Wednesday, April 27, 2011

DE CAMINO HACIA EL ABISMO PUBLICADO TAMBIEN BAJO EL NOMBRE DE MARCHANDO HACIA EL ABISMO

27/4/2011

Los agentes del orden en Cuba están dispuestos en lo económico a imponer los "Lineamientos" a como dé lugar
El gobierno de La Habana no quiere que se organicen campañas en el exterior a favor de los encarcelados

El gobierno de La Habana no quiere que se organicen campañas en el exterior a favor de los encarcelados



Por Angélica Mora

DIARIO DE AMÉRICA

Las barbaridades, atropellos e injusticias están a la orden del día en Cuba.
Eso no es novedad. Lo que sí llama la atención, es lo rápido que está el Régimen tratando de ir contra todo lo que pudiera salvar al país de la ruina total.

Pareciera que el afianzamiento de los raulistas en el poder, luego del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, le ha dado carta blanca a los que imponen a la fuerza la ley en la Isla.
Y no estoy hablando sólo de los disidentes, contra los cuales se han intensificado las persecuciones y arrestos.

La modalidad con ellos es que los confinamientos son por unas horas, uno o dos días a lo máximo. El gobierno de La Habana no quiere que se organicen campañas en el exterior a favor de los encarcelados. El propósito es sólo amedrentarlos y hacerlos que desistan de su activismo.

Pero, decía que los agentes del orden en Cuba están dispuestos en lo económico a imponer los "Lineamientos" a como dé lugar.

Hay inspectores en las calles, especialmente de La Habana, investigando las procedencias de las mercancías que se ofrecen a la venta en los sitios públicos y también en los lugares clandestinos.

Se revisan especialmente las gestiones que el cubano realiza para obtener las materias primas y se busca comprobar la efectividad de los pagos de los pequeños comerciantes en licencias, pagos y contratos de empleados en el negocio, por pequeño que éste sea.

Estas disposiciones están ahogando al cubano y el Régimen, en vez de ofrecerle apoyo en asesoría y préstamos, está cerrando aún más las escasas posibilidades de inyectar fuerza en la maltrecha economía de la Isla.

Las consecuencias de esta errada política en lo económico y social en Cuba -y en cualquier parte del mundo- son peligrosas, porque en el fondo es la yesca que produce los estallidos sociales.
La Cúpula gobernante de Cuba va a tener que atenerse al nuevo empujón que esta conducta la está conduciendo hacia del temido Abismo, del cual advertía el propio Raúl Castro.

No comments:

Post a Comment