Thursday, June 28, 2012

VENEZOLANOS DE MIAMI DISPUESTOS A TODO

...para votar

 

Esteban Illades

Lo que para muchos es un derecho universal, para los venezolanos en el sur de la Florida será un sacrificio. Los casi 23,000 electores registrados en esta área deberán ausentarse de su trabajo y viajar 14 horas en automóvil o gastar casi $300 por persona para comprar un billete de avión y poder votar en la elección presidencial del 7 de octubre.El miércoles se venció el plazo para que el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidiera sobre la solicitud de varios grupos, entre ellos la Mesa de Unidad Democrática (MUD), para reconsiderar la decisión de no abrir centros de votación en el sur de la Florida.
Un día antes, el anuncio ya era oficial: todo elector en la circunscripción de Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Georgia que ingresara su número de cédula en la página del CNE recibía la misma respuesta. Se le había asignado como centro de votación el consulado en Nueva Orleans, a casi 1,400 kilómetros de Miami.
Al mismo tiempo, según Alfredo Ortega, analista político en MegaTV, Cuba contará con tres centros de votación para una población menor a 500 personas.
En una manifestación convocada el martes en el Doral, la consigna era generalizada.
“Es un atropello”, corearon los manifestantes.
Existen dudas sobre la cantidad de venezolanos que viajarán a Louisiana, pero Pedro Mena, director ejecutivo de la MUD en Miami, sostiene que 20,000 personas estarían dispuestas a realizar el trayecto a Nueva Orleans.
El consulado de Nueva Orleans no da señales de estar preparado para recibir el influjo de votantes venezolanos en octubre, cualquiera que éste sea.
El cónsul de Venezuela en Nueva Orleans, Jorge Guerrero, declinó una petición de entrevista de El Nuevo Herald. “No tengo nada que hablar con ustedes”, dijo.
Sin embargo, una mujer que se identificó solamente como Judith, y que trabaja en el consulado, reveló que el consulado sólo cuenta con tres trabajadores de tiempo completo.
“El consulado se va a colapsar”, señaló Gisela Parra, consejera legal de la MUD durante la manifestación del martes.
El Nuevo Herald buscó a la oficina del alcalde Ray Nagin y al Departamento de Policía de Nueva Orleans para preguntar si existía un operativo conjunto con el consulado para planear la logística de la jornada electoral.
Remi Braden, director de Relaciones Públicas del Departamento de Policía de Nueva Orleans, indicó que se estaba “analizando la situación”.
Mientras tanto, los venezolanos en el sur de la Florida deberán realizar su propio esfuerzo para poder llegar al centro de votación el domingo 7.
Jennifer Storey, ciudadana venezolana que lleva diez años en Estados Unidos, irá con su esposo y dos hijas a Nueva Orleans.
“Mi esposo pidió días de vacaciones para poder irnos en carro con las niñas, y mostrarles que aunque el viaje sea largo, no es nada comparado con lo largo que han sido estos 13 años de dictadura”, comentó.
Storey explicó que su familia se irá en coche el viernes y regresará el lunes. Su esposo perderá dos días de trabajo.
Al parejo de la negativa del CNE de establecer centros de votación en el sur de la Florida, donde vive casi la mitad de los venezolanos en Estados Unidos, según el Pew Hispanic Center, se han tomado varias decisiones que han afectado a los votantes.
El cierre del consulado el Miami en enero, tras la expulsión de la cónsul Livia Acosta, detuvo el registro de votantes en el área.
“Desde enero no ha habido registro electoral y no hubo alternativas”, explicó Emily Bello-Pardo, coordinadora nacional de Voto Joven, una organización apartidista que promueve el voto de los venezolanos en el extranjero.
“No se dio respuesta oficial y tampoco se informó si se podía ir a otro consulado a registrarse”, agregó.
Asimismo, varios ciudadanos entrevistados por El Nuevo Herald denunciaron que los requisitos para registrarse como elector en Estados Unidos cambiaron para esta elección.
“Me exigieron la green card. El CNE no tiene autoridad para pedir identificación extranjera. La constitución dice que sólo se necesita identidad venezolana”, expuso Ortega.
En elecciones anteriores, explicaron Ortega y Storey, el gobierno venezolano había admitido incluso recibos de luz como prueba de residencia. Sin embargo, en esta ocasión, las personas que se registraron por primera vez tuvieron que mostrar su green card como identificación oficial. Para Storey, esto disuadió a muchas personas de registrarse, y disminuyó el padrón electoral.
“Mucha gente que no la tiene podría no ir por miedo”, aseguró.
La MUD, en conjunto con organizaciones como Voto Joven, Súmate AC y Voto Donde Sea han creado un sitio en internet llamado “Miami 7 de octubre”, con el cual buscan movilizar a la mayor cantidad de votantes posibles a Nueva Orleans.
“En los próximos 20 días haremos un anuncio”, declaró Carlos Herrera, coordinador de Voto Donde Sea.
Milena Andreone, una venezolana que lleva dos años en Estados Unidos y que votará por primera vez desde el extranjero, está esperando la resolución de “Miami 7 de octubre” para comprar su billete de avión. Dado que ella y su esposo José tienen dos bebés de 18 y dos meses, decidieron no viajar en autobús. José pedirá días de vacaciones en su trabajo para votar. Tenía planeado utilizarlos en diciembre para descansar.
“Esto es un sacrificio que únicamente haríamos por el amor a nuestro país”, dijo Andreone.

No comments:

Post a Comment