Saturday, December 24, 2011

UNA VEZ MÁS MUEREN LAS ESPERANZAS DE LOS CUBANOS


Image Detail

Angélica Mora

Nueva York

Apuntes de una Periodista

Los contactos desde la Isla tienen un solo lamento: Una vez más...
Una vez más, mueren las esperanzas de salir de la gran cárcel que es la Isla de Cuba y poder hacer lo que el resto del mundo libre realiza libremente. Entrar y salir las veces que la persona quiera a la Patria, porque ese es su derecho.

He recibido varias llamadas telefónicas y mensajes en mi correo electrónico donde, luego de los saludos por las fiestas de final de año, han venido amargas quejas de los cubanos que esperaban que esta vez sí las cosas en la Asamblea Nacional se iban a presentar diferentes y Raúl Castro iba a abrir su mano de hierro, para permitir la salida de miles que así lo desean desde hace años.

Pero el Dictador Suplente se limitó a reiterar "que los cambios se harán paulatinamente", a su manera.
Asimismo, criticó a los que quieren apresurar el paso en las reformas.
Raúl Castro teme, que si abre un poco los dedos ya no los va a poder volver a cerrar y los cambios lo afectarían al abrirse los cubanos directamente al mundo.

Con un cinismo excepcional, le echó la culpa a los Estados Unidos de ser el culpable que no se hagan los cambios en la abierta salida de cubanos al exterior:

"No pocos consideran urgente la aplicación de una nueva política migratoria, olvidándose de las circunstancias excepcionales en que vive Cuba, bajo el cerco que entraña la política injerencista y subversiva del gobierno de Estados Unidos".

Como aspecto teatral de su discurso anunció indultos a nacionales y extranjeros. La medida alcanzará sólo a presos "sin antecedentes penales previos, que obtuvieron un oficio y elevaron su nivel cultural y posibilidades de reinserción social".

El Dictador Suplente no tomó en cuenta que la apertura en la reforma migratoria le habría hecho ganar puntos con la Comunidad Internacional y le habría permitido abrir una válvula de escape a la enorme presión que existe dentro del pueblo.

Con su acostumbrada falta de madurez política perdió la gran oportunidad de retroceder desde los pies mismo del abismo al que tanto le teme.
Con esta decisión causó más dolor e indignación entre los cubanos que tendrán otro motivo más para seguir avanzando en sus protestas en el año que se avecina.

Como nota jocosa condenó la represión contra los indignados en otros países. No hubo nadie en la Asamblea que levantara la voz y le preguntara -simplemente como chiste- por Ivvone Malleza.

No comments:

Post a Comment