Tuesday, September 27, 2011

BOLIVIA: HASTA AHORA, GANAN LOS INDÍGENAS

Image Detail

Morales suspende el proyecto de carretera que provocó choques con indígenas

Su ministra de Defensa dimite por la violenta represión policial a los habitantes de una reserva ecológica.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, suspendió al menos temporalmente el proyecto para construir una ruta sobre una reserva ecológica que provocó protestas de indígenas. Entre tanto, su ministra de Defensa dimitió por la violenta represión policial contra los habitantes de la zona.

Morales dijo que el proyecto se suspende mientras se realicen consultas en las regiones.

"Mientras haya este debate nacional y para que los departamentos decidan, queda suspendido el proyecto de carretera en el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure" (TIPNIS), dijo Morales en una declaración en la casa de Gobierno, reportó la AFP.

Morales no especificó cuándo estaría lista la consulta, aunque hace algunas semanas funcionarios de su Gobierno dijeron que su organización podría requerir entre seis meses y un año.

El mandatario se pronunció también después de que pobladores amazónicos liberaran a 300 indígenas que la Policía pretendía devolver a la fuerza a sus comunidades, tras haber allanado su campamento el domingo, en una acción que generó indignación contra el Gobierno en todo el país y que llevó a la renuncia de la ministra de Defensa, Cecilia Chacón.

El mandatario no comentó la dimisión irrevocable de su ministra, si bien calificó de "imperdonable" la brutal represión policial contra los indígenas.

En la amazónica localidad de Rurrenabaque (unos 320km al norte de La Paz), pobladores tomaron el aeródromo local y bloquearon la pista de aterrizaje con troncos y llantas encendidas para evitar las operaciones para trasladar a los indígenas a sus regiones de origen, según dijo el alcalde de esa población, Yerko Núñez.

Más de 1.000 indígenas que marchaban a La Paz desde hace más de un mes para evitar la construcción de la carretera fueron reprimidos el domingo por la Policía, que entró en su campamento a las afueras del poblado de Yucumo para detenerlos, subirlos en autobuses y camiones y dispersarlos.

Decenas de ellos lograron escapar al control policial y se internaron en el monte. Este lunes salieron de nuevo a la carretera. Unos 200 de ellos recibieron refugio de la población en San Borja en medio de un ambiente de confusión.

"Estamos encontrando más indígenas en diferentes lugares alrededor de San Borja y, más allá, hemos encontrado cuatro niños sin sus padres", dijo a la AFP María Inés Seda, vecina del lugar, voluntaria para ayudar a los nativos.

Una niña de nueve años estaba desaparecida desde la represión del domingo.

El analista independiente Carlos Cordero dijo a la AFP que la renuncia de la ministra de Defensa "se da en momentos difíciles para la gobernabilidad del país, porque un conflicto focalizado está a punto de convertirse en un problema nacional y en el umbral de una convulsión social".

"La renuncia es una expresión del malestar que hay al interior del gobierno por lo sucedido", añadió Cordero.

Además, una serie de masivas protestas, lideradas por universitarios, tuvieron lugar este lunes en las inmediaciones de la Plaza de Armas, de La Paz (que debió ser acordonada), Cochabamba y Santa Cruz, las tres principales ciudades del país, mientras se inició un paro cívico en la amazónica región del Beni.

El líder de la izquierdista Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes, ha convocado para el próximo miércoles una huelga nacional en solidaridad con los indígenas.

El Gobierno boliviano llamó este lunes al diálogo a los líderes de la marcha indígena a través de una carta del ministro de la Presidencia, Carlos Romero.

"Convocamos a los dirigentes (indígenas) a un diálogo sincero con la misma voluntad expresada antes y durante la marcha que iniciaron a mediados de agosto", señaló Romero en su carta.

El gobierno fracasó en siete oportunidades en su intención de abrir la negociación con los indígenas, que piden que una carretera financiada por Brasil no pase por un área natural de 1 millón de hectáreas en el centro del país.

Precisamente Brasil defendió el diálogo como vía para solucionar el diferendo en Bolivia.

Manifestaciones en ciudades de Bolivia por represión policial a indígenas

Una masiva protesta, integrada sobre todo por universitarios, tuvo lugar este lunes en inmediaciones de la plaza de armas de La Paz, sede del despacho del presidente Evo Morales, contra la violenta represión policial de una marcha indígena.

Sin embargo, el jefe de Estado no se encontraba en el lugar y este lunes no a tenido participaciones en actividades públicas, como suele hacerlo diariamente, hasta en tres ocasiones. La oficina de prensa de la casa de Gobierno tampoco confirmó que Morales esté despachando desde su residencia.

Otra protesta similar a la de La Paz y por el mismo motivo tuvo lugar en Cochabamba, centro del país, donde universitarios manifestaron frente a la sede del gobierno regional, afín a Morales, reportaron radios y canales de televisión locales.

En La Paz, el perímetro aledaño a la casa de Gobierno fue acordonado por fuerzas policiales que recibieron la reprobación de los manifestantes por la represión ejercida el domingo en Yucumo por cientos de uniformados que dispersaron por la fuerza una marcha de indígenas que rechazan una carretera.

Los manifestanes exigieron a gritos la renuncia de los ministros del Interior y de la Presidencia, de activa participación en el conflicto de más de un mes con los indígenas amazónicos.

No hubo incidentes violentos, aunque los estudiantes procedieron a cortar algunas calles al dispersarse. En un hecho aislado, algunas personas lanzaron tomates contra los policías que custodiaban la sede de la vicepresidencia.

Similares situaciones se registraron en otras capitales regionales. En Cochabamba (centro) hubo una marcha de protesta y en Sucre (sur) se inició una vigilia frente a la gobernación.

En el norte de Bolivia, el Comité Cívico de Beni, de fuerte orientación de derecha, declaró un paro de actividades desde la tarde del lunes.

El líder de la izquierdista Central Obrera Boliviana (COB), Pedro Montes, mantuvo en tanto para el próximo miércoles una huelga nacional que estará acompañada con movilizaciones de protesta y no está descartado que algunos dirigentes sindicales ingresen en huelga de hambre.

La Iglesia católica, a través de su vocero, Oscar Aparicio, volvió a exhortar a evitar nuevos enfrentamientos y a buscar la concordia.


No comments:

Post a Comment