Sunday, September 30, 2012

VENEZUELA: MAR HUMANO MARCHA POR CAPRILES

 

Henrique Capriles saluda a simpatizantes en un podio en la plaza de la Avenida Bolívar en Caracas durante un mitin señalando el cierre de su campaña el domingo 30 de septiembre.
Cientos de miles de venezolanos que agitaban banderas llenaron el domingo una avenida de Caracas durante el cierre de la campaña de Henrique Capriles Radonski, que en las elecciones de la próxima semana buscará poner fin a los casi 14 años de gestión del presidente Hugo Chávez.

Capriles fustigó al socialista Chávez como un autócrata que malgasta el dinero de Venezuela en amigos extranjeros, un gobernante que promete mucho pero cumple poco, y un hombre que habla de la paz mundial mientras los crímenes en las calles de su país llegan a un nivel récord.
“El es luz para afuera y oscuridad en Venezuela,” declaró Capriles desde una elevada plataforma ante la enorme multitud reunida en al amplio Avenida Bolívar, vestido con una camisa y un sombrero con los colores amarillo, azul y rojo de la bandera venezolana.
Chávez ha dado cientos de millones a amigos en el extranjero —para un estadio deportivo en Uruguay, una clínica en la República Dominicana y una banda de salsa en Puerto Rico— a pesar de que muchos venezolanos permanecen sumidos en la pobreza, agregó.
Capriles nunca mencionó a Cuba, que recibe subsidios de miles de millones de dólares de Chávez pero que mantiene a un personal médico de 30,000 personas en Venezuela que atienden a la población pobre del país y son vistos con buenos ojos.
“El quiere salvar a la humanidad… ¿pero quién nos salvará a nosotros?”, dijo Capriles a la multitud asistente al acto, que constituyó el cierre de su campaña como candidato de la oposición unificada para las elecciones presidenciales del 7 de octubre en el país productor de petróleo, con 30 millones de habitantes.
Chávez, socialista declarado y áspero crítico de Estados Unidos, fue elegido por primera vez en 1998 y tiene previsto cerrar su campaña de reelección con un acto semejante en la misma avenida el jueves. Muchas encuestas le dan la ventaja, mientras que otras favorecen a Capriles.
Los partidarios Capriles comenzaron a marchar alrededor de las 10 a.m. desde siete puntos alrededor de la capital, en lo que parecían ser siete ríos humanos, y habían copado la Avenida Bolívar mucho antes de que el candidato llegara en la cama de un camión abierto a las 2:50 p.m.
Vestida con una camisa estampada con la bandera de Venezuela, Omaira Martínez, de 46 años de edad y secretaria en la oficina de recursos humanos de una empresa privada, dijo que votó por Chávez en su primera elección en 1998, pero nunca más después.
“Nunca cumple lo que promete. Nos traiciona”, dijo Martínez mientras se preparaba para iniciar su marcha desde la Plaza Venezuela. “No ha hecho nada con las viviendas, con la educación, con el crimen, porque nos están matando todos los dias”.
Venezuela tiene la cuarta tasa mundial más elevada de homicidios después de Honduras, El Salvador y Jamaica, de acuerdo con datos de Naciones Unidas.
La contadora Alexandra Martínez, de 38 años, dijo que nunca voto por Chávez, y que no lo hará esta vez debido a su autoritarismo, su embestida contra las clases media y alta del país, y sus repetidos enfrentamientos con Washington.
“Queremos paz y democracia. No queremos dictadura”, dijo Martínez mientras ella y su madre, Aura Fernández, iniciaban su marcha de cuatro millas hacia la manifestación. Capriles, añadieron, gobernó de manera excelente durante sus cuatro años como gobernador de Miranda.
