Monday, August 27, 2012

VARIAS ACTUALIZACIONES: VENEZUELA: AUMENTA EL NÚMERO DE MUERTOS, EL FUEGO NO SE HA APAGADO, CONTROVERSIAS Y NERVIOS

Sube a 48 el número de muertos en el incendio de la refinería venezolana

El número de víctimas mortales de la explosión ocurrida este sábado en la refinería de Amuay, del Centro Refinador Paraguaná (CRP), subió a 48, aseguró hoy Stella Lugo, gobernadora del estado Falcón, donde están esas instalaciones.“Tenemos hasta ahora la cifra oficial de 48 fallecidos”, declaró Lugo a la emisora Unión Radio de Caracas.
La refinería de Amuay sufrió una explosión en la madrugada del sábado como consecuencia de un escape de gas que provocó el incendio de nueve tanques de combustible en la refinería y destrozos y derrumbes en las viviendas aledañas, especialmente en las estructuras del Destacamento 44 de la Guardia Nacional.
La funcionaria dijo que las nuevas víctimas no son parte del grupo de heridos hospitalizados, que, según dijo este domingo la ministra de Salud, Eugenia Sader, suman 31 personas.
Lugo sostuvo hoy que los heridos “están estables”.
Las autoridades del hospital Coromoto en Maracaibo confirmaron este domingo la muerte de dos de los pacientes que habían sido trasladados a esa ciudad desde Punto Fijo, aunque durante el día se especuló con una tercera víctima, extremo que la gobernadora desmintió.
De acuerdo con los reportes previos a la declaración de Lugo, la explosión y el posterior incendio dejaron 39 muertos a los que había que sumar los dos heridos fallecidos en el hospital Coromoto de Maracaibo, adonde habían sido trasladados.
“Hemos sido absolutamente serios, transparentes y honestos al dar las cifras. No damos cifras que no hayamos comprobado. Algún cuerpo que haya aparecido, como efectivamente nos ocurrió, un cuerpo de una persona de la cual solamente tenemos el tronco (…) hasta que no fue identificado con metodología científica no lo dijimos”, remarcó.
Las autoridades venezolanas continúan hoy tratando de sofocar el incendio que aún afecta a dos tanques con nafta catalítica.
Una espesa columna de humo negro seguía saliendo hoy de la refinería, una de las más grandes del mundo.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/08/27/v-print/1286627/sube-a-48-el-numero-de-muertos.html#storylink=cpy

 

 Los improvisados

http://www.el-nacional.com/noticia/49017/10/los-improvisados.html
05:18 am 27-Ago de 2012|El Nacional
La mesa estaba servida para que un accidente de gran magnitud ocasionara la trágica muerte a decenas de militares y civiles, además de causar destrozos en la población que habitaba en los alrededores
La refinería de Amuay no ha recibido ningún mantenimiento durante 2012
La refinería de Amuay no ha recibido ningún mantenimiento durante 2012 | AVN
" La explosión el sábado en una refinería de petróleo en Venezuela, que ha dejado 41 muertos, es la más grave en el mundo de los últimos 25 años". Así comienza un recuento de la agencia AFP sobre los trágicos acontecimientos ocurridos en la refinería de Amuay.

No se trata, pues, de una simple explosión ni de un accidente de los tantos de la Pdvsa roja rojita, ocupada más en labores domésticas que corresponden a otros ministerios y hasta especulativas en el mercado de divisas, que nada tienen que ver con su misión definida desde que fuera nacionalizada por Carlos Andrés Pérez.

Con los militares rojitos y los civiles que le sirven de compinches, Pdvsa ha perdido no sólo su imagen de empresa que era orgullo del país y se ha convertido en una hidra de mil cabezas, que se ocupa de cualquier cosa que la pase por la afiebrada mente del comandante.

En esas condiciones y mermados los recursos para sus propios proyectos, Petróleos de Venezuela no sólo dejó de invertir para renovar sus equipos, mejorar sus instalaciones y adecuarse a las nuevas realidades del mercado, sino que sacrificó muchas de las partidas destinadas a mantenimiento y seguridad. De manera que la mesa estaba servida para que un accidente de gran magnitud ocasionara la trágica muerte a decenas de militares y civiles, además de causar destrozos en la población que habitaba en los alrededores.

Nadie puede explicar ni identificar quién fue el idiota que colocó esas instalaciones militares tan cerca de una zona de alta peligrosidad que, de surgir una explosión, causaría un alto número de muertos entre nuestros guardias nacionales asignados a la custodia de la refinería. Aún no se sabe cuántos militares murieron porque, según el Presidente, todavía hay personal castrense que no ha sido localizado.

Luego de que ocurren estas tragedias es cuando los directivos se dan cuenta de que, por desidia, por falta de presupuesto, por improvisación en el nombramiento de los altos cargos, por falta de una cultura de mantenimiento y seguridad, etcétera, lo de Amuay era una tragedia anunciada.

