Monday, September 26, 2011

DUDAS, PUBLICADA EN DIARIO DE AMÉRICA Y NO ENDOSABLE

26/9/2011

Nunca la opinión pública venezolana e internacional ha estado más en la duda frente a la salud de un Jefe de Estado

¿Y las cejas?


¿Y las cejas?

Por Angélica Mora

DIARIO DE AMÉRICA

Nunca la opinión pública venezolana e internacional ha estado más en la duda frente a la salud de un Jefe de Estado.
La enorme incertidumbre:
Hugo Chávez ¿tiene o no tiene cáncer?

Por una parte están los achaques del Presidente. Los males "aparecieron" hace más de año.
A Chávez se le comenzó a ver cojeando, con dolores a la pierna izquierda, aquejado de frecuentes resfríos.
Luego vinieron los viajes a Cuba, la confesión del cáncer, las operaciones y la quimioterapia.

Recientemente, el ex embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Roger Noriega, dio la voz de alerta al mundo asegurando que el presidente venezolano no está reaccionando bien al tratamiento contra el cáncer.
A través de fuentes que "a lo largo de los años han suministrado información muy confiable", Noriega señala que la salud del mandatario es "peor de lo que deja entrever".

Bilongos resuenan en la capital cubana.
Los santeros piden a deidades por la salud de Chávez en La Habana.
En el Palacio de Miraflores se llevan a cabo ceremonias donde se invoca a María Lionza y los espíritus de la sabana y la santería.

Por otra parte.
Nadie fuera del círculo de familiares y amigos ha visto un dianóstico preciso de la enfermedad. Se sabe sólo lo que han querido decir los chavistas y el gobierno de La Habana.

Más tarde vino el rasurarse la cabeza "porque con la terapia se me está cayendo el pelo". Pero según me observó un buen amigo, fue una rapada voluntaria y las cejas no se le han caído. Estan allí en su rostro, negras y relucientes.

Vinieron las encuestas y su popularidad, que estaba bastante baja, subió a un 60 por ciento.
En mucha correspondencia y mensajes desde Venezuela me dicen que eso del cáncer es el truco maestro aconsejado por la Cúpula Gobernante Cubana, para ganar las elecciones presidenciales del próximo año.

Pero Hugo Chávez no necesita ganar mediante los votos. Estos pueden ser cambiados cuando él lo quiera en la maquinaria echada a andar desde hace tiempo y a la espera del 2012.
¿Para qué decir entonces, que tiene cáncer y aparecer golpeado por la enfermedad, abotagado y con rumores que debe someterse a diálisis, porque los riñones ya no le trabajan, dañados con los tratamientos para detener el cáncer?

Sólo el tiempo podrá decir realmente, cuál fue la realidad en la historia de salud de Hugo Chávez Frías, envuelta en el misterio como todo, en el mundo comunista.

Habrá que terminar con el famoso:
"To be or no to be, that is the question".
En este caso, Tiene o no Tiene, esa es la Pregunta.

No comments:

Post a Comment