que afirma que la prensa es “la mejor oposición” a su gestión.Los imputados, entre ellos el nonagenario sacerdote hispanoboliviano José Gramunt de Moragas, director de la agencia católica de noticias Fides (ANF), fueron citados por la fiscal Claudia Pastén con la advertencia de que “en caso de desobediencia se expedirá mandamiento de aprehensión”.
La agencia local ANF y los periódicos Página Siete y El Diario, decano de la prensa nacional, acudieron al citatorio a pesar de que niegan jurisdicción del tribunal ordinario y piden la vigencia de la ley de imprenta, que data de 1925.
“Le he manifestado a la fiscal que no reconozco su competencia, pero sí respondo sus preguntas porque soy respetuoso de las autoridades judiciales del país”, dijo Raúl Peñaranda, director de Página Siete, que compareció este lunes. El director de ANF comparecía más tarde, y el de El Diario el martes.
“No hemos cometido error y menos aún delito”, señaló Peñaranda, cuyo diario, fundado en el 2010, recibió el viernes fuertes críticas del vicepresidente Alvaro García, que sostuvo que sus ejecutivos están vinculados “a la capitalización (de empresas estatales, en la década de los 90) y a la derecha chilena”.
El gobierno amenazó con juicios a los medios que recogieron “de forma maliciosa” unas declaraciones del presidente Evo Morales, en agosto, en las que señalaba que mientras en el altiplano puede no haber alimentos si hay heladas, no hay lluvia o cae granizo, “en el oriente no, sólo por flojos podemos hambrear”.
Los titulares de los tres medios organizaron protestas contra el mandatario en la región oriental del país, cuyos liderazgos de derecha son opositores al gobierno.
Las ásperas relaciones entre el Ejecutivo y un sector de la prensa comenzaron mucho antes. A fines del 2011 el presidente Morales lanzó una mordaz crítica contra los medios, a los que llamó “el mejor opositor” a su gobierno.
Sin embargo, el pico más alto de esa tormentosa relación fue en el 2010, cuando manifestaciones convocadas por los gremios de prensa en las principales ciudades del país forzaron al gobierno a asegurar que una ley antirracismo, entonces en debate, no iría en menoscabo de las libertades de expresión y prensa.
Desde que asumió, Morales, un indígena de izquierda, tuvo una difícil relación con la prensa, en especial con algunos medios. Un periodista lo calificó de “cruce de llama (auquénido andino) con lucifer”, mientras que conductores de radio de Santa Cruz denominaban como “maldita” a la raza aymara a la que pertenece el mandatario.
Pero el propio presidente se ha referido también a los periodistas en términos despectivos. A los comunicadores que lo esperan a la salida del Palacio de Gobierno los hs llamado “granja de pollos” o “coro de vuvuzelas”.
La Sociedad Interamericana de Prensa cuestionó al gobierno boliviano por sus demandas judiciales contra medios, a las que calificó de “intimidatorias”.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/10/29/v-print/1332978/medios-privados-bolivianos-ante.html#storylink=cpy

No comments:

Post a Comment