Cuando el Presidente pide que no se especule sobre lo que causó la tragedia, de inmediato el venezolano se da cuenta de que está mintiendo y tapando el sol con un dedo porque un buen grupo de ingenieros y técnicos, en menos de 24 horas, puede prepararle un informe previo sobre las fallas que ocasionaron la tragedia. No se trata de desembarcar en Marte, sino de conocer a fondo las debilidades y peligros de ese tipo almacenamiento de gases en la industria petrolera y tomar precauciones.

El Presidente pide tiempo para montar un show y acusar a la oposición de sabotaje, tal como ha ocurrido en otros procesos electorales. Con esa trácala (para usar su propio lenguaje) sólo logrará que caiga sobre su persona el desprecio y el rechazo de los venezolanos que no son fanáticos ni se prestan a farsas y mentiras oficialistas.

Derrame de nafta impide sofocar fuego en Amuay

8

(Foto Afp)
Sonaron las alarmas. Toda Paraguaná las escuchó a las 12.15 del mediodía. Uniformados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) sacaron a los residentes de los caseríos aledaños a la refinería de Amuay. Los transeúntes corrían. Quienes se dirigían a Judibana movieron la palanca de los carros a R (retroceso) y, a unos 40 kilómetros por hora, retornaron a Punto Fijo. El fuego de los dos tanques que no han apagado cobró fuerza. Bolas de fuego alcanzaban al menos 20 metros, informa La Verdad.
Elías Jaua, vicepresidente de la República, salió en una camioneta doble cabina gris. Detrás y delante, sus escoltas en dos blindadas negras. Se protegió ante la contingencia…la verdadera contingencia.
En menos de 10 minutos ya no había tránsito en Alí Primera, avenida principal de Punto Fijo. No quedó ni un militar. Los toldos blancos y las unidades móviles de Venezolana de Televisión y Vive TV, del Sistema Nacional de Medios Públicos, que estacionaron en la isla se esfumaron.
Sólo quedaron tres trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) y tres periodistas junto con su conductor, parados en la acera del sentido norte. En la vía contraria, dos operadores de máquina del complejo petrolero.
A una semana de la alarma
Uno de los trabajadores se montó en la gandola de PDVSA y el otro habló de más. “Nos mandaron a evacuar a todo el mundo después de la explosión. La gente no aprende, desde el sábado pasado oyen las alarmas y no salen de sus casas”.
Explicó pausadamente la causa de “la alarma”. El fuego que emanaba de los dos taques de petróleo que estallaron el sábado a la 1.11 de la madrugada calentó un puñado de tanques medianos que están ubicados a su alrededor. Estos contienen nafta, la sustancia que se expandió en Amuay, ayer a las 9.00 de la mañana.
El derivado del crudo se amalgamó con los gases de propano y butano. Esto acrecentó el fuego. Los dos hombres de braga de azul y casco blanco salieron de la refinería para tomarse un refresco y desde lejos observaban las llamaradas y la humazón. Ellos se contaban entre los 50 que achicaban los pozos de nafta en los pisos de Amuay.
Su compañero le hizo señas desde el transporte de combustible. Su superior los llamó. “Por órdenes de arriba tenemos que devolvernos a la refinería. La cosa está fea. En cualquier momento desaparece Paraguaná”.
“Aquí no le hablan claro a la gente. Eso crea zozobra y la especulación hace que crezca el miedo. Nosotros, allá adentro, corremos más riesgo que cualquiera; pero ¡ajá! tenemos que trabajar; si no, pa’ afuera”.
Empleado de la refinería
Por seguridad
La contingencia se mantuvo hasta el cierre de esta edición. Una que otra unidad de la Policía Nacional en el estadi Falcón patrullaba por la avenida Alí Primera por si algún ratero saqueaba los comercios y las casas de la zona, tal como denunciaron los afectados un día antes.
Afectados
De las 800 viviendas circundan la refinería de Amuay en los sectores La Pastora, Creolelandia, El Campito, Guanadito Sur, Las Piedras, Los Medanos, 209 están en ruinas, 21 comercios quedaron destruidos, entre ellos una emisora, una venta de pollos rostizados, una cauchera, farmacias y un depósito de licores.
Paralizada
La mayor refinería de Venezuela continuaba paralizada el domingo por el incendio que se originó en la víspera tras una devastadora explosión que dejó 41 muertos, decenas de heridos y derribó más de 200 casas en la peor tragedia registrada en la historia petrolera del país sudamericano, reseña Reuters.

Rafael Ramírez: Esa versión de que olía a gas es “infame”


(Foto AFP)
Este lunes el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez dijo que el Gobierno Nacional está abocado en atender a los afectados por la explosión en la Refinería de Amuay que dejó 41 muertos y más de 80 heridos. “En Pdvsa hay un ambiente de optimismo para resolver este tema”.
Destacó que aunque las refinerías Amuay y Cardón están conectadas, la refinería de “Cardón se encuentra operativa y sin ningún  problema”.
“Estimamos que esta situación se solvente en las próximas horas, que disminuya mucho el incendio sobre todo en este tanque para luego concentrarnos en el otro tanque y dar por extinguido el incendio”, declaró el ministro de Energía y Petróleo y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez.
La fuga de gas registrada el sábado de madrugada en la refinería de Amuay, (Estado Falcón, noroeste) provocó una explosión que afectó principalmente nueve tanques de combustible en el área de almacenamiento.
Dos de ellos seguían ardiendo este lunes desprendiendo inmensas llamas y una gran nube negra todavía visible a varios kilómetros de distancia.
“Esta situación puede causar alarma, pero ya lo tenemos confinado (el fuego)”, explicó Ramírez.
El ministro dijo que hay más de 220 bomberos desplegados en la refinería: “Todos nuestros muchachos están ahora concentrados en mantener el enfriamiento de nuestros tanques”, agregó.
Además Ramírez aseguró que no es primera vez que ocurren eventos de este tipo en la refinería Amuay. “No nos vamos a mover de aquí hasta que estemos seguros que está todo controlado”.
Con respecto a la pregunta que le hizo una periodista al presidente Chávez en la que se destacaba el olor a gas que sentían los vecinos del lugar dijo que no había manera que hubiera olor a gas. “Esa versión es infame”, agregó.
Ramírez indicó que se propagó una nube de olefina, que es el gas de se utiliza en la elaboración de la gasolina, y que están investigando las causas que llevó a la  nube hasta las esferas de nafta catalítica donde se generó la explosión y el incendio que aún no ha podigo ser apagado.
Expresó que la fuga de gas fue detectada por los operadores casi a la medianoche pero el intenso olor los alejó del lugar en busca de un equipo especial para investigar, pero justo en ese momento se produjo la explosión.
Según Ramírez Pdvsa cuenta con 10 días de inventario de gasolina, diesel y otros hidrocarburos.
El incendio mató al menos a 41 personas, en su mayoría miembros de la militar Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que custodiaban las instalaciones y vivían en sus inmediaciones, así como a varios de sus familiares.
Por el momento, se desconocen las causas de la fuga de gas, por la cual se creó una comisión de investigación.
El accidente, el peor ocurrido en unas instalaciones de Pdvsa, fundada en los años 1970, se produjo en plena campaña de las elecciones presidenciales del 7 de octubre, en las que el mandatario Hugo Chávez buscará la reelección.
Con información de AFP
Compras nerviosas
Largas colas de vehículos se evidenciaron ayer sábado en las Estaciones de Servicio de Coro. Los falconianos temen por desabastecimiento de gasolina ante los sucesos ocurridos en la refinería Amuay

Tal Cual

A pesar del anuncio del vicepresidente Ejecutivo de la República, Elías Jaua, en el que puntualizó que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) garantiza el suministro de combustible en el mercado interno, tras la explosión ocurrida en la madrugada en la zona de almacenamiento de la refinería de Amuay, en el estado Falcón, y la cual afectó nueve tanques; las "compras nerviosas" de gasolina se desataron ayer, en todas las estaciones de servicios de la ciudad de Coro. 
Según información publicada en el Diario La Mañana , Gina Roberti, usuaria, acotó  que "Desde temprano las colas en las estaciones eran enormes porque se corrió el rumor de que no habría gasolina hasta el lunes. Yo recorrí varias gasolineras en la ciudad con el propósito de abastecer mi auto pero tuve me toco calarme largas colas para lograrlo".
Asimismo, otro usuario quién prefirió no identificarse, expresó que el posible augurio de un desabastecimiento obligó a muchos a llenar sus tanques para evitar una cualquier eventualidad. "Tengo familia en Punto Fijo y allá la situación también fue similar, todas las estaciones fueron concurridas por un gran volumen de vehículos por el temor de que a raíz de lo ocurrido en la refinería se paralice el abastecimiento de gasolina", dijo el declarante. 
En declaraciones ofrecidas desde la instalación petrolera, ubicada en el occidente del país, Jaua indicó que hay un buen inventario del hidrocarburo en el territorio nacional y pidió a los ciudadanos que no incurran en compras nerviosas de combustible, que efectivamente puedan causar desabastecimiento. Ratificó que la refinería fue sometida a una parada preventiva mientras dura la contingencia. 
De igual modo, anunció el ministro Rafael Ramírez que la refinería está en capacidad de reiniciar operaciones en un máximo dos días, toda vez que garantizó la existencia de suficientes hidrocarburos para atender el mercado interno.
-

Sobre la explosión en la Refinería de Amuay, estado Falcón, el profesor universitario y economista petrolero, Rafael Quiroz Serrano, expresó que ésta pudo originarse por fallas en los protocolos de seguridad, sin embargo, indicó que todas las estructuras que laboran con gases son susceptibles a cualquier tipo de accidentes Lea: AFP: Explosión de refinería en Amuay es la más grave en el mundo en los últimos 25 años 
---
-
El ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez aseguró que la Refinería de Cardón se encuentra operativa y “sin ningún problema” tras la explosión ocurrida el pasado sábado en la Refinería de Amuay, que dejó un saldo de 41 fallecidos y más de 80 heridos. Indicó que en estos momentos más de 200 bomberos están laborando para sofocar las llamas en los dos tanques de nafta catalítica donde se encuentra confinado el evento Lea: Chávez: Una fuga de gas de varios días es un imposible 
  


No comments:

Post a Comment