Tuesday, February 21, 2012

ESTA MAL: NUEVA OPERACIÓN DE CHÁVEZ GENERA DUDAS SOBRE SU REELECCIÓN

  Chávez confirma un nuevo cáncer, pero dice que no se está muriendo


Tal y como señalaron las primeras versiones, el fin de semana estuvo en La Habana. Deberá operarse otra vez.
El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció este martes que este fin de semana le fue detectada en Cuba "una lesión" en el mismo lugar donde se le extrajo un tumor canceroso en junio del año pasado y que deberá ser nuevamente operado, informó EFE.
"Desmiento que tenga metástasis (...), que ya me estoy muriendo", agregó el gobernante al concluir una alocución televisada de casi dos horas.
El presidente venezolano Hugo Chávez reapareció hoy en el suroccidental estado de Barinas para inaugurar las instalaciones de la ensambladora Veneminsk, una empresa de capital mixto venezolano-bielorruso.
Chávez, quien indicó que Venezuela se encamina a ser una potencia agro-industrial, estuvo acompañado en la actividad por su hermano y gobernador de Barinas, Adán Chávez, quien dijo que la fábrica tendrá una capacidad de producción de 10.000 tractores y 5.000 camiones.
Primeramente dijo que estuvo "descansando un poco, con la familia", y hoy había decidido "realizar un inspección a la fábrica de tractores", informó el diario local El Universal.
El periodista Nelson Bocaranda, autor de las versiones sobre el empeoramiento de su salud, afirmó en Twitter que Chávez despegó a las 01:22 (hora local) desde el aeropuerto José Martí de La Habana rumbo a Barinas, a bordo del Avión FAB 001.
Según el columnista, en la misma aeronave viajaron la madre, el hermano, los hijos y el equipo medico cubano.
El ministro de Información y el presidente de la Asamblea Nacional intentaron desmentir los nuevos problemas de salud del mandatario.
El primero llegó a calificar de "canallas" a quienes divulgaron a noticia en las redes sociales el fin de semana.

 


 Image Detail

Antonio Maria Delgado

El presidente venezolano Hugo Chávez admitió el martes que debe ser sometido a una nueva cirugía para remover una “lesión” que apareció en el mismo sitio donde médicos cubanos le extrajeron un tumor canceroso el año pasado, en un anuncio que genera dudas sobre su capacidad de competir en las elecciones presidenciales de octubre.El mandatario no dio muchos más detalles sobre la ubicación, pero una fuente cercana a la situación informó a El Nuevo Herald que había sido notificado semanas atrás de que le había aparecido un tumor en el colón y que éste ha estado creciendo con mucha rapidez, alcanzando el tamaño de una pelota de golf.
Según la fuente, que habló bajo condición de anonimato, los médicos le advirtieron a Chávez que debe operarse lo más rápido posible debido al agresivo crecimiento del tumor, para luego ser sometido a una nueva ronda de quimioterapia y posteriormente de radioterapia.
No obstante, Chávez evitó usar la palabra tumor en su anuncio.
“Es una lesión pequeña, de cerca de dos centímetros de diámetro, muy claramente visible. Eso obliga a extraer esa lesión y obliga a una nueva intervención quirúrgica”, afirmó en declaraciones transmitidas por la estatal Venezolana de Televisión.
“Debo discutir con mis compañeros esta noche, o mañana, dónde haremos la operación, tenemos varias posibilidades. Lo que sí es cierto, es que debe ser en los próximos días”, añadió Chávez, quien reapareció el martes después de llevar varios días sin aparecer públicamente.
Chávez brindó las declaraciones desde una fábrica de tractores en el rural estado de Barinas. Su aparición pública se produjo en medio de persistentes rumores de que había sufrido una recaída.
Médicos consultados dijeron que la reaparición del tumor es señal de que Chávez no ha estado recibiendo el medicamento necesario o que no ha estado siguiendo el tratamiento al pie de la letra.
“Tiene una recurrencia tumoral […]. Eso significa que el tumor, o creció de nuevo, después de haberlo tenido en control, o le apareció un tumor nuevo de las mismas características”, comentó el cirujano Gustavo León, quien ejerce la profesión desde hace 30 años en Miami.
“También quiere decir que el tumor es mucho más agresivo de lo que pensaron, y que en consecuencia el tratamiento no fue lo efectivo que debió haber sido, porque obviamente no detuvo la enfermedad […] o que el tratamiento que estaba recibiendo fue interrumpido”.
Roger Noriega, ex embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos, había advertido meses atrás que Chávez había suspendido su tratamiento de quimioterapia porque le estaba afectando seriamente su capacidad de mantenerse en control del país.
“Su deterioro físico se acelera más rápido de lo que sus médicos habían previsto y, a pesar de esta grave situación, Chávez ha insistido en recibir dosis bajas de quimioterapia para evitar largas ausencias de la escena política durante este frágil período”, había señalado en noviembre Noriega, citando fuentes confiables dentro del gobierno venezolano.
Noriega ha declarado en reiteradas condiciones que Chávez mentía al decir que se había curado del cáncer que admitió sufrir en junio.
El anuncio del martes genera dudas sobre las posibilidades del mandatario de salir airoso en los comicios presidenciales del 7 de octubre, en los que enfrentará al gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, quien emergió la semana pasada como el candidato único de la oposición.
“Ahora es evidente que el cáncer de Chávez está lejos de estar curado. La enfermedad de Chávez, su habilidad de conducir una campaña así como de gobernar, es un factor importante en la contienda. [La enfermedad] erosiona el aura de invencibilidad así como de inevitabilidad que Chávez siempre ha tratado de crear”, comentó Cynthia Arnson, directora del Programa de América Latina del Wilson International Center, desde Washington. “También complica la situación para el bloque político de Chávez porque el partido de gobierno simplemente no tiene nadie con su ‘carisma o seguimiento popular’”.
Chávez, no obstante, desmintió el martes los persistentes rumores de que tiene sus días contados.
“Desmiento totalmente lo que circula de que tengo metástasis en el hígado o no sé donde más”, agregó. “Que el cáncer está regado por todo el cuerpo y que ya me estoy muriendo […]. Los exámenes rigurosamente hechos en La Habana indican que no tengo metástasis en ninguna parte”.
Desde que fue operado en junio en La Habana para removerle un tumor que dijo que era del tamaño de una pelota de béisbol, Chávez ha rehusado brindar información sobre el tipo de cáncer que padece y dónde fue exactamente que se le había detectado.
El gobernante venezolano había admitido que fue sometido a dos intervenciones para atenderle un absceso pélvico y anunció que se había curado y que ya no tenía células cancerosas en su cuerpo.
Pese a esas declaraciones, el país petrolero se ha visto inundado esporádicamente por insistentes rumores de que la enfermedad del mandatario es más grave de lo que deja ver.
La más reciente ola se produjo en los últimos días durante la ausencia pública del mandatario.
Chávez aseguró que precisamente esos insistentes rumores le habían obligado a adelantar el anuncio de su operación, que previamente esperaba realizar después de las vacaciones de Carnaval.
“Si cabe la expresión les pido perdón si a alguien le causo algún sufrimiento”, comentó el mandatario tras llamar a los venezolanos a la “unidad, a la batalla, a la vida”.
“Que nadie se alarme y yo diría que nadie se alegre porque independientemente de mi destino personal esta revolución […] ya tiene su impulso dado y nada ni nadie podrá detenerla”, subrayó.
Esta información fue complementada con servicios cablegráficos de El Nuevo Herald.

No comments:

Post a Comment