Monday, June 27, 2011

¿EL AÑO DE LOS NUEVOS MOVIMIENTOS SOCIALES?

O EL CAOS?

Fernando Mires


A quienes nos interesa analizar esas apariciones históricas nunca programadas, siempre impredecibles e intempestivas que son los movimientos sociales, no nos podemos quejar: 2011 ha sido más que pródigo en su producción.

Esas revoluciones democráticas ocurrieron primero donde nadie pensaba que podían aparecer: en el mundo árabe. Fueron seguidas por el Mayo español y por el Junio griego. Y hasta Chile, país cuya población joven parecía haber caído en el conformismo consumista, ha visto sus calles pobladas por vociferantes multitudes donde se cruzan dos líneas: la ambientalista y la estudiantil ¿Se trata de una simple casualidad o estamos frente a un fenómeno global? Creo que todavía es demasiado prematuro para responder a tan interesante pregunta. Pero lo más probable es que 2011 traerá consigo más sorpresas todavía. “Afírmate Catalina que vamos a galopar”.

Si quisiéramos encontrar un punto común a las manifestaciones nombradas, habría que señalar que todas -unas más, otras menos- son expresiones de luchas democráticas. En ese marco podemos hacer el intento de trazar una división. A un lado las que se manifiestan “por” la democracia. Al otro los que se manifiestan “en” democracia. Las primeras -ocurridas en el mundo árabe- intentan derribar a las implacables dictaduras militares que sobrevivieron a la caída del imperio soviético del cual esas dictaduras eran clientes ideológicos y económicos. Las segundas sólo intentan ampliar los espacios democráticos de participación política.

El carácter renovador de los movimientos sociales emergidos durante la primera mitad del año 2011 se deja ver en la primacía que alcanzan en ellos los sectores más jóvenes de la ciudadanía, lo que llevó a decir a más de algún comentador sensacionalista que nos encontramos frente a la revolución de una generación internética global. Sin embargo, los nuevos movimientos sociales aparecen, como siempre ocurre, manteniendo una relación de continuidad con los que los precedieron, en este caso, desde la segunda mitad del siglo XX.

No comments:

Post a Comment