Subrayando su descontento con el presidente había un grupo de unos 50 manifestantes de Bandera Roja, un partido político marxista que desciende de un grupo guerrillero de izquierda formado en Cuba durante la década de 1960.
Chávez es “sólo un capitalista disfrazado de rojo”, dijo el portavoz del grupo, Pedro Andrade, un estudiante de ciencias políticas de 25 años, en referencia al color del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela. Chávez “no está dentro de nuestros principios revolucionarios como vanguardia de la lucha proletaria”.
Después de la manifestación en apoyo a Capriles, uno de sus anuncios políticos de televisión mostró a Chávez haciendo muchas promesas que nunca se cumplieron. Otro lo mostró jactándose en un evento de que las reservas de petróleo del país pertenecen ahora al pueblo venezolano, y en otro enumerando a las compañías extranjeras que participan en la explotación de las reservas.
Un grupo de unos 50 simpatizantes de Chávez montados en motocicletas, los temidos “motorizados” que han lanzado ataques durante otras manifestaciones de la oposición, se hicieron presentes en las calles cerca de la concentración de Capriles, pero no se reportaron incidentes de violencia. También se presentaron escuadrones antimotines de la Policía y la Guardia Nacional.
Tres partidarios de Capriles fueron muertos en el estado occidental de Barinas cuando por lo menos un hombre armado abrió fuego contra una caravana del partido Primero Justicia, que es parte de la coalición opositora que respalda a Capriles.
El ministro de Justicia y del Interior, Tareck El Aissami, informó el domingo mediante un mensaje de Tweeter que se había arrestado a un sospechoso, pero no lo identificó. Funcionarios de Primero Justicia han alegado que los disparos mortales vinieron de un grupo de partidarios de Chávez.
Mientras tanto, Chávez acusó a Capriles de formar parte de una “derecha radical y enloquecida” que se está haciendo pasar por izquierdista para eliminar su modelo de “socialismo del siglo XXI”.
“Nadie en su buen juicio puede decir que el modelo está agotado. Tanto no está agotado que la derecha ha tenido que disfrazarse de izquierda”, argumentó el presidente durante una entrevista de televisión grabada el pasado jueves y difundida el domingo.
Chávez admitió que su modelo de socialismo requiere “un nuevo impulso, un nuevo vigor” después de casi 14 años en el poder, pero insistió en que la mayoría de los venezolanos apoya su gestión.
Su victoria en las elecciones del próximo domingo conviene, agregó, a los dueños de las grandes empresas privadas y “a toda la burguesía, porque con Chávez aquí se garantiza la tranquilidad, la paz y el desarrollo del país”.
Añadió que también “la clase media alta debería votar por Chávez, quien es garantía de bienestar familiar”, y lamentó no haber podido lograr hasta ahora que en esos sectores no se le mire “con odio”.
El corresponsal de The Miami Herald Jim Wyss, y cables noticiosos contribuyeron a esta nota.
Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/09/30/v-print/1311590/multitudinario-cierre-de-campana.html#storylink=cpy
 ---
Fin a la era del odio
Ante un lleno impresionante de la avenida Bolívar y sus alrededores, Capriles prometió gobernar para todos los venezolanos y poner fin a la violencia, "que sólo deja hogares y familias destruidas". Dijo que el próximo domingo será presidente para cumplir con las promesas de un país mejor, no para crear un partido político y anunció el fin de la regaladera de las riquezas venezolanas a otros países
Tal Cual


