Thursday, May 31, 2012

ARGENTINA: SE AHONDA LA CRISIS ECONOMICA

Reaparece la amenaza del default para después del 2013

mayo 31, 2012
By
 

Quedan U$S 10.000 millones en dólares billetes de reservas.
Hace ya dos semanas que los altos funcionarios del gobierno, desde la presidente hasta “el charlatán de feria” -como le dice Hugo Moyano a Aníbal Fernández- dejaron de hablar de la reforma constitucional y de la reelección. Al mismo tiempo, CFK repite a menudo que el mundo se desmorona frente a nosotros y que tenemos que estar unidos para resistir esta crisis financiera internacional. La realidad -más allá del contexto externo- es que el riego país está en 1232 puntos básicos, es decir 100 puntos por encima de Venezuela, pero en los CDS (es decir, los Credit Default Swap), la Argentina mide 1365 puntos, colocándose al mismo nivel que Grecia y Portugal, que están en la marginalidad internacional por la imposibilidad de pagar sus deudas. Lo paradójico es que la Argentina tiene como deuda el 45% del PBI, pero sólo el 18% se le debe al exterior, lo que hace que la deuda sea perfectamente manejable. Nuestro problema es que estamos fuera de los mercados internacionales y por lo tanto debemos pagar las deudas con reservas. Éstas deberían aumentar por la liquidación de la cosecha de granos y oleaginosas. Pero como venimos diciendo, este año habrá ingresos menores a los U$S 10.000 millones debido a la sequía. Así es que en el día de ayer, el Central sólo compró 10 millones, ya que los productores no liquidan, porque lo tienen que hacer a un dólar de 4,49 menos las retenciones, mientras el blue está firme en 5,90 pesos.
Sólo U$S 10.000
Estas razones hacen que el BCRA pierda por goteo cerca de 50 millones dólares diarios. Éstos se retiran de los depósitos en esa moneda al momento que vencen, porque el público se asusta al ver la desesperación del gobierno. Y a la vez, los economistas se dividen. Un sector piensa que estamos en un proceso de estanflación y que vamos a una recesión a corto plazo. Pero también están los que creen que ya estamos en recesion y que esto se demuestra con las ventas en los shoppings de abril. Según el INDEC, subieron un 8% con respecto a abril del 2011, pero para obtener este resultado se tomaron muchos más shoppings que en el período anterior y a una inflación de 8,5%. Ahora, si se toma la inflación real, que es del 25%, la cuenta da que las ventas en los shoppings cayeron el 8% frente a abril del año pasado.
En definitiva, las reservas del BCRA en billetes no superarían los U$S 10.000 millones. Los restantes 37.000 millones son deudas del Central con otros bancos centrales, los encajes de los depósitos en dólares, que bajan todos los días, y la restante deuda con los bancos locales a través de Lebac y Nobac y que llenan de papeles los activos de las entidades. A todo esto, la base monetaria es de 220.000 millones de pesos. La cuenta da que en una corrida el Central puede bancar a razón de 22 pesos por dólar. Claro está que esta situación simplemente no ocurrirá, porque el control de cambios impide que el público compre dólares y el Central sólo pierde entonces dólares cuando se retiran los depósitos en esa divisa. Y a su vez, puede comprar los billetes cuando los productores agropecuarios y demás exportadores liquidan las divisas. Esto permite que este año, a pesar de la recesión con inflación alta, el gobierno no tenga problemas para pagar los compromisos de la deuda externa y quizás lo mismo ocurra el año que viene. Pero después del 2013, a los botes, ya que no habrá dólares suficientes como para pagar las deudas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los mercados siempre se adelantan a las crisis económicas. Entonces el crack se puede producir antes. A la falta de dólares le seguiría la de pesos, porque el público también empieza a retirar los depósitos en moneda local a su vencimiento. Esto explica la voracidad del Estado con la reforma impositiva en la provincia de Buenos Aires y el aumento de 77 pesos a todas las categorías del monotributo. Es que la recaudación está en caída y ya empiezan las suspensiones en las fábricas que no pueden exportar. Así las cosas, el denominado modelo se desmorona de a poco, porque afloran, una atrás de otra, las inconsistencias acumuladas.

No comments:

Post a Comment