Tuesday, April 24, 2012

ARGENTINA: LA "VENEZUELIZACIÓN" DE CRISTINA

Veja: Kirchner va hacia la "venezuelización" y el "abismo populista"

La prestigiosa revista brasileña calificó de "petropopulismo" la expropiación de YPF por el gobierno argentino y advirtió: "El petróleo es capaz de despertar los instintos más demagógicos, retrógrados y nacionalistas de un pueblo y de sus gobernantes"


 
Bajo el título "El elixir del populismo", el semanario apela al ejemplo venezolano para ilustrar lo que denomina "petropopulismo". Para ello, muestra cómo, desde que asumió el control de PDVSA, en 2003, Hugo Chávez puso la supuesta "soberanía energética" al servicio de su proyecto para perpetuarse en el poder, desviando los fondos de la compañía para financiar planes sociales y multiplicar hasta la desmesura la cantidad de empleos públicos. 
 
"Los resultados son desastrosos", sostiene el periodista Duda Teixeira. "Con menos recursos para invertir en la prospección de nuevas reservas, la producción de petróleo cayó. Y la economía fue puesta de rodillas, ya que pocos inversores, extranjeros o venezolanos, se arriesgan a apostar su dinero donde los contratos no se respetan". 
 
La semana pasada, dice Veja, la presidente argentina, Cristina Kirchner, demostró ser una gran estudiosa del "petropopulismo" chavista al anunciar por cadena nacional, y con bombos y platillos, un proyecto de ley para expropiar el 51% de las acciones de la petrolera YPF, propiedad de la española Repsol. Al mismo tiempo que Kirchner hablaba, los funcionarios de su gobierno tomaban el control de las oficinas de la empresa en Buenos Aires y expulsaban a los empleados, a quienes sólo se les concedió 15 minutos para salir. 
 
De acuerdo con la publicación, si bien la nacionalización cuenta con gran apoyo entre los argentinos, el impacto económico "será terrible" para el país: inversores que huyen y el déficit en las cuentas del Gobierno auguran, para YPF, un futuro sin capital para sostener o aumentar la producción de petróleo. Además, con el fantasma de la expropiación rondando Buenos Aires, otras empresas podrían reducir aún más sus actividades "por miedo a ser robadas". "El desabastecimiento y la inflación se cargará a la cuenta de todos los argentinos, en un verdadero proceso de 'venezuelización' del país vecino", afirma. 
 
La razón dada por el Gobierno al anunciar la medida fue la caída en la producción del petróleo y del gas, aunque la publicación brasileña sostiene que no hay motivos para creer que tenga algún fundamento económico, sino que se trata de "pura política". 
 
En efecto, las reservas argentinas han sido explotadas por años para mantener o aumentar la producción, por lo que es necesario perforar nuevos pozos y explotar reservas que requieren el uso de más tecnología e inversión, tales como el gas de esquisto. 
 
El artículo sostiene que si YPF no realizaba esas tareas era porque no tenía garantías de poder recuperar su inversión, ya que en la Argentina los precios del petróleo y el gas están regulados por el Estado, lo que anula o reduce las posibilidades de ganancia. 
 
Consultado por la revista, el economista argentino Alejandro Ovando, de IES Consultores, explicó que la cuestión principal -de dónde saldrá el dinero para aumentar la producción en el futuro- aún no fue respondida. El Estado no tiene los recursos necesarios e, incluso si los tuviese, no podría recuperar la inversión mantiendo la actual política populista de precios. También le será difícil, a un país que no respeta la seguridad jurídica, atraer a inversionistas extranjeros. Un día después de la expropiación, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, hizo un discurso de dos horas en el Senado en el que aseguró que el Gobierno no va a indemnizar a Repsol. "La seguridad jurídica y el ambiente de negocios son palabras horribles", agregó Kicillof, y llamó "payasos", "loros" e "idiotas" a quienes no están de acuerdo con sus ideas.
 
La brutalidad con la que se llevó a cabo la expropiación de YPF consolida la creencia internacional de que la Argentina no es un socio fiable. Como ejemplo, Veja cita las barreras a las importaciones que han llevado a la Organización Mundial del Comercio (OMC) a poner bajo estudio el caso argentino por supuesto proteccionismo. En la inversión extranjera directa, la Argentina pasó al sexto lugar en el ranking de América Latina, superada por Perú, Chile y Colombia, que tienen economías más pequeñas. 
 
En lo inmediato, el gobierno español anunció la reducción de las importaciones de biodiésel de Argentina mientras que la Unión Europea también evalúa tomar represalias en solidaridad. 
 
Petrobras, que en 2012 invertirá medio billón de dólares en sus operaciones en la Argentina, evitó comentar sobre la nacionalización de YPF, pues podría seguir a Repsol en la lista de expropiaciones luego de que a principios de abril la patagónica provincia de Neuquén le suspendiera la concesión del área de Veta Escondida sin dar muchas explicaciones.
 
El gobierno argentino intenta ocultar sus problemas inflacionarios -su inflación es la segunda más alta en Sudamérica- mediante la manipulación de los índices y la censura de cualquier discurso comprometido con la realidad, ya sean periodistas como consultores. La falsificación "es tan burda", sostiene Veja, que la revista británica The Economist decidió suprimir de sus páginas los datos oficiales del Gobierno. 
 
La insensata marcha hacia la "venezuelización" de la Argentina amenaza con continuar, dice el artículo. Para su segundo mandato, Cristina Kirchner ha elegido a hombres que perpetúan su legado: los jóvenes de La Cámpora, organización liderada por su hijo Máximo, que colocó a 7.000 de sus miembros en cargos públicos. El mayor exponente es Kicillof, el cerebro detrás de la confiscación de YPF. Tiene 41 años, hace una visita semanal a la Casa Rosada, la sede del Ejecutivo, y es quien "digiere" los temas internacionales y de macroeconomía para Cristina Kirchner, lo que le valió el apodo de "explicador presidencial". Junto con sus colegas, comparte las ideas de que el sector privado y el capital extranjero explotan a la gente, saquean las riquezas del país y causan la inflación aumentando de modo exorbitante los precios.

No comments:

Post a Comment