Ante un lleno impresionante que no solo plenó la avenida Bolívar sino que desbordó las calles y avenidas contiguas al centro capitalino, el candidato presidencial Henrique Capriles Radonski clausuró este domingo su campaña electoral en Caracas con la convicción de que el próximo domingo será presidente, "pero no el presidente de un solo sector de los venezolanos, sino de todos los venezolanos", porque, enfatizó, "vamos a hacer un gobierno de unidad, sin exclusiones ni pases de factura... un gobierno donde quepan todos, incluso aquellos que no votaron por nuesra opción".
Capriles, quien a las 2 de la tarde atravesó, subido a un auto, la avenida Bolívar, ataviado con una camisa tricolor y haciéndose paso entre un mar de gente que horas antes había cubierto la arteria principal de Caracas, al tiempo que regalaba gorras tricolor, símbolo de su candidatura por cortesía del CNE, no tuvo dudas en calificar la concentración como "la más grande que se había registrado en Caracas", y lamentó que la avenida le haya quedado pequeña para la cantidad de caraqueños que acudieron al llamado de este acto.
¡Arriba Caracas!, !Qué viva Venezuela!, !Qué viva Caracas!”, fue lo primero que dijo Capriles al subirse a la tarima.
De inmediato, al iniciar su intervención, el abanderado de la Unidad lamentó la muerte de tres activistas del Comando Venezuela en Barinas, a manos de presuntos militantes del PSUV, quienes además son funcionarios de la gobernación de Barinas, y que actualmente permanecen detenidos para ser llevados a un tribunal y ser imputados por homicidio. "Ayer la violencia cobró la vida de tres jóvenes, algo que nunca ha debido pasar. Quiero decirle a nuestro pueblo en Barinas, que el 7 de octubre vamos a derrotar la violencia en Venezuela”. Dijo que el pueblo está cansado de la violencia y a la confrontación. “No tenían por qué caer esos tres jóvenes producto de la intolerancia. El 8 de octubre vamos a construir un país de paz, y los derrotados van a ser los violentos”, dijo.
Al respecto, Capriles dijo que estos tres venezolanos, compatriotas, "nuevas víctimas de la violencia que desde hace años se ha instalado en el país", constituyen la mejor demostración que nuestro desafío es acabar con la violencia, "de que nuestro gobierno debe ponerle fin al odio" y acabar con esa persecución y exclusión de los ciudadanos por su forma de pensar.
Aseguró que los venezolanos abrirán las puertas del progreso el 7 de octubre. “A los jóvenes, les decimos que tenemos todos los recursos y talento humano, pero nos hace falta un buen Gobierno. Nadie puede tener miedo, solo a estar estancado, el 7 de octubre tenemos que vencer el miedo y las promesas incumplidas. Cuando vayan a votar el  7 de octubre y estén frente al tarjetón, piensen es su mujer, en su madre, en su padre, en sus hijos y en ustedes. Ese día será alegre, hermoso, será el día de Venezuela. Antes marcar y dejar su huella,  cuando vean la foto del flaco, siéntanse reflejado en ella, voten por ustedes, porque yo también lo haré, voy a votar por Caracas, por Venezuela, por el pueblo que necesita ayuda, voy a votar  para que el país salga adelante”.
Capriles Radonski reiteró que el 8 de octubre los derrotados serán los intolerantes. “El 8 de octubre no habrá pueblo derrotado, la etapa del odio quedará enterrada en Venezuela a partir del 7 de octubre. Lo que pasó en Barinas nunca debió ocurrir. A los familiares de esos tres ángeles les decimos que el 7 de octubre vamos a derrotar la violencia. A Venezuela tiene que llegar la paz porque, qué le decimos a quienes están a las afueras de la morgue de Bello de Monte,  a los que han tenido que trasladar a sus muertos en carros particulares porque no llega la furgoneta. ¡Qué le decimos a los que viven en un barrio y sienten miedo, a las madres que temen cuando sus hijos salen a la calle porque no saben si van a regresar! ¡Cuántas personas han perdido la vida, con este Gobierno se multiplicaron por cinco los homicidios!.  No podemos decirle que la función debe continuar como lo hacen ellos, sino que vamos a ponernos al frente de la seguridad”.
Dijo que el pueblo de Caracas se cansó de promesas incumplidas. “¿Que pasó con la universidad de Catia, los 19 de planes de seguridad fracasados, el cardiológico de Montalbán? ¿Que pasó con el Bus Caracas, la línea 5 del metro, el parque de La Carlota, donde solo aterrizan los aviones de los boliburgueses, qué pasó con el saneamiento del río Guaire? Pura cháchara. Más claro no canta un gallo, al candidato del Gobierno no le no importan las viviendas, si se va luz, las calle destruidas, si usted está mal y no tiene empleo, a él solo le importa su revolución. A solo 7 de las elecciones, les digo que a mí lo que me importa es el pueblo de Venezuela. Usted no se comporta como el presidente de todos, yo si seré el Presidente de todos los venezolanos. Usted llegó al extremo, de decirle a nuestro pueblo que no importa que lo atraquen, que lo que importa es su proyecto político. Aquí lo importante es construir un país, nuestra ideología es progresar es superar la pobreza, que haya empleo y seguridad”.
