Tuesday, August 30, 2011

"ES MALO SER RICO, PERO NO ES, EL SER HIJO DE SU PAPÁ"

¿Y LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA?

LAS ONEROSAS VACACIONES DEL HIJO DE HUGO CHÁVEZ

¿Y LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA?
Las contradicciones de la “Revolución Chavista” parecen no tener fin, y mientras el dictadorzuelo caribeño vocifera y blasfema contra la burguesía y los placeres del mundo capitalista, su familia parece hacer todo lo contrario.
Todo comenzó con la denuncia del Diputado Wilmer Azuaje, quien sostuvo que personas vinculadas al entorno de la familia del mandatario bolivariano habrían prestado sus nombres a Argenis y Narciso Chávez, hermanos del Presidente, para adquirir propiedades.
Sin embargo, Chávez declaró, enfáticamente en cadena de radio y TV: "No protegeré ni a mi padre ni a mis hermanos por las denuncias que le han hecho. Ellos tienen que defenderse solos".
Lo que se está investigando es que estas personas eran trabajadores de la finca “La Chavera”, como se denomina el campo agrícola del padre de Chávez.
Incluso, se presentaron documentos notariados que probarían la adquisición de al menos cinco fincas por estas personas, —aunque presuntamente son 17— desde que el padre de Chávez, Hugo de los Reyes Chávez, asumió como gobernador de Barinas en 1999 y los hermanos del presidente obtuvieron cargos en la entidad.
El monto de estas operaciones sería entre 400 y 800 millones de bolívares (186.000 y 372.000 dólares) y son fincas ubicadas en el Estado de Barinas. La investigación está dirigida, concretamente, es establecer cómo obtuvieron estas personas, quienes eran empleados del padre de Hugo Chávez, el dinero para adquirir las propiedades.
Pero no sólo los hermanos y el padre de Hugo Chávez sucumben a las tentaciones del capitalismo, a quienes el presidente de Venezuela no piensa defender, sino que también su hijo disfruta de los placeres de la burguesía, pero no sólo él, sino que además lleva a sus amigos de vacaciones, con un pequeño detalle, y es que los personajes que hacen turismo revolucionario en la paradisíaca isla La Orchila y en Cuba, lo hacen utilizando avión, lanchas, helicóptero y alojamiento destinado al uso de la Presidencia de la Republica Bolivariana de Venezuela.
Disfrute del hermoso paisaje y confort caribeño, aunque sea en fotos. (Nota: El joven de la insipiente barba es el hijo de Hugo Chávez).



Huguito Chávez y los amigos con quienes comparte las vacaciones Bolivarianas

Uno de los sitios donde vacaciona Huguito Chávez con sus amigos

Helicóptero de la Fuerza aérea Venezolana en el que se trasladan Huguito Chávez y sus amigos

Este es uno de los tantos jets que tiene el régimen para movilizar a sus dirigentes secundarios, los mismo que usaron en el show de los rehenes

Esta foto es en Cuba, donde tanto Hugo Chávez como representantes del gobierno viajan de forma habitual sin ningún tipo de justificativo (1)
Chávez, que instó a sus hermanos a defenderse durante una alocución oficial transmitida en televisión diciendo: "Los hermanos míos que están siendo acusados de que compraron no sé cuántas haciendas, que salgan ellos a defenderse. Que den la cara. Yo no voy a asumir defensa automática. No voy a hacerlo con nadie, absolutamente con nadie", tendría que asumir los gastos de su hijo, de los que sí es directamente responsable.
Aquí, lo criticable, es que se supone que este es un gobierno socialista, que trabaja para el pueblo, pero resulta que con todo el dineral que ha entrado por concepto del precio del petróleo, Venezuela es un país en franco retroceso, en lo social, cultural, moral.
Mientras el pueblo vive en cerros sin agua, sin luz, sin salud, sin educación, mientras la clase media ya casi es inexistente, y que a duras penas puede vivir, contrasta con la forma de vida de Chávez, su familia y demás representantes del régimen.
Lo criticable, no es que la gente quiera tener acceso a “placeres capitalistas”, lo criticable es que quienes pregonan lo contrario acceden descaradamente a esos placeres, y con el agravante que lo hacen con el dinero del pueblo, del mismo pueblo que ellos dicen representar y defender.
Pablo Dócimo

No comments:

Post a Comment