Tuesday, July 24, 2012

A BOLIVAR NO LO DEJAN TRANQUILO


Científicos revelan que Simón Bolívar "no murió de tuberculosis, ni de sífilis"


Este 24 de julio, cuando se conmemora el 229 aniversario del natalicio del Libertador Simón Bolívar, fue revelado su rostro digitalizado, tras el trabajo científico y tecnológico realizado por expertos luego de la exhumación de sus restos en 2010.

La doctora Yanocemis García aclaró que en los estudios realizados a los restos mortales del Libertador Simón Bolívar se reveló que podría haber padecido histoplasmosis, una afección “muy similar a la de la tuberculosis”. Sin embargo, se espera un estudi que podría confirmar estas suposiciones.

Además, explicó que el Libertador fue tratado por esta enfermedad con medicamentos acostumbrados en la época como el "arsénico y recibió unos medicamentos de unos insectos", de los cuales se consiguieron evidencias de una intoxicación.

“Es el tratamiento de la época, tenemos también la causa efecto, a medida que subieron las dosis, aumentaron la intoxicación”, explicó.

Estos medicamentos le produjeron insuficiencia renal y un edema cerebral que lo llevaron a la muerte. Señaló que padecía una enfermedad de "tipo respiratorio crónico que se agravó con un problema de deterioro infeccioso".

Destacó que "todo paciente que el estado anímico de los seres humanos, es sumamente importante en el desencadenante de la enfermedad. Su estado se fue agravando a medida que estaba deprimido".

Aclaró que en la investigación se observaron "los datos de arsénico aunque clínicamente no sabemos que hubo una intoxicación aguda". Es decir, Bolívar no habría fallecido envenenado ni por tuberculosis.

De igual modo, se practicó un estudio genético de tipo TCR para determinar si la tuberculosis fue la causa de su muerte como lo refiere la historia tradicional, "y el doctor Taylor del Reino Unido hizo los análisis correspondientes en la materia, los cuales arrojaron que Simón Bolívar no murió de tuberculosis, ni de sífilis".

Venezolanos creen que el mausoleo se parece a Chávez


El mausoleo blanco y elevado en el centro de Caracas es para muchos venezolanos muy parecido a Hugo Chávez, sólo que en términos de arquitectura: fuera de lo común, llamativo y engreído.
Y no, el suntuoso sepulcro no fue construido para el presidente socialista venezolano, que lidia con su propia mortalidad por su reciente batalla contra el cáncer y que además se está postulando para la reelección.
Aquí se albergarán los restos del líder independentista de Sudamérica Simón Bolívar, que Chávez exalta con entusiasmo a diario como el padre espiritual de su propia autoproclamada revolución.
El mausoleo de 50 metros (160 pies) que se inaugurará en los próximos días, aunque no está terminado.
Su construcción se ha retrasado, envuelta en el secreto y alternativamente aclamada como digna de un héroe de la grandeza histórica de Bolívar y criticada como un reflejo exagerado del ego de Chávez y el supuesto deseo de ser visto como una reencarnación del héroe de la independencia.
Su solemne piso interior de granito negro está listo, pero la plaza que lo rodea aún no. Los obreros han estado trabajando duro día y noche en las últimas semanas en la colocación de baldosas, en el cableado del alumbrado, el paisajismo y moldeando la escalera de concreto.
Chávez propuso el santuario, dedicado exclusivamente a “El Libertador”, hace dos años, cuando decidió que necesitaba saber si el padre fundador principal de Venezuela fue envenenado.
Los historiadores suelen coincidir en que Bolívar, que encabezó a los revolucionarios que consiguieron la independencia de España en lo que después sería Venezuela, Colombia, Panamá, Ecuador, Bolivia y Perú, murió de tuberculosis en 1830 a los 47 años.
Sin embargo, Chávez dijo que tenía sus sospechas. Por tanto, ordenó que se abriera con bombo y platillo el sepulcro de Bolívar y reunió un equipo de científicos internacionales para que estudiaran los restos. El veredicto se dio a conocer en el pasado aniversario del natalicio de Bolívar: no había evidencia de crimen alguno.

TA FEO 

El mausoleo
El monumento que guardará, por capricho de Chacumbele, sólo para el Libertador, cuando el Panteón Nacional cumplía bien tales funciones que se esperan de esos templos funerarios y Don Simón no había expresado queja alguna por el sitio donde descansaban sus huesos. Safriscos que son estos "revolucionarios"
LUIS J. MARTÏNEZ
TAL CUAL

El mausoleo para Simón Bolívar que por un capricho de Chacumbele se construyó detrás del Panteón Nacional, fue avanzando al ritmo habitual del gobierno. Prometido para el 17 de diciembre pasado, no pudo ser inaugurado porque todavía no estaba terminado. Entonces, se le prometió para el 13 de abril. Pasó esa fecha y Bolívar continúa en su viejo mausoleo, en compañía de los demás próceres.
Por cierto, este mausoleo marca la terminación definitiva de la Guerra de Independencia. Reconciliación, pues. Ya no quedan cuentas por cobrar ni por pagar. El responsable de la obra es el gallego Farruco Sesto, y su segundo el catalán Lucas Pou, y son dos empresas españolas las encargadas de los trabajos de construcción.
Es más, en España ejerce el gobierno Mariano Rajoy, que bien puede pasar por la reencarnación de Fernando VII, mientras que del lado venezolano está al mando un individuo que se dice reencarnación de Simón Bolívar.
El mausoleo tiene pues una significación aún mayor que el abrazo de Santa Ana entre Bolívar y Morillo en 1818, cuando entre ambos convinieron en el fin de la guerra a muerte y "civilizaron" la matanza. Dos siglos después se produce el magno acontecimiento.
Tenía que ser la "revolución bonita" la que cumpliera con esta exigencia de la historia. Esta es la única razón que explica la construcción del monumento, porque de resto, ¿qué puede justificar gastar esa boloña de real en construir un mausoleo de esa envergadura sólo para Bolívar cuando el Panteón Nacional cumplía perfectamente bien las funciones que se esperan de esos templos funerarios y Don Simón no había expresado queja alguna por el sitio donde descansaban sus huesos? Safriscos que son estos "revolucionarios".

No comments:

Post a Comment