En ese sentido, el candidato opositor responsabilizó al gobierno actual de no haber hecho nada contra la violencia, del mismo modo como tampoco ha hecho nada por los jovenes desempleados, ni por las familias damnificadas que todavían peramanecen en los refugios. "Yo trato de comparar las ofertas del candidato de Gobierno con su obra y descubro que no ha hecho nada, que ha engañado al pueblo venezolano, y ahra piden que le den seis años más para realizarlas obras". Y agregó: ¿Pero yo me pregunto seis años para qué? ¿si no hizo nada en 14 años en materia de salud hospitalaria, vialidad, inseguridad o desempleo , ¿acaso piensa hacerelo en 6 años".
Capriles enfatizó que desde el 8 de octubre en Venezuela se iniciará la construcción de un “país de paz”, “el pueblo está cansado de la violencia y la confrontación”.
Recordó su trayectoria política y pidió a los venezolanos identificar cuál de los candidatos quiere un cambio y cuál se enfermó de poder, “el que hoy está en Miraflores defraudó al pueblo venezolano, yo sigo igual de flaco, pero sigo buscando el cambio para Venezuela”.
Aseguró que nunca pretenderá ser un mesías y que sólo trabajará para enterrar la época de odio. "Sacaremos a este país adelante, tenemos que entender que el país lo hacemos entre todos”.
Invitó a los presentes que, una semana antes de las elecciones, hagan su balance y vean si estos últimos 14 años han vivido con seguridad y sin han visto prosperar en sus sueños. "Pues yo le diré que que a partir del 7 de octubre vamos a estar mejor”. También dirigió su mensaje a las madres que han perdido hijos víctimas de la violencia, “por sus hijos vamos a sacar este país adelante, vamos a tener paz en esta tierra. A las madres que temen cuando sus hijos salen, les digo que hay un camino”.
Se refirió igualmente al derroche del gobierno actual, que ha regalado a otros países 259 mil millones de bolívares" y enumeró algunos de las donaciones y obsequios hechos por el presidente Chávez a otros países, a veces sin justificación, cuando en Venezuela hay familias que están pasando necesidades.
"Miren esto: 430.000 bolívares para un estudio de limpieza del río Hudson en la ciudad de Nueva York, allá en el imperio; donación para una orquesta de salsa de Puerto Rico, 430.000 bolívares; reforma de una refinería en Jamaica, 423 millones de bolívares". Frente a estas cifras, el candidato mencionó la situación de los hospitales en el país, "no tienen ni una gasa (...) pero es que la revolución es luz para afuera y oscuridad en la casa".
"Pues, yo les digo que a partir del 10 de enero se acabaron los regalos, la entrega de nuestro petróleo, todos los recursos serán para nuestro pueblo".
Llamó a los venezolanos a conocer el programa de gobierno del Presidente y resaltó que mientras Caracas se convirtió en una de las ciudades más violentas del mundo, "la propuesta del Gobierno es lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria. Mi hermano, y la paz en el 23 de enero quién la garantiza, la paz en cualquier rincón de nuestra Venezuela. Vengo aquí para asumir el compromiso de la paz en Venezuela".
Refirió que el Gobierno habla sobre recuperar la independencia en el país. “La independencia no se la debemos a usted (Chávez), se la debemos a Bolívar y a los libertadores de Venezuela. Si usted se cree otro Bolívar está en su derecho, pero Bolívar es de todos y usted no se comporta como el Presidente de todos y yo si quiero ser el Presidente de todos los venezolanos (…) La verdadera independencia es tener vivienda, luz, agua, es caminar tranquilos por las calles de Venezuela”.
Dijo que en estos días el candidato del Gobierno afirmó que que no importan las viviendas si se va la luz, si la calles están destruidas. "Si usted no tiene empleo, si está mal, que lo único que importa es la revolución. Yo le quiero decir que aquí lo que único que importa es el pueblo de Venezuela”.
Al dar las gracias a los presentes "porque han dado una demostración de fuerza, ustedes son los protagonistas de la historia", Capriles invitó a todos los venezolanos su deber con ellos mismos y que acudan a votar, "porque ese día será una fiesta para Venezuela".

1 comment:

  1. ¡Hola Angélica! Sigo con interés los sucesos en Venezuela, porque es obvio que la Argentina va por camino parecido al de Chávez, hecho que me entristece enormemente. Hace tiempo que escucho a Capriles (cuando puedo, porque aquí hay mucha censura y no tengo T.V. satelital, ni Direct T.V. ni nada parecido!) Busco por Internet.. Ojalá haya un gran cambio para bien en Venezuela. Yo no puedo opinar sobre Capriles, pero me ha gustado lo que he leído sobre él, desde un principio ¡Y cualquier cambio será bienvenido, hay que arriesgarse a lo nuevo luego de tantos años de chavismo! Un abrazo fuerte, voy a estar muy atenta el domingo venidero.

    ReplyDelete