Tuesday, April 24, 2012

¡¡¡¡LOVE!!!! COMO ME PUEDES HACER ESO A MÍ

Coral Capital Partners, Inc.

El Gobierno cubano arresta a un directivo de la empresa británica Coral Capital


En lo que parece una investigación cada vez más profunda de un inversor extranjero clave en la economía cubana, las autoridades de la Isla han detenido al jefe de operaciones de Coral Capital Group Ltd., dijeron personas cercanas a la compañía, informó el sitio en internet Cuba Standard.
"Puedo confirmar que un ciudadano británico ha sido detenido y está siendo investigado por las autoridades cubanas", dijo Rhys Patrick, director de asuntos políticos y de prensa en la embajada británica en La Habana. "Estamos proporcionando soporte completo consular".
Stephen Purvis, un arquitecto británico, ha mantenido un alto perfil como rostro de la compañía en un ambicioso proyecto para un centro turístico de lujo y campos de golf en las playas del este de La Habana.
Su arresto sigue al de Amado Fakhre, director ejecutivo de Coral Capital, en octubre.
Las autoridades han mantenido silencio sobre las detenciones y la investigación. Según fuentes citadas por la agencia Reuters, el motivo serían supuestos sobornos de la división comercial de Coral a funcionarios cubanos.
Personas cercanas a la compañía dijeron que ésta ha tratado de separar su división comercial del resto de sus intereses en la Isla, indicó Cuba Standard, una publicación especializada en noticias sobre economía y negocios en la Isla.
El Gobierno cubano ha realizado varios arrestos de empresarios extranjeros en los últimos años y cerrado oficinas de empresas foráneas en la Isla. También han sido procesados varios funcionarios del régimen.
En noviembre pasado, el fiscal general, Darío Delgado, dijo en una conferencia sobre la corrupción que la persecución contra ese mal en Cuba es "permanente" y nadie está exento de responsabilidad penal.
"Vamos a seguir luchando hasta la extenuación, con fuego y espada, contra todos los signos de corrupción en el país, no importa si es cometido por extranjeros o nacionales", dijo Delgado. Negó problemas con los empresarios foráneos. Ellos han entendido que la corrupción "debe ser eliminada", dijo.
No obstante, los inversores extranjeros en la Isla están divididos en cuanto a la actuación del Gobierno. La mayoría se queja de la falta de transparencia en el sistema legal cubano y su aplicación.
"Hasta que sepa de qué se trata todo esto, he reducido mis operaciones a lo esencial, y sé que otras empresas han hecho lo mismo", dijo un hombre de negocios británico a Cuba Standard el pasado otoño. Otro opinó que podría hacerse más difícil para La Habana encontrar inversores en el futuro.
Fundada en 1999 por inversores europeos y registrada en las Islas Vírgenes Británicas, Coral Capital, con sede en Londres, se convirtió rápidamente en un jugador estratégico en la economía cubana.
Se dio a conocer en la Isla como socio de una empresa mixta turística para el hotel Saratoga de La Habana y un complejo situado en Cayo Coco, al norte de Ciego de Ávila.
La compañía británica participó en la financiación comercial y la importación de maquinaria pesada y otras mercancías en los últimos años. También en la representación varias marcas internacionales en Cuba, entre ellas Liebherr Earth Moving, Yamaha Motor Corporation y Motocicletas Peugeot, según Reuters.
Sus planes en las playas del este de La Habana incluirían un complejo de 1.200 viviendas, dos campos de golf de 18 hoyos, un club de campo, spa y un gran espacio comercial. Además, un hotel de 160 habitaciones en la playa, de acuerdo con Cuba Standard.
Los proyectos, con una inversión inicial de 120 millones de dólares, aún no habían sido aprobados por el Gobierno.
Coral está también involucrada en otro proyecto clave para la economía, la ampliación del puerto del Mariel. La empresa es socia en una inversión de 43 millones de dólares para la zona logística del puerto, según Cuba Standard.

No comments:

Post a Comment