Wednesday, July 27, 2011

NO ES ARROZ CON LECHE, ES CON MANGO

27/7/2011

No entro a analizar si el Presidente de Venezuela está llevando a cabo, junto con los Castro," el engaño del Siglo, con la historia del cáncer

Última comedia de Chávez: cantar “arroz con leche” al comentar resultados de la autopsia de Bolívar

Última comedia de Chávez: cantar “arroz con leche” al comentar resultados de la autopsia de Bolívar

Por Angélica Mora

DIARIO DE AMERICA

Uno se pregunta, ¿es que el resto de la gente no ve la situación tan clara como la veo yo? Humildemente me siento como el niño que gritó "está desnudo" al paso del emperador, que se paseaba tal como vino al mundo.

Yo veo al Presidente de Venezuela Hugo Chávez como una persona enferma, desplazados los impulsos de su cerebro a una región más allá de lo normal.

Su conducta, la que al principio de su mandato hace 12 años fue calificada de "original" o cuando más "excéntrica", se fue deteriorando con el tiempo, poniendo a Venezuela, orgullosa en el pasado de su lugar en el entorno internacional, en situaciones ridículas.

Nadie olvida, entre otras, cuando el Rey de España, exasperado, lo obligó a cerrar la boca, con su famoso "¡por qué no te callas!" durante una sesión pública de la Cumbre Iberoamericana efectuada en Santiago de Chile en el 2007.

Hoy Chávez no se ha calmado en absoluto y divaga, como su maestro Fidel Castro, perdido en un mundo que sólo él entiende y donde se cree invencible.

El mandatario venezolano sigue con su fijación de la figura de Bolívar y en forma enfermiza quiere plasmarse como el Nuevo Libertador.
Pero su mente no le acompaña y sale con exabruptos en medio de ceremonias públicas, que son una vergüenza nacional.

Su última comedia fue cantar “arroz con leche” al comentar los resultados de la autopsia del prócer Simón Bolívar.
Chávez había pedido otra de sus cadenas de radio y televisión luego que un grupo de expertos diera a conocer los resultados de la autopsia de Bolívar.
Haciendo una vez más el ridículo en una ocasión solemne, Chávez expresó que había que "colocar la historia en su justo lugar” como en El Arroz con Leche y a continuación comenzó a cantar la conocida ronda infantil:

“Arroz con leche me quiero casar, con una viudita de la capital (…) y ponga la mesa en su santo lugar”.

Luego dijo que quiere “poner la historia en su santo lugar”, cosa que la “burguesía” no lo ha dejado hacer.
Más adelante Chávez insistió que al Libertador lo asesinaron “pero no tengo pruebas (...) "De que mataron a Bolívar, lo mataron... ”.

No entro a analizar si el Presidente de Venezuela está llevando a cabo, junto con los Castro," el engaño del Siglo, con la historia del cáncer. Eso da para un largo artículo donde tendrían que ir expresadas numerosas interrogantes.
Lo que he querido exponer hoy es el estado mental del hombre que "gobierna" Venezuela, un tiempo desde Caracas haciendo payasadas y otro desde La Habana, a través de Twitter, mientras el país se cae en pedazos.

No comments:

Post a Comment