Thursday, May 26, 2011

MIDAS Y EL ENANO

En 2003, se regalaron $ 21 millones a Irán para reparar 14 aviones que nunca más pudieron volar. Es el tipo de cooperación militar que se adelanta desde Venezuela con Estados que carecen como Venezuela de la posibilidad de auditar y transparentar sus políticas
Por: Rocío San Miguel

Desde noviembre de 2010 el diario alemán Die Welt ha reseñado la relación Chávez­-Ahmadineyad, indicando que luego de la visita del presidente venezolano a Irán en octubre de ese año, se habría llegado a un acuerdo para la edificación de una base militar operada por Irán y Venezuela para el desarrollo de misiles tierra­tierra.

En www.controlciudadano, en términos de cooperación militar con Irán sólo hemos documentado a la fecha la construcción de una fábrica de pólvora ubicada en Morón, estado Carabobo y la adquisición de 12 vehículos aéreos no tripulados de modelo no precisado.

Sin embargo a partir del precedente de la suscripción de un acuerdo militar secreto entre Rusia y Venezuela, aprobado por la Asamblea Nacional el 22 de septiembre de 2009, que obliga al Estado a declarar como información confidencial todas las operaciones técnico-militares bilaterales que adelantan ambos países; la posibilidad de la existencia de otros acuerdos militares secretos con países como Irán, Bielorrusia y Cuba es real.

La opacidad de la política militar en Venezuela es una regla y la ausencia de contrapesos en la vigilancia de la cooperación militar con países extranjeros una norma.

Más grave aún es la imposibilidad a esta fecha de conocerse la memoria y cuenta del Ministerio de la Defensa de 2010, presentada el 8 de febrero pasado en el show televisado que a tal efecto monto el oficialismo en la Asamblea Nacional, cuyo documento está desparecido al escrutinio del "pueblo" y de los propios diputados que quieran auditar la gestión.

Una memoria y cuenta que hubiese reseñado en un país democrático y transparente, al menos en una representación financiera de gastos, la construcción de una base militar acordada en el 2010 con país extranjero en territorio nacional.

Sin embargo, las evidencias fácticas de la construcción de una base misilistica iraní en Venezuela son inexistentes a la fecha. Pero ha existido y continúa la cooperación militar entre Irán y Venezuela.

Una cooperación que ha pasado por tragos amargos para el patrimonio del Estado por cierto, como cuando en el 2006 se ordeno por 21 millones de dólares aproximadamente el "overhaul" de los motores de 14 aviones caza F5-A venezolanos a la Fuerza Aérea Iraní, especialista en conseguir repuestos americanos en el mercado negro.

Ya para el año 2003, era claro para la Fuerza Aérea venezolana que el sistema quedaría en obsolescencia tecnológica, con severos problemas logísticos que superar.

A pesar de ello se regalaron 21 millones de dólares a Irán para reparar 14 aviones que nunca más pudieron volar. Lamentablemente este es el tipo de cooperación militar que se adelanta desde hace rato desde Venezuela, con Estados que, a lo interno de su sistema, carecen como Venezuela de la posibilidad de auditar y transparentar sus políticas. Es pocas palabras cualquier cosa cabe esperar...

No comments:

Post a Comment