Friday, September 30, 2011

EL SÚPERBICHO

Latinoamérica/ Venezuela

tibisay_lucena.jpg

Foto: Tibisay Lucena, Presidente del Consejo Nacional Electoral de Venezuela

(Autor: Embassy of Venezuela to the U.S. / Wikimedia Commons)

Cubamatinal/ Una vez más Hugo Chávez ha probado ser lo que advertí hace años: un típico político carpenteriano, quien le impone a la oposición doméstica sus juegos y reglas de una forma tan desembozada, que si no fuera porque la dictadura que oprime a mi patria no dependiese del enorme subsidio que este le otorga anualmente, en pago a sus espurias enseñanzas y macabros asesoramientos, resultarían hasta simpáticos.

Por Paulino Alfonso Estévez

La Habana, 28 de septiembre/ PD/ Muchos opositores cubanos, grupo al que me honro en pertenecer, dan por segura la derrota del caudillo fuerte en los comicios del año 2012. Durante un tiempo me sumé a ellos en esa creencia, pero traigo una muy mala noticia que también lo es para mí. Las elecciones presidenciales se adelantan para octubre de 2012 y además se fraccionan en 3, de forma tal que las regionales (para gobernadores) serán en diciembre de 2012, en tanto las locales (para alcaldes) en marzo de 2013.

¿Por qué esta maniobra? Anunciada alborozadamente, por Tibisay Lucena, presidenta de la Consejo Nacional Electoral de Venezuela, perdidamente enamorada de Chávez, al extremo que le luce igual de bonito pelado al calvo como un general soviético para tapar de esa forma la whiskyterapia con Royal Venture, a la que se somete mensualmente en Cuba desde el 10 de junio que con pelo y boina como antes.

Veamos en detalle la jugada de Chávez, el súperbicho, y lo fácil que se burlará nuevamente de una oposición que sólo ve a dos palmos de sus narices y actúa como si todavía contendieran con los antiguos políticos venezolanos y que a pesar de los toletazos recibidos durante casi 12 años de gobierno del Ex-Simio Tte. Coronel, siguen aferrados a esquemas típicamente yanquis, que por demás ya casi ni funcionan en los EE.UU.

No solo la rolliza Tibisay le adelanta las elecciones al súperbicho, sino que con estas conminatorias palabras le ordena a la oposición que: “Simplemente les digan al país si van a participar en esta fiesta y se pronuncien desde ahora, si van aceptar los resultados electorales, y además que expliquen anticipadamente cual es su compromiso con el país, los intereses que los mueven y nos digan, si están de acuerdo con este proceso electoral, cuyo cronograma será hecho, cuando tengamos en las manos la convocatoria que se entregara de acuerdo a la ley” .

Por si esto no fuera bastante, la gordita Tibisay hizo una última observación donde al parecer, traicionada por el entusiasmo, cometió un lapsus linguae que como dice el apóstol Pablo en su epístola a Santiago, 3:8, “pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal”, cuando apostrofó amenazadoramente: “un grupúsculo de alborotadores, pretenden desacreditar la credibilidad del poder electoral con falsos rumores”.

Esta palabreja es un aporte neto de Fidel Casiano, no del Superbicho, que la estrenó contra la oposición cubana en lo más álgido del ya eterno periodo glacial, digo, especial.

La verdadera razón de la movida de Chávez, la que le esconde a la enamorada Tibisay, es que al adelantar dos meses las elecciones, impide que se registren en el padrón electoral cerca de DOS MILLONES de electores que entran en edad de votar y con los que el Súperbicho sabe que no puede contar.

Esta cifra traería una derrota tan aplastante que tendría que inventarse otra enfermedad para justificar su retiro definitivo. Para esto le propongo a Chávez, una enfermedad exótica y terrible, como la Kreuzfeldt-Jacob, para la que no hace falta afeitarse la cabeza, como con el falso cáncer y de paso lo ayudará a mantener el look que mostraría con Naomi Campbell o cualquier Miss Universo en retiro o activo, con la que se consolaría de la amarga derrota en un cayo cubano, lejos de indiscretos paparazzis y hasta de la rolliza Tibisay.

Hace varios meses alerté también que las cédulas venezolanas (único documento válido para votar) se hacen en Cuba por cubanos solamente para evitar panas indiscretos o parleros que descubran esta otra jugada del súperbicho y de que 3500 cubanos construyen ininterrumpidamente las 1000 viviendas prometidas por este a los damnificados por las lluvias.

Si a eso le sumamos que los inocentes opositores, todavía no han definido si en febrero del 2012 llevan un solo candidato o no, como siempre han hecho para beneficio de Chávez y no han denunciado estas claras jugadas políticas, Urbi et Orbi, no sé con qué van a derrotar al Súperbicho.

Quizás le pidan a Gustavo Cisneros algún galán de Venevisión (Miami) para ponerlo por Capriles o Maria Corina, a los que les recomiendo desde ahora que si quieren, esperen al año 2019. Para entonces, si vivo todavía, nos vemos.

No comments:

Post a Comment