Friday, December 23, 2011

ARGENTINA: SE APRUEBA LEY QUE REGULA LA PRENSA

Image Detail
El Senado argentino convirtió el jueves en ley el proyecto que declara de “interés público” el papel para diarios, que fue rechazado por los bloques mayoritarios del Congreso y calificado como un intento para silenciar la prensa independiente por los principales matutinos.
La norma fue aprobada con 41 votos a favor, 26 en contra y una abstención, luego de obtener en la Cámara Baja la semana pasada 134 apoyos, 93 rechazos y 12 abstenciones.La iniciativa de la presidenta Cristina Kirchner declara de interés público al papel para diario, con el argumento de que es necesario regular su actividad comercial para que deje de manejarse sólo con los principios del mercado.Entre otras disposiciones, establece la creación de una comisión bicameral en el Congreso para verificar su cumplimiento y fija un precio igualitario para todos los medios.
“Detrás del disfraz de garantizar la pluralidad de voces, se busca imponer un discurso único: el oficial”, sostuvo esta semana Julio Saguier, presidente del directorio del matutino La Nación.
El único proveedor de papel para diarios de Argentina es la empresa Papel Prensa, cuyo paquete accionario está dividido entre Clarín (49%), La Nación (22,49%) y el Estado nacional (28,08%).
El matutino Clarín publicó este jueves un aviso pago en el que señala que “frente al avance del proyecto para controlar la producción e importación del papel para diarios los principales organizaciones periodísticas de la Argentina y América Latina han expresado su categórico rechazo”.
La producción es de 170,000 toneladas anuales y abastece a alrededor de 130 medios gráficos, pero como la demanda total orilla unas 230,000 toneladas, algunos medios deben importarlo.El oficialista Aníbal Fernández aseguró en el debate que “del total producido por Papel Prensa, Clarín y La Nación utilizan el 70% para cubrir su necesidad y el resto se distribuye entre 168 medios que deben pagar un precio 15% mayor”.
Una de las cláusulas más cuestionadas de la norma establece que Papel Prensa debe funcionar a pleno para abastecer el mercado y, si no lo hace, el Estado puede invertir aumentando su participación accionaria y disminuyendo la de los otros socios.
Saguier insistió en que el objetivo del gobierno es “silenciar la prensa independiente” y denunció que “se trata de un palmario ataque a la propiedad privada, de una confiscación encubierta por la cual no se quiere indemnizar a los propietarios de Papel Prensa”.
Durante los debates en ambas cámaras, la oposición criticó la iniciativa y coincidió en enmarcarla en el conflicto que mantiene el Gobierno con Clarín y La Nación, en sintonía con la opinión de organizaciones nacionales e internacionales de patronales de prensa.“La idea del interés público justifica el control estatal sobre una actividad privada, pero en el caso del papel para diarios es impensable, porque la Constitución impide dictar leyes que restrinjan la actividad de imprenta”, dijo Ernesto Sanz (Unión Cívica Radical, socialdemócrata).La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) aseguró a través de Gustavo Mohme, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, que se trata de “una maniobra del Gobierno por controlar los medios”.En el plano local, el presidente de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), Carlos Jornet, advirtió que “bajo un ropaje presuntamente igualitario se oculta una medida que terminará facilitando al Gobierno una herramienta de control sobre el periodismo”.
La Asociación de Diarios del Interior de la República Argentina (ADIRA) también rechazó la norma.Sin embargo, las asociaciones de medios gráficos pequeños y medianos, como la Federación de Diarios Cooperativos manifestó su respaldo porque “sufren en carne propia los efectos del monopolio ejercido por la empresa Papel Prensa”, en un comunidado.
El conflicto del Gobierno con los diarios escaló el año pasado, cuando se presentó una querella contra los directivos de Clarín y La Nación, por supuestos delitos de lesa humanidad en la adquisición de Papel Prensa, durante la última dictadura (1976/83).

No comments:

Post